Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 Nacional SÁBADO 3 12 2005 ABC Asesinan a dos hermanos de etnia gitana en una casa de Valladolid b La dueña de la vivienda, en una zona marginal, también fue tiroteada y su estado es muy grave; la Policía cree que el crimen obedece a un ajuste de cuentas por droga JAVIER BARRIO VALLADOLID. Dos hermanos asesinados y una mujer en coma. Valladolid se despertó ayer con la noticia de un sangriento crimen ocurrido en una zona marginal de la ciudad que tuvo su origen en un ajuste de cuentas por droga, según las primeras investigaciones. Las dos víctimas mortales son de etnia gitana. La primera noticia se recibió en el 091 a la 1.23 horas de la madrugada del viernes. Una llamada alertaba de un atropello en la calle Guadalquivir, en el barrio de las Delicias. Poco después Emergencias 112 informó de que una mujer había acudido al centro de salud de esa barriada pidiendo ayuda porque había un herido en el número 5 de la calle Tajo. En la primera dirección, la Policía no halló rastros de ningún atropello. Sin embargo, al llegar a la calle Tajo los agentes se encontraron con el primer muerto. En el portal del número 5 yacía un varón con varias heridas por arma de fuego; a través de una ventana del piso bajo, los agentes descubrieron el segundo cadáver. Los bomberos tuvieron que intervenir para que los funcionarios accedieran a la vivienda. La víctima, tendida en el suelo presentaba varios golpes producidos por un bate de béisbol y heridas de arma blanca. Vivienda de Tenerife sobre la que cayó una torreta de la luz durante el paso de Delta DESIREÉ MARTÍN En pleno centro, a metros del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, hubo personas que tuvieron que arreglárselas más de tres días sin electricidad, tras el paso devastador de la tormenta tropical Delta por Canarias el pasado lunes Echada y alumbrada sólo por las velas, parecía mi propio funeral TEXTO: BERNARDO SAGASTUME FOTO: DESIRÉE MARTÍN Indicios sobre la autoría Agentes de la Policía Científica identificaron a los dos hombres. Se trata de T. S. E. de 33 años, -quien había sido encontrado en el interior de la casa- -y de su hermano R. S. E. de 27, localizado en el portal del inmueble. Oí tres disparos muy seguidos pero pensé que se trataba de petardos, sin embargo luego escuché gritos y como se insultaban aseguró el vecino del bloque de enfrente de la vivienda donde se produjeron las muertes. Poco después, una patrulla de la Policía Local informó del ingreso en el Hospital Clínico Universitario de otra víctima. Se trata de una mujer que responde a las iniciales R. G. C. y que presentaba una herida de bala en la región parietal de la cabeza. Fue intervenida de urgencia y su pronóstico es muy grave; R. G. C. es la dueña de la casa donde tuvieron lugar los crímenes. El delegado del Gobierno en Castilla y León, Miguel Alejo, apuntaba ayer que el doble crimen podía deberse a un ajuste de cuentas por drogas y señaló que había indicios de quiénes podían ser los autores. SANTA CRUZ. Esto no tiene nombre, en mi vida viví algo así dice Teresa, sentada en la cocina y rodeada de varias velas ya apagadas, una caja de cerillas y un camping gas con una bombona de repuesto al lado, mientras Luisa limpia la nevera, que ha tenido que ser vaciada, después de que toda la comida se echase a perder. La señora Fernández Jerez vive a menos de cien metros del Ayuntamiento y no recuerda nada semejante a lo ocurrido esta semana en Santa Cruz de Tenerife. Ya cuatro días después del devastador paso de la tormenta tropical Delta por Canarias, aún hay miles de usuarios que permanecen sin electricidad en sus casas. Algunas zonas las han conectado a ratos, pero a nosotros ni una sola vez, fueron más de 72 horas seguidas sin luz cuenta Teresa, que se pregunta si también hubiese pasado esto en caso de haber más de una empresa eléctrica: Si hubiera competencia, no sucedería esto Tras 96 horas, aún hay miles de abonados sin luz Parecía una broma. En medio de la rueda de prensa de los responsables de Unelco- Endesa en la que daban cuenta de la situación energética en Tenerife, se cortó la luz. O, más bien, se apagó, porque alguien se apoyó accidentalmente en el interruptor y cortó la iluminación, algo que hizo que todos los presentes recordaran su propio caso estos días o el de los 8.000 abonados que la propia empresa admitió que seguirán sin energía durante el fin de semana. No han bastado las 96 horas que ya pasaron desde el lunes, las más de cien toneladas de material ni el trabajo de los 136 operarios procedentes de la Península. Hay aún zonas del sur de la isla que no recuperaron la luz tras lo ocurrido, una catástrofe de dimensiones no conocidas en el Archipiélago según el director general de Unelco- Endesa, José María Plans. La empresa ha anunciado que invertirá en Canarias 2.088 millones hasta 2009, un 60 más que en los últimos cinco años. marido y su hija, las siguientes tuvo que hacerlo sola. Yo, echada en el sillón, con las velas a un lado, parecía que estaba en mi propio funeral. ¡Pero qué tristeza más grande! se ríe a carcajadas ahora, ya pasado lo peor. La noche del jueves estaba hablando por teléfono con su marido, que es jubilado y tiene un terrenito con platanera en el sur de la isla. En ese momento, volvió la luz: Yo di un grito tan grande que él me preguntó qué me pasaba. Le dije ¿qué me va a pasar? que ya resucité, porque estaba muerta La platanera, como casi todos la agricultura canaria, sufrió las consecuencias de la tormenta Delta Perdimos más de 500 piñas de plátano. Las hojas se quedaron secas, quemadas por el aire caliente que llegó antes de que empezara a soplar el viento del lunes Noches largas La falta de luz de estos días cambió las costumbres de los tinerfeños, que por fuerza debieron quedarse en casa desde el atardecer. Las calles presentaban un silencio y oscuridad inusuales, con apenas unos pocos que salían, con linternas, a pasear a sus perros. Muchas familias, que no hablaban, ahora han celebrado sus noches de tertulia. Fue como hace décadas, cuando en las casas se cosía, se tejía el croché y el abuelo les leía un libro a sus nietos resume Teresa. Cartilla de racionamiento Su hijo, en los días sin luz, fue a comprarle velas a la ferretería: Me dijo que la gente se peleaba para conseguirlas. Y en un hipermercado daban número, como cuando la cartilla de racionamiento, una bombona de camping gas por persona Si bien pasó la primera noche con su