Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
100 Los sábados de ABC SÁBADO 3 12 2005 ABC UN CRUCERO POR EL YANGTSÉ Entre montañas y barrancos, el río sigue su curso hacia un destino, las Tres Gargantas, gigantesca obra que ha transformado aspectos del paisaje (Viene de página anterior) alberga 15 distritos y 25 condados, es el punto de partida de los 100 cruceros, 40 de ellos de gran lujo, que surcan el Yangtsé en dirección a Yichang, la ciudad de la vecina provincia de Hubei donde se alza majestuoso el embalse. Una de esas embarcaciones es el Victoria VII, un navío de 87 metros de eslora y con capacidad para 163 pasajeros en el que Los Sábados de ABC realizó esta espectacular travesía, cuyo precio oscila entre los 300 euros de los camarotes más sencillos y los más de 500 que cuestan sus diez suites y habitaciones de alto nivel. Tras zarpar del impresionante embarcadero de Chaotianmen, donde han proliferado los rascacielos que configuran el particular y caótico skyline de Chongqing, el Victoria VII se adentra en el Yangtsé justo en su confluencia con el río Jianling. Embarcaciones clásicas para hacer una escapada por las llamadas Tres Gargantas Menores es navegable en buena parte de sus 6.340 kilómetros, entre los que destacan su paso por las Tres Gargantas. Tras nacer en el altiplano del Qinghai- Tíbet, a 6.621 metros de altitud, el Chiang Jiang o río grande alcanza su máxima expresión en este tramo de casi 200 kilómetros en el que se estrecha entre abruptos barrancos de 80 y 100 metros de altura cortados a cuchillo. Ése el sensacional paisaje que aguarda después de pasar la primera noche en el barco. A la mañana siguiente, la nave se ha plantado con su ritmo parsimonioso en la Puerta de Kui, donde comienzan los ocho kilómetros por la primera garganta, Qutang. Uno de los ríos más largos En la oscuridad de la noche, las luces de neón de los edificios se reflejan sobre el agua, donde los más elitistas yates con restaurantes conviven con desvencijados cargueros que circulan por el río desde la populosa ciudad de Chengdu, en la provincia de Sichuan, hasta su desembocadura en el Océano Pacífico a la altura de Shangai. No en vano, el Yangtsé, el tercer río más largo del mundo tras el Nilo y el Amazonas, El templo de Baidicheng, otra parada, acogió a los grandes poetas clásicos nacionales chinos sos sobre la belleza de las Tres Gargantas. Conocida también como la Ciudad de los Poemas, Baidicheng conserva aún muchas de estas obras inmortales, por lo que el santuario se salvará de ser engullido por la subida de las aguas y se convertirá en una isla. En este sentido, la construcción de la presa ya ha provocado que el río se eleve hasta los 140 metros sobre el nivel del mar, por lo que seguirá ascendiendo hasta los 175 metros. En dicha crecida, el agua ha inundado ciudades como el vecino municipio de Feng Jie, que permanece en el fondo del Yangtsé desde junio de 2003. En el mismo lugar de la orilla que ocupaba, pero varias decenas de metros más arriba, ha sido construida la nueva ciudad, mucho más moderna y funcional que la anterior y donde viven 120.000 personas. Sombras del Peleolítico Una vez dejada atrás Feng Jie, el cauce se encoge peligrosamente hasta los 100 metros de anchura, dificultando una navegación que atraviesa cumbres de más de 1.000 metros de altura. En muchas de ellas, como el Monte de la Sal Blanca, se pueden apreciar aún las inscripciones realizadas en la roca durante la Dinastía Song (960- 1279) y hasta tumbas incrustadas en la pared que proceden del Paleolítico. Antes de pasar a la segunda garganta, denominada Wu, el Victoria VII atraca en Wushan, otro núcleo anegado ha- Antes de penetrar en la misma, el Victoria VII hace una pequeña parada en el templo de Baidicheng (Ciudad del Emperador Blanco) que data de finales de la dinastía Han (206, a. C. -220) y donde los poetas clásicos chinos, como Li Bai, Bai Juyi y Lu You, escribieron sus más inspirados ver-