Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 La Entrevista DOMINGO 4 12 2005 ABC (Viene de la página anterior) El vínculo del Estatut con la situación vasca no lo hace el PP sino Carod al entrevistarse con ETA Las cuentas de los partidos son públicas y sólo a uno le han condonado deudas de determinado volumen El PP ha sido escrupulosamente leal al pacto antiterrorista. No lo ha cumplido una de las partes lación no la hemos hecho nosotros. El que ha hecho esa vinculación ha sido el señor Carod Rovira en Perpiñán cuando se entrevista con ETA para pedirle que deje de matar y de causar terror no en toda España sino únicamente en una parte de España. Así que no se nos puede imputar a nosotros responsabilidades que son de otros. ¿España se rompe? ¿estamos en riesgo de balcanización? -Yo lo que creo es que España es una realidad que a lo largo de la historia ha demostrado estar por encima de cualquier Gobierno. De cualquiera. Hablamos siempre del pacto constitucional pero hay que recordar que España no nace de la Constitución de 1978. Puede parecer ahora que estamos en estas celebraciones una argumentación puramente jurídica o dialéctica, pero es necesario remitirse al artículo 1 de la Constitución, el que recoge que España se constituye como un Estado social y democrático de derecho ¿Qué quiere decir ese artículo? Que España es una realidad con una vocación de permanencia. Eso el legislador constituyente lo supo expresar, en la línea de un pensamiento muy profundo y muy orteguiano. España está por encima incluso de la forma jurídica que adopte. Por tanto, ¿se puede romper? Yo sé que eso no va a pasar y sé que si algún Gobierno tuviese la tentación o la incompetencia de colocar a España en situación de riesgo, lo que caería no sería España, sería el Gobierno. Hay cosas que un Gobierno no tiene capacidad de modificar, y una de ellas es la realidad de España, ése es el auténtico principio de la soberanía nacional. Los políticos no tenemos disponibilidad para cambiar esto. Hemos heredado España de nuestros padres y la hemos de transferir a nuestros hijos. -Al hilo del caso Montilla usted que hace años tuvo la responsabilidad de la secretaría general de su partido, ¿es testigo, como se nos pretende ahora hacer creer, de que es práctica común y generalizada que los Bancos y las Cajas condonen deudas a las formaciones políticas? -Las cuentas de los partidos son públicas, y ningún partido tiene esa experiencia con los volúmenes, con la consideración y con la concentración con Zapatero ha optado por esconder a sus ministros ¿Coincide con algunos de sus compañeros de partido en que éste es el peor Gobierno de la etapa democrática? -Bueno, la pregunta, más que formulármela sobre si coincido con mis compañeros de partido, habría que plantearla sobre si coincido con la opinión de la mayoría de los españoles, reflejada en las encuestas del CIS. La valoración que los ciudadanos hacen de cada uno de los ministros es la que usted me ha dicho, la más baja de cualquier Gobierno de la democracia. Luego eso no es, aunque también lo sea, un discurso de los dirigentes del Partido Popular. Es un hecho demoscópicamente demostrado. Yo sinceramente creo que el Gobierno ha concentrado el liderazgo absolutamente en la figura del presidente y salvo dos o tres ministros que tienen luz propia lo que ha optado es por esconder a los demás. Sólo tienen discurso propio Bono o Solbes. Así se ha demostrado, por ejemplo, en el conflicto de la educación, en el que tanto en su génesis como en su desarrollo y en la parte última de corrección o rectificación de algunos puntos la persona que más ausente ha estado ha sido la ministra. Ustedes mismos podrían contabilizar en la aparición en los medios una mucho mayor presencia de Alfredo Pérez Rubalcaba que de la ministra en todo este proceso. Y eso no puede ser casualidad. Responde a una estrategia política: sólo el presidente es el referente del proyecto y los ministros tienen que pasar a un segundo plano. Eso, cuando se tiene que gestionar para la sociedad es un error importante, porque un ministro tiene que tener autoridad. Cuando un sector o unos sectores sociales se tienen que sentar a hablar con la Administración necesitan un interlocutor con autoridad política, no simplemente con nombramiento vigente en el BOE. la que le ha ocurrido al caso que se está comentando. Son hechos objetivos. Ahora bien, deberíamos abordar y deslindar lo que es una gestión de partido de lo que es una gestión para el interés general de todos los ciudadanos. ¿Cree que Rodríguez Zapatero tiene un rumbo propio o se deja llevar por la improvisación? -De momento tiene un rumbo clarísimo, que es el de dejar que pase el tiempo lo más rápidamente posible hasta las próximas elecciones generales. El Gobierno tiene hoy, más que objetivos programáticos, objetivos temporales. En cuanto a si tiene un proyecto político, lo cierto es que, si lo tiene, no lo conocemos, y no sé qué me preocupa más, si que no lo tenga, que esa apariencia de improvisación permanente sea la realidad, o que, si lo tiene, no lo haya compartido con la sociedad española, ni en la campaña electoral ni luego desde la Presidencia del Gobierno. No nos ha dicho cuál es el punto último de su recorrido y los ciudadanos españoles tenemos derecho a saberlo.