Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 Economía SÁBADO 3 12 2005 ABC La Mutua cierra la compra del grupo de seguros de salud Aresa por 352 millones Es la primera vez que la compañía madrileña crece por una adquisición b Aresa es la primera compañía EL BCE Y LA PRECIPITACIÓN Proliferaron los lamentos sobre el cuartillo de subida en los tipos por parte del Banco Central Europeo, y las críticas por su precipitación con dos argumentos: no hay tensiones inflacionarias y el crecimiento se recupera. El sosiego ante la inflación resulta infundado, y no sólo por la bien conocida senda alcista en los precios de los activos, que no recoge un IPC deficiente a la hora de ponderar cambios en la productividad- -el economista español Juan E. Castañeda Fernández aborda el problema en el último número de Economic Affairs- Además, la inflación subyacente, a la baja desde finales del veraCARLOS no de 2004, ha dejado de RODRÍGUEZ BRAUN descender. Es verdad, como recuerda el último número del Boletín del Instituto Flores de Lemus, que el BCE no tiene establecidos objetivos según este indicador, y que las perspectivas en otros precios, como el petróleo, son mejores, pero el Instituto sostiene que la probabilidad de alcanzar la inflación del 2 es muy baja para los próximos seis meses, y del 60 para finales de 2006. En cuanto a la recuperación, sería exagerado calificarla de algo más que de moderada, a lo que hay que añadir el problema típico de las uniones monetarias del que se hacían eco ayer Yolanda Gómez en ABC y la columna Lex del Financial Times: tenemos una sola política monetaria y economías diferentes. Si la subida de tipos encaja con economías que crecen, como la española, el logro del objetivo inflacionario del 2 puede requerir que Alemania registre una deflación. Hablando de exageraciones, la expresión restricción monetaria lo es, puesto que no refleja lo que está pasando. Mientras que la subida ha sido mínima, la oferta monetaria sigue creciendo y los tipos de interés reales apenas superan el cero. Sólo cabe alegar que el BCE ha enviado una señal de que puede estar dispuesto a empezar a contener los notorios estímulos que ha mantenido en vigor durante el último lustro. El papel de la autoridad monetaria en la formación de expectativas es, por supuesto, crucial, y vale para cualquier cosa que haga, por pequeña que sea. Pero no cabe olvidar ni sus responsabilidades ni sus intereses, singularmente el de legitimar su intervención. Así, era esperable que sugiriera que no tiene ninguna prisa en seguir subiendo tipos, como si todo dependiera de sus deseos y medidas. En lo que sí se precipitará siempre es en la atención a su propia imagen, y por todos los medios procurará subrayar que no ocasiona males sino que se anticipa a ellos y los previene. Hace pocos días, a propósito del gran asunto del impacto sobre los precios, declaró Trichet: He dicho que los riesgos han aumentado, y no que se hayan producido efectos. Si se hubieran producido, entonces ya sería tarde de seguros de salud en España por margen de solvencia, el 640,72 más del doble que el de su inmediato competidor A. L. D. MADRID. Mutua Madrileña ha llegado a un acuerdo para la adquisición del 100 de Aresa por 352 millones de euros (58.567 millones de las antiguas pesetas) compañía especializada en asistencia médica que cuenta con más de 517.000 asegurados y un volumen de primas superior a los 150,7 millones, tal como ayer avanzó ABC. José María Ramírez Pomatta, presidente de Mutua Madrileña, y Manuel Guerrero de Castro, presidente de Aresa, firmaron ayer en Barcelona el acuerdo de venta, realizada en su totalidad con fondos propios de Mutua Madrileña, informa la compañía madrileña. La operación, gestada durante los últimos meses, permite a la Mutua seguir su estrategia de diversificación de productos y sectores sin renunciar a su condición de líder del sector del automóvil. Por ello ampliará en breve sus actividades a seguros de salud y dependencia. Así, asegura el grupo madrileño, la compra de Aresa tiene para la Mutua cinco efectos: suma a casi dos millones de mutualistas 517.000 nuevos clientes; se convierte en la séptima compañía de salud en España; entra en los ramos de enfermedad y decesos, también incluidos en Aresa; diversifica su negocio cualitativa y geográficamente, al estar presentes en 21 provincias; y se consolida como la aseguradora más solvente y rentable de España. El presidente de Mutua Madrileña declaró ayer que se trata de la operación más importante realiza- El presidente de la Mutua, Ramírez Pomatta, a la izquierda, tras la firma ABC de la compra de Aresa con el presidente de la aseguradora, Guerrero de Castro da por la compañía en sus 75 años de historia porque por vez primera crecemos mediante la compra de un empresa. Un hecho inédito que nos reafirma como la compañía de seguros número uno. Esta compra es la punta de un iceberg. Es el primer paso de lo que será el gran proyecto de salud de Mutua Madrileña, que la colocará en 2010 como una de las tres primeras sociedades médicas del país Fundada en 1961, Aresa es una de las compañías líderes en el ramo de asistencia y la única totalmente independiente de grandes empresas y grupos nacionales e internacionales. Es la primera compañía de seguros de salud en España por margen de solvencia, con un 640,72 más del doble que el de su más inmediato competidor, lo que la convierte en la empresa más sólida del sector. Está presente en todo el territorio nacional, con 28 delegaciones en 21 provincias. El 50 de su negocio está situado en Cataluña, el 25 en Madrid y la zona centro, el 10,25 en Andalucía, el 6,43 en el norte de España, el 4,68 en Levante y el 1 en Aragón. Para Aresa, que tras su adquisición por la Mutua mantendrá su marca y equipo directivo, encabezado en calidad de consejero delegado por Juan Ignacio Guerrero Gilabert, la asistencia sanitaria supone el 87 de su cifra de negocio y, decesos y accidentes, el 10 El resto lo representan seguros de vida. Finalmente, reconocen fuentes de la Mutua, la compra de Aresa responde a su política de buscar alianzas con socios de referencia y líderes en sus sectores, como es el caso de Banco Santander, donde ya controla más del 1 de capital; de ACS, con cerca del 2 y de Inmobiliaria Colonial, de la que la Mutua ha adquirido recientemente un 10 Euro 6000, 4 B y ServiRed dejarán de ganar 2.000 millones al bajar sus tasas P. C. MADRID. Euro 6000, 4 B y ServiRed dejarán de ganar unos 2.000 millones de euros al tener que rebajar las tasas que cobran a los comerciantes por el pago con tarjetas, según aseguró ayer el presidente de 4 B y consejero delegado del Banco Popular, Francisco Fernández Dopico. Estas pérdidas se producirán como consecuencia del acuerdo fir- mado ayer con los comerciantes, y que pone fin al conflicto que han venido manteniendo por las elevadas tasas que cobraban. Una crítica que les llevó a interponer una denuncia ante el Tribunal de Defensa de la Competencia. El acuerdo supone que las tasas de intercambio que se sitúan en la actualidad en el 2,32 pasarían a un 1,4 en 2006, un 1,3 en 2007 y un 1,1 en 2008.