Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 Madrid SÁBADO 3 12 2005 ABC SE DICE SE COMENTA ZAPATERO Y LAS FOTOS Zapatero visitará hoy un centro de atención a minusválidos de Leganés. Da la casualidad de que el complejo es el único de toda la región que pertenece al Estado (Imserso) En la Real Casa de Correos se preguntan por qué el presidente del Gobierno no ha optado por visitar algunos de los muchos centros que la Comunidad tiene para atender a personas con alguna discapacidad. Sin querer darle muchas vueltas, hay quien piensa que la maniobra de Zapatero sólo persigue evitar una foto con Aguirre o la consejera de Asuntos Sociales. MADRID AL DÍA FLORES PARA AGUIRRE Tras el accidente del helicóptero, Aguirre y Rajoy volvieron a nacer el jueves por la mañana en Móstoles. El siniestro también le ha servido a la presidenta regional para comprobar los muchos amigos y simpatizantes que tiene. Los trabajadores de la Puerta del Sol se las vieron y desearon todo el día de ayer para hacerle un sitio a la gran cantidad de ramos de flores que recibió. Llegó un momento en que no cabían en su despacho, por lo que los empleados tuvieron que utilizar los pasillos de su planta para hallarles un acomodo. RECICLANDO MANUEL DE LA FUENTE LA OPINIÓN DEL LECTOR Pueden dirigir sus cartas a esta sección: Correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Fax: 917 424 104. Correo electrónico: madrid abc. es Situación insostenible en la M- 607 Me gustaría poner de relieve la caótica situación que vivimos cientos de miles de vecinos de la Sierra Norte ante la imposibilidad de circular de manera fluida por nuestra única vía de conexión, la conflictiva y peligrosa M- 607. Esta arteria que nutre municipios en continua expansión, como Alcobendas, Tres Cantos, Colmenar Viejo, Soto del Real y Cerceda, por citar algunos, sufre retenciones de más de 20 kilómetros diarios, siendo un radar para el control de la velocidad la única medida adoptada. Irrisorio. Si ya de por si la falta de infraestructuras en esta zona (sin Radial 1, sin cierre de M- 50, con pésimos accesos a Alcobendas, etcétera) convierte el trafico en una pesadilla, las actuales obras en la entrada a la altura de Herrera Oria, las obras del AVE y el carril bicicleta han creado una situación insostenible. Y se esperan movilizaciones. Agustín Diez Biurru vos que inmovilicen el vehículo, que el minusválido se quede en casa. Si el hermano, primo o amigo del minusválido le quiere llevar al cine, al fútbol o de excursión por España, no tendrá nada que hacer en cuanto a estacionar en los lugares disponibles para este colectivo. Es posible que piensen que en hora punta se puede uno subir a un autobús con una silla de ruedas. Lo mejor de todo ello, son las razones que esgrime el Negociado de Autorizaciones Especiales del Ayuntamiento de Madrid. Parece ser que se han detectado ciertos abusos cometidos con estas tarjetas y para evitarlo se castiga a aque- llos inocentes que solamente hacen uso adecuado de la tarjeta. Si existen dichos abusos castíguese o múltese al culpable pero no que no se limiten por ello los derechos de los que cumplen las ordenanzas. Es la nueva teoría jurídica del equipo de Alberto Ruiz- Galladón: mejor que no se escape un culpable aunque para ello caigan cien inocentes. En una palabra, los minusválidos madrileños son de segunda y sus derechos diferentes a los del resto de España y no digamos de Europa. Y todavía queríamos ser ciudad olímpica. Roberto Martínez Álvarez Minusválidos de segunda Desearía denunciar la situación que están sufriendo en Madrid todos aquellos minusválidos o familiares de éstos que deben hacer uso de vehículo propio para su traslado. Desde hace tiempo existe una pegatina europea de color azul con el conocido símbolo blanco de la silla de ruedas que faculta aparcar, además de en los lugares especiales para ellos, el estacionamiento sin límite de tiempo en las zonas con limitación. Este año se está procediendo a la actualización de las autorizaciones. Sin embargo, y para demostrar que Madrid aún no es Europa, las nuevas pegatinas que el Ayuntamiento prepara- -lleva un año en ello- -no serán como las europeas donde no aparece matrícula alguna. La pegatina madrileña sí la lleva impresa. Es decir, que si un familiar o amigo del minusválido desea trasladar a éste en otro turismo que no sea el del propio discapacitado, no podrá beneficiarse de las facilidades que otorga la tarjeta. Aún más, si la familia del minusválido posee más de un vehículo, estarán condenados a trasladarlo siempre en el mismo coche. Si hay averías u otros moti- asta darse un pequeño voltio por provincias (ni mencionemos el llamado extranjero) para cerciorarse (por si quedaba algún bienintencionado y crédulo ciudadano madrileño) de que Madrid está hecha unos zorros. Unas veces (muchas) es por pura desidia e incivismo de los mismos habitantes que hacen en la calle lo que ni locos harían en su casa: escupir, dejar al perro que haga sus llamadas necesidades, no usar las papeleras, vaciar los ceniceros del coche, en fin, nada nuevo. Claro, como nadie es de Madrid... porque seguro que si a uno se le ocurre hacer lo mismos en sus queridos pueblos, ya estaríamos con lo de es que los de la capital son unos guarros. Pero otras veces (muchas también, demasiadas, es exasperante) parece que es la falta de celo, la falta de esfuerzo y la pereza de nuestros munícipes. Hace tiempo que el Ayuntamiento tuvo la sana y limpia idea de colocar contenedores para que el pueblo, en lugar de darse al secular ¡agua va! se moleste en ir echando en ellos el cartonaje vario, el vidrerío vario, los plásticos y los brik de Pascual y el vinorro de mesa. Buena idea, buena teoría, pero la puesta en práctica deja mucho, muchísimo que desear. Los contenedores son pocos y son pequeños y, además, los camiones de recogida pasan con una frecuencia cuando menos escasa, una frecuencia, digamos, modulada. Además la abertura de los citados contenedores es tan estrecha que hay que llevarse el cartón bien troceadito de casa (ardua tarea, prueben a desbaratar la caja en la que se han traído el ordenador o la televisión de plasma) porque no cabe nada. ¿Resultado? A los pies de estos recipientes se acaban almacenando cantidad de materiales en vías de reciclaje. Si hay suerte y no pasa ningún vándalo, allí duermen el sueño de los justos hasta que pasa el camión. Pero como por allí aterrice algún aprendiz de Ronaldinho (bueno, si fuese así tendría un pase) olvídense. Aquello es una auténtica carnicería. Algo similar ocurre con la ronda de recogida de trastos viejos. De modo y manera que el día que pasan (cada dos meses, creo recordar) el que no recuerda ni se acuerda de lo que quiere tirar es uno mismo. Tampoco parece tan difícil que en las casas de nueva construcción se vayan instalando esos artilugios (los hemos visto en las pelis, luego existen) que permiten echar la basura en la cocina y que vaya a parar directamente al contenedor de la basura. Vamos, que así pasa, que se viaja uno a provincias y luego le entran a uno ganas de todo. De todo, sí, menos de volver a corral. Y no de comedias, ciertamente. B