Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 3 12 2005 Los sábados de ABC 103 Los cinco grandes El Bulli. Cocinero Ferrán Adriá. Dirección: Cala Montjoi, Rosas (Gerona) 97 215 04 57. Abre sólo noches entre el 1 de abril y el 30 de septiembre. Precio medio: 155 Arzak. Cocinero Juan Mari Arzak. Dirección: Alto de Miracruz, 21. San Sebastián. 943 27 84 65. Cerrado domingo noche y lunes. Precio medio: 110 Can Fabes. Cocinero Santi Santamaría. Dirección: Sant Joan, 6. Sant Celoni (Barcelona) 93 867 28 51. Cerrado domingo noche y lunes. Precio medio: 125 Sant Pau. Cocinera Carmen Ruscalleda. Dirección: Nou, 10. Sant Pol de Mar (Barcelona) 93 760 03 62. Cerrado domingo noche, lunes y jueves al mediodía. Precio medio: 110 VIVIMOS COMO SUIZOS ROSA BELMONTE DEMASIADAS PELÍCULAS Tres de los grandes: Ferrán Adriá, Juan Mari Arzak y Martín Berasategui Martín Berasategui. Cocinero Martín Berasategui. Dirección: Loidi, 4. Lasarte (Guipúzcoa) 943 36 64 71. Cerrado domingo noche, lunes y martes, y de mediados de diciembre a mediados de enero. Precio medio: 120 Santi Santamaría Carmen Ruscalleda EL TOP DE LAS GUÍAS El Bulli... ...18,50 Arzak ...18,50 Can Fabes 18,50 Sant Pau ...18,50 Martín Berasategui ...18,50 El Celler de Can Roca 17,50 Akelarre ...17,50 Atrio ...17,50 Zuberoa ...17,50 Santceloni ...16 Mugaritz ...15,75 La Broche 15 Las Rejas... ...15 La Alquería ...14,50 Ca Sento ...14,25 Casa Gerardo ...14,25 El Chaflán ...14,25 Andra Mari 14 La Terraza del Casino 14 Hispania ...13,75 Tristán ...13.75 A continuación aparece uno de los restaurantes más controvertidos de este año. La Michelin le ha subido de una a dos estrellas, la Campsa le ha bajado de tres a dos soles, y en otras guías ha recibido o grandes elogios o grandes críticas. Se trata de Mugaritz, en Rentería, establecimiento de Andoni Luis Aduriz, uno de los más jóvenes representantes de nuestra nueva cocina. Tras él, empatados, otro madrileño, La Broche, del mediático Sergi Arola, y un castellano- manchego, Las Rejas, de Las Pedroñeras (Cuenca) con Manuel de la Osa al frente y perjudicado por su emplazamiento. Muy cerca de ellos, La Alquería, el restaurante del encanta- El cine ha ensayado cirugías superadas ahora por la realidad N Los nuevos tres soles de la Campsa esta semana en Horcher. Carlos Horcher, Pedro Morán (Casa Gerardo) Raúl Aleixandre (Ca Sento) -obligado a ponerse una corbata de la casa- -y Marcos Morán dor hotel Hacienda de Benazuza, de Sanlúcar la Mayor (Sevilla) que cuenta con el asesoramiento directo de Ferrán Adriá. Tras ellos, el asturiano Casa Gerardo, de Prendes, donde Pedro y Marcos Morán encabezan la positiva revolución de la cocina de aquella región, una de las punteras de España. Y empatados con él, el valenciano Ca Sento, que tiene como cocinero a Raúl Aleixandre, referente de la cocina levantina, y el madrileño El Chaflán, del que es propietario y cocinero Juan Pablo Felipe. La lista sigue con otro establecimiento de la capital de España, La Terraza del Casino, donde ejerce Paco Roncero asesorado también por Ferrán Adriá, y junto a él Andra Mari, de Galdácano. La lista de veinte (21 en realidad) se completa con el Hispania, el restaurante de las hermanas Reixach en Arenys de Mar, toda una tradición en la cocina catalana, y Tristán, otro clásico, situado en Calviá (Mallorca) Las máximas calificaciones siguen siendo para establecimientos y cocineros vascos y catalanes o sé si cuando no tienes nariz, ni labios, ni mentón alguien con todas las piezas en su sitio puede hablarte de la ética de cambiar esa cara que no tienes. Al menos sin que se le caiga la suya. Autoridad auctoritas cero. Aquí estoy con Oscar Wilde en eso de que tener buen aspecto y vestirse bien es algo esencial, pero buscarle un propósito a la vida no lo es. Lo primero es lo primero. Y Wilde partía del supuesto de un rostro homologado, no del de El hombre elefante A propósito de la operación francesa, veía en la tele a una señora sin rostro (con una venda en la cara) y que se comunicaba mediante lenguaje de signos. El marido traducía que ella también se quería someter a una operación de ese tipo. Si técnicamente es posible, con todos los riesgos y todos los inmunosupresores, si hay facultativos dispuestos a hacerla, ¿cómo se le puede negar algo así? Los comités éticos sostienen que el receptor puede tener problemas de identidad. ¿Y no los tiene con la cara resultante del accidente, la mordedura del perro o la enfermedad? Sin necesidad de tragedias, yo misma empiezo a tener problemas de identidad. Es el problema de envejecer. Y supongo que también los tendrá Robert Redford. ¿Quién le mandaría tocarse la cara? Tanto Sundance, tanto Sundance y al final es igual de petardo que Cher. También se dice que el paciente debe tener solidez emocional porque debería enfrentarse a una imagen extraña en el espejo día tras día. Hombre, supongo que se acostumbraría. A lo que quizá no se acostumbre es al aspecto que no quiere tener. Todas las objeciones parecen razonables, como también lo es que alguien quiera asumir los riesgos a cambio de los beneficios. Desde luego, habría que dar un pescozón a aquel tipo al que no le gustó la mano que le habían puesto de un muerto (operación que hizo el mismo cirujano de ahora) Vamos, después del trabajazo. Y leo cada melonada. Por ejemplo, ¿qué pasaría si alguien reconociera por la calle la cara del muerto? Pero marmolillo, que esto no es Cara a cara la historieta de John Travolta y Nicholas Cage. Hombre, que el operado no se parecerá a sí mismo, pero tampoco tendrá la cara del donante (hablamos de trasplantes parciales) Hemos visto demasiadas películas. Tampoco es Arsénico por compasión con Raymond Massey luciendo la cara de Boris Karloff, para cachondeo de los demás. Esto es más serio.