Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 2 12 2005 87 La Mutua Madrileña adquiere por 300 millones de euros la aseguradora catalana de salud Aresa Segunda protesta de Seat en Barcelona, menos masiva que la anterior, pero con mayor crispación LO NEGATIVO Las hipotecas serán más caras Las entidades financieras cobrarán más por sus créditos y quienes tengan hipotecas tendrán un gasto extra. Por cada 0,25 puntos que sube el Euribor, índice hipotecario, se incrementa 1,5 euros la cuota mensual por millón Desincentiva la inversión empresarial Los tipos de interés bajos favorecen que las empresas se endeuden para acometer inversiones. En países como Alemania, donde la demanda interna es muy débil, endurecer el precio del dinero puede entorpecer las inversiones Es una amenaza para la incipiente recuperación Gobiernos europeos y organismos internacionales han advertido que un momento como el actual, en el que las principales economías europeas empiezan a repuntar, una subida de tipos puede dar al traste con la reactivación Las exportaciones europeas se pueden resentir El diferencial de tipos con Estados Unidos ha ayudado a depreciar el euro, lo que ha favorecido las exportaciones europeas. Los analistas advierten que si el BCE sigue subiendo los tipos, esta tendencia podría cambiar BUENO PARA ESPAÑA, MALO PARA EUROPA YOLANDA GÓMEZ El gobernador del BCE, Jean- Claude Trichet, gesticula en un momento de su comparecencia ayer en Fráncfort tendieron que el BCE no va a iniciar una espiral de subidas de tipos y, más bien, situaron la decisión de ayer en el apartado de ajuste técnico, por lo que los mercados bursátiles europeos recibieron la noticia con importantes subidas y el euro retrocedió posiciones frente al dólar. La entidad monetaria europea presentó al mismo tiempo sus previsiones internas de crecimiento e inflación para la zona euro en los próximos dos años. Según esos cálculos, la economía de los países que usan la moneda única crecerá entre el 1,4 y el 2,4 tanto en 2006 como en 2007. La tasa de inflación oscilará entre el 1,6 y el 2,6 el año que viene y entre el 1,4 y el 2,6 en 2007. EPA Mercados y analistas coinciden en que en Europa no habrá una espiral de subidas de tipos de interés como en Estados Unidos El precio del dinero se mantenía invariable en el 2 en los doce países que comparten la moneda única desde el mes de junio de 2003 Pese a esta subida de los tipos de interés en Europa, el diferencial con el precio del dinero en EE. UU. se mantiene muy elevado, 1,75 puntos, ya que tras ocho incrementos consecutivos de tipos en Estados Unidos, éstos se sitúan ya en el 4 Respecto al impacto de la subida en consumidores, inversores y, en general, en las economías europeas, los expertos coinciden en que mientras el BCE no anuncie subidas más fuertes, no hay motivo de alarma. Eso sí, quien tenga en proyecto endeudarse para comprar una casa, un coche, o montar un negocio puede dar por sentado que los intereses no van a ser en el futuro más bajos que ahora mismo. a decisión del Banco Central Europeo de subir un cuarto de punto los tipos de interés en la zona euro será, sin duda, cuestionada en los próximos días por los organismos internacionales y los gobiernos de los principales países europeos, que han advertido ya de los riesgos que una medida de este tipo puede tener sobre la frágil recuperación de la economía de la zona euro. Y es que la autoridad monetaria europea ha preferido frenar los riesgos que se ciernen sobre la inflación a apuntalar los primeros síntomas de recuperación del crecimiento en los Doce y eso puede ser, sin duda, cuestionable. Sin embargo, la situación está lejos de ser alarmante para Europa y, mucho menos, para España, que con una economía en expansión y con fuertes presiones inflacionistas, se ve claramente beneficiada por una política monetaria más restrictiva. Sin duda, para los millones de ciudadanos españoles que tienen que hacer frente cada mes al pago de la hipoteca una subida de tipos es una mala noticia. Pero mientras el aumento del precio del dinero sea de un cuarto de punto, de medio, o hasta de un punto, el impacto es asumible por los hogares e incluso positivo para el conjunto de la economía, porque puede ayudar a frenar el imparable incremento del endeudamiento familiar y fomentar el ahorro. El problema para España, pero fundamentalmente para Alemania, Francia o Italia, vendría si la decisión del BCE no fuera una medida aislada, sino el comienzo de una espiral alcista de los tipos, lo que parece descartado. De todos modos, los gobiernos europeos deberían tomar buena nota y aprovechar las condiciones monetarias todavía holgadas para poner en marcha reformas que permitan controlar los precios. L