Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 2 12 2005 Cultura 57 MAÑANA, EN ABCD LAS ARTES Y LAS LETRAS Guadalajara Orígenes Vanguardia 25 años www. abc. es abcd Una película y varias reediciones de sus obras marcan el retorno a Charles Dickens, un autor que recogió el pulso íntimo de su época, el latido de las calles de la historia Balance de una Feria a la sombra del Quijote Más de 1.500 editoriales de casi 40 países han participado en la XIX Feria Internacional de Libro de Guadalajara, en la que no han faltado momentos brillantes y polémicas Una mirada a los otros: arte primitivo en el Conde Duque El Centro Cultural Conde Duque, de Madrid, se adentra en los vastos territorios del arte primitivo con la muestra Orígenes que reúne piezas de África, América y Oceanía De viaje por las nuevas fronteras del séptimo arte El Museo Reina Sofía explora las fronteras del séptimo arte en una nueva edición de Cine y casi cine una inciativa que se arriesga con formatos vivos y en desarrollo La mitología en obras de John Lennon El próximo jueves se cumple el 25 aniversario de la muerte de John Lennon, un músico que logró deshacerse del peso de Los Beatles para refundar un mito cantado a dos voces Mañana, por 9,95 euros más, la séptima entrega de la colección definitiva de música clásica de Deutsche Grammophon y ABC ofrece los Cuartetos de cuerda y Sonatas para piano de Haydn El talento que da reglas al arte MANUEL FRANCO GARCÍA Franz Joseph Haydn (1732- 1809) personifica mejor que ningún compositor la compleja evolución musical del siglo XVIII. Asistió al tránsito, a lo largo de sesenta años de prolija producción, entre la concepción musical de las últimas y ya estilísticamente anacrónicas obras de Bach, en las que la expresión libre del compositor está relativamente restringida por una rigurosa estructura formal, que en el caso de la fuga, llevó a la culminación, los inconvenientes del sonriente style galant de la época del bajo continuo, enriquecida con la innovación de Carl Philipp Emanuel Bach y, finalmente, el surgimiento del arte subjetivo e intensamente personalista de Beethoven. La producción haydniana, trátese de sus sonatas para piano, sus tríos, cuartetos para cuerda o sus sinfonías, reflejan las diferentes corrientes musicales de su tiempo y sus propias condiciones de creación. Su aportación fue básica para forjar el clasicismo que alcanza con él y con Mozart su apogeo. decir, la gran contribución de Haydn fue condensar todo esto en un estilo de lógica convincente y validez perdurable. La forma del cuarteto fue establecida de una vez para siempre por Haydn y ha constituido el arquetipo al que miraran todos los músicos posteriores. El fundamento del cuarteto haydniano está constituido, ante todo, por el perfecto equilibrio entre los cuatro instrumentos: dos violines, viola y violoncelo; este equilibrio implicaba la aboli- ción del papel de guía, confiado en la precedente época barroca, al instrumento bajo (violoncelo) por la ejecución de las notas del bajo continuo, por lo que asume un papel independiente de la conducción armónica, por lo tanto adquiere una fisonomía e individualidad precisas. Otro de sus fundamentos es que delinea la arquitectura clásica, la misma que es utilizada en la sinfonía. Pero en el cuarteto está presente una sonoridad homogénea, en la que Padre de la sinfonía Se tiene al músico de Rohrau por el padre de la sinfonía y el fundador del cuarteto de cuerdas pero huelga decir que son paternidades gratuitas, pues entre los mismos contemporáneos de Haydn hubo inspirados sinfonistas y en cuanto a la música de cuerdas con cuatro partes se estaba escribiendo por los italianos y por el grupo progresista de Mannheim. El mismo Dittersdorf había compuesto piezas de este tipo plenamente desarrolladas. Una de las mayores eruditas, Marion Scott, lo resumió en una frase exacta y memorable: Haydn no inventó esta forma; le dio vida, lo cual es un logro infinitamente más elevado Es los dos violines se colocan en idéntico registro, mientras que con la viola y el violoncelo se baja hacia el registro grave sin solución de continuidad. Por lo tanto, algunas zonas sonoras son comunes a los cuatro instrumentos y sólo difieren entre sí por el diferente timbre del instrumento individual. En la arquitectura del cuarteto se proponen problemas de diseño más que de color, en el sentido de que las ideas musicales están fundadas sobre sus estructuras internas y sobre sus variantes. De ahí que el cuarteto sea la composición instrumental especial e individual, desde la segunda mitad del setecientos, esencia y arquetipo de toda la música de cámara. La arquitectura del cuarteto haydniano obedece a cuatro movimientos: un primer tiempo, allegro, en forma tripartita. Un segundo tiempo lento en forma de lied o de variaciones. Un tiempo en ritmo ternario, Minueto o scherzando, y un último tiempo, a menudo en forma de Rondó, donde un motivo se repite varias veces entre pequeños incisos bien contrastados en carácter y ritmo. Las grabaciones que acompañan nuestros comentarios contienen un resumen de algunas de las más perfectas creaciones de Haydn. Un excelente muestrario para comprobar la densidad e importancia de una obra, en este caso, camerística, con un gran sentido de la forma y de la proporción, a lo que se añaden la experimentación armónica, ritmo, inspiración melódica y sentido del humor. Compositor capaz del gesto más serio y del detalle cómico como es el guiño.