Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 3 12 2005 Internacional 29 La Justicia italiana confirma la condena del ex brazo derecho de Berlusconi A Previti le queda sólo el recurso al Supremo para evitar la cárcel de apelación de Milán ratifica la pena de cinco años por el soborno al juez Renato Squillante en el caso de la compra del grupo alimenticio SME CRISTINA CABREJAS SERVICIO ESPECIAL ROMA. A Cesare Previti, ex abogado de Silvio Berlusconi, sólo le podía haber salvado de una nueva condena la última ley aprobada esta semana en el Parlamento, que preveía la reducción de los tiempos de prescripción, llamada incluso salva Previti por la oposición. Pero los socios de Berlusconi, le hicieron la última jugada y le obligaron a cambiarla, añadiendo que no era válida para los procesos en curso. Por eso, ayer, el que fue brazo derecho de Il Cavaliere recibió un nuevo golpe judicial cuando el tribunal de apelación de Milán confirmó la condena a cinco años por el soborno al juez Renato Squillante en el caso de la compra del grupo alimenticio SME. Una sentencia que corroboraba la emitida en primera instancia por un Tribunal de Milán el 23 de noviembre de 2004 y con la que también fueron condenados el abogado Attilio Pacifico, a cuatro años por corrupción simple mientras que al juez Squillante el veredicto en apelación le rebajó la pena de ocho a siete años de reclusión por corrupción en actos judiciales De esta manera, el ministro de Defensa en el primer gobierno Berlusconi y aún diputado de Forza Italia recibió la nueva condena que le deja sólo la opción de presentar un recurso al Supremo o de la prescripción, visto los tiempos de la Justicia italiana. b El tribunal Como cada vez que sucede algo en este proceso, la política tomó la palabra y en este caso fueron los hombres de Forza Italia quienes defendieron con uñas y dientes a su compañero de partido, aludiendo a la conjura judicial, mientras que desde los bancos de la oposición se pedía respeto por la justicia y algunos pidieron la dimisión del diputado Previti. Éste comparó la sentencia con un tiro de pistola añadiendo que se trataba de una ejecución planeada, una condena que llega tras un proceso que parte de un testigo falso, de un debate fundado en un fascículo con pruebas inexistentes, inventadas y del que desaparecieron actos y documentos muy importantes Cesare Previti AP Berlusconi, más afortunado La condena se refiere a un único episodio en el largo y entramado juicio por los sobornos a jueces para beneficiar a los intereses de Berlusconi y su empresa Fininvest en la compra del grupo alimenticio SME en el 1991: la transferencia de 364.560 euros por parte de la Fininvest a una cuenta de Previti, cifra que el abogado destinó al juez Renato Squillante, con la ayuda del abogado Attilio Pacifico. El resto de las acusaciones de otros sobornos a jueces durante la operación no pudo ser probado y fue desestimado también en la apelación. Mejor suerte tuvo el presidente del Gobierno, Silvio Berlusconi, cuando el pasado 9 de diciembre, por el mismo proceso, el tribunal decidió conceder la absolución por corrupción de jueces en el caso de la compra del grupo alimenticio SME, mientras que sobre la otra acusación de presuntos pagos al juez Renato Squillante, el cargo cayó en prescripción al haber pasado 8 años del hecho.