Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 3 12 2005 Los sábados de ABC 101 Con el recuerdo de este sobrecogedor paisaje aún vivo, el buque reemprende el camino y atraviesa los 45 kilómetros de Wu, la segunda garganta. Dividida en dos secciones, en ella resaltan los picos de 12 montañas que se divisan entre la bruma que envuelve al desfiladero y que preceden a Xiling, la tercera garganta. Con 76 kilómetros, éste es el tramo más largo y uno de los más ricos, puesto que alberga la reserva de Shennongja, con la cima más alta del interior de China, con 3.052 metros, y el templo de Huangling, el más antiguo de la región. Esfuerzo de ingeniería Ciudades como Wushan han surgido al calor de la presa, reemplazando núcleos anegados ce tres años y cuya nueva urbe se levantó entre 1994 y 2002. Tras hacer noche en dicha ciudad, que ha aumentado su población desde los 40.000 hasta los 70.000 habitantes, los pasajeros abandonan el barco para recorrer en pequeñas lanchas las Tres Gargantas Menores. Así se conoce al conjunto de estrechísimos y bucólicos corredores de agua por los que discurre el río Daling, uno de los afluentes del Yangtsé, entre Wushan y Wuxi, donde el cauce se reduce aún más en las Tres Gargantas Diminutas. Al final del camino, en Yichang, aguarda el embalse de Sandouping, una mastodóntica mole de cemento que estrangula al Yangtsé en sus 2,3 kilómetros de largo y que provoca una caída del agua de 185 metros. Con dicho desnivel, las 26 turbinas, que estarán a pleno rendimiento dentro de cuatro años, generarán 84.700 millones de kilovatios por hora al año. Tal producción representará el 11 por ciento de la acuciante necesidad de energía que requiere el extraordinario desarrollo del coloso oriental. Además, el embalse, que formará un lago de 600 kilómetros hasta Chongqing, servirá para controlar los desbordamientos del río Yangtsé, cuyo cauce debe salvar en este punto un desnivel de 113 metros. La presa cuenta con cinco esclusas con capacidad para ocho barcos de hasta 4.000 toneladas y, en el futuro, dispondrá de un elevador para los de menos de 3.000 toneladas. En definitiva, una maravilla de la ingeniería en la que han participado 250.000 trabajadores y que, en principio, tenía un presupuesto de 203.900 millones de yuanes (20.771 millones de euros) pero en el que las autoridades han asegurado ahorrar hasta 23.000 millones de yuanes (2.362 millones de euros) Ya de regreso a Chongqing, la travesía incluye durante el tercer día una visita al templo de Zhang Fei, que honra la memoria de un noble general que vivió durante el Periodo de los Tres Reinos y donde se guardan cientos de valiosas inscripciones en tablas de piedra realizadas por famosos escritores de varias épocas. Por último, la coqueta pagoda de madera roja de Shibao Zhi, cuyos 12 pisos fueron levantados en el siglo XVII, despide a los viajeros del Yangtsé antes de que, a finales de año, el agua suba de 135 a 175 metros y la convierta en una isla en medio del río más largo y, sin duda, más bello de China. Por el camino aparecen prodigios de la Naturaleza y rastros de la vieja cultura china Feng Du, la ciudad fantasma La última escala de este espectacular recorrido por el Yangtsé es Feng Du, donde se alza un curioso templo dedicado a los espíritus del más allá y conocido en toda China como la Ciudad Fantasma En la falda de este santuario, permanece aún en pie el viejo pueblo de Feng Du, otra ciudad fantasma en la que un millar de vecinos sigue viviendo y trabajando en medio de edificios en ruinas o a punto de ser demolidos. Uno de ellos es Fu Jingling, un joven de 23 años que regenta un destartalado puesto de refrescos junto a su mujer, embarazada de ocho meses a sus 21 años. Ambos forman parte de los 1,13 millones de habitantes de la ribera del Yangtsé que van a ser realojados por la subida de las aguas debido a la construcción de la presa de las Tres Gargantas. Tras la inundación de 19 ciudades, 326 pueblos, 1.600 industrias y 1.300 restos arqueológicos, más del 80 por ciento de los afectados ya se ha trasladado a las nuevas ciudades que pueblan las orillas del Chiang Jiang. Para ello, el Gobierno ha invertido 42.900 millones de yuanes (4.420 millones de euros) en uno de los mayores movimientos de población de la Historia. Aunque no han faltado las protestas por las bajas indemnizaciones percibidas, muchos propietarios han mejorado su situación accediendo a viviendas más modernas y otros, sobre todo los granjeros con tierras, han tenido que marcharse a otras provincias. El templo de Zhang Fei, con cientos de piezas de las dinastías Han a la Tang