Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 La Entrevista DOMINGO 4 12 2005 ABC Para el alcalde de Madrid, que estamos ante el peor Gobierno de la democracia no es una opinión del PP, sino un hecho demoscópicamente demostrado ALBERTO RUIZ- GALLARDÓN Alcalde de Madrid España no se puede romper porque es una realidad anterior a la Constitución Está cómodo en la Casa de la Villa ningún cargo, hasta ahora, me ha dado tantas satisfacciones como el de alcalde y de momento en su agenda sólo está escrita la certeza de una mudanza: la física, cuando traslade la sede del Ayuntamiento a Cibeles, a nuestra señora de las telecomunicaciones Alberto Ruiz- Gallardón quiere esgrimir únicamente lo tangible, su proyecto de dos legislaturas para Madrid y se evade de cualquier especulación que lo sitúe junto a Mariano Rajoy en lista del Partido Popular para las próximas elecciones generales. No está por los desmentidos rotundos, pero tampoco da pistas. Lleva tantos años al borde del área de la política nacional sin rematar la jugada que, de momento, prefiere despejar por alto y evitar el desgaste de la refriega diaria. Por eso se Nadie habría augurado hace unos años su actual entusiasmo por la política municipal, como nadie cree a día de hoy que su recorrido político termine en el Ayuntamiento de la capital TEXTO: BLANCA TORQUEMADA FOTOS: ERNESTO AGUDO eleva a conceptos inmutables como el de España ningún Gobierno la puede romper porque es una realidad anterior a esta Constitución para hacer una oposición didáctica. Conoció el accidente del helicóptero en el curso de una rueda de prensa, y ya desde el alivio: supo a la vez que se había producido el siniestro y que los ocupantes no habían resultado heridos de gravedad. -Hace poco más de un año pronució usted un discurso de autocrítica en el Congreso del Partido Popular, en el que declaró: Algo hemos hecho mal y se refirió a una inadecuada transmisión del mensaje. ¿Cree que el cambio propugnado se ha llevado a cabo? -Sí, rotundamente sí. Lo cierto y verdad es que en las últimas elecciones nosotros no supimos identificar un sentimiento mayoritario entre los españoles. Después, el partido ha analizado todas las circunstancias, las que depen- den de decisiones internas y las sobrevenidas por acontecimientos externos. Es una reflexión que había que hacer, después de ocho años gobernando España. Y yo creo con toda sinceridad que en este año largo con Mariano Rajoy al frente hemos recorrido ese camino. Y no sólo porque lo digan las encuestas, que también, aunque sólo sean indicativas de unas tendencias, sino porque en este tiempo el PP se ha abierto y se ha encontrado con la mayoría de la sociedad española. Para un partido es muy peligroso dejar el poder, porque desde el Gobierno la comunicación con los ciudadanos se produce a través de las Administraciones Públicas y después se corre el riesgo de perder ese contacto, como le sucedió al PSOE en 1996. Pero, en nuestro caso y con esa dificultad, no sólo no nos he-