Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 2 12 2005 Madrid 39 Golpe policial a tres redes de asaltantes que lograron un botín de 55 millones de euros Treinta y ocho detenidos por alunizajes, atracar a camioneros y clonar tarjetas b Algunas de las peligrosas ban- La banda de atracadores de bancos atracó en 22 sucursales Ocho detenidos de un grupo que atracaba a mano armada 22 bancos integrado por individuos de origen chileno (3) y español (6) Se apoderaron de 30.000 euros en efectivo y actuaban en todo el territorio nacional. En la operación, denominada Pinto ha colaborado también la Guardia Civil. El grupo robó entidades bancarias de Cataluña, Valencia, Murcia y Madrid. A la banda se les imputa, además, un asalto a una joyería, cuatro robos de vehículos, tenencia ilícita de armas, falsificación de documentos robo en interior de vehículos, etcétera. El cabecilla del grupo, el chileno Franco Mauricio P. M. de 29 años, alias Franco o Franquito acababa de regresar de su país, en donde se refugiaba e invertía el producto de sus asaltos. Fue apresado en un bar de Orcasitas en una cita para planificar un nuevo golpe productos financieros a nombre de los detenidos, sus parejas o familiares directos, a los que hacían cómplices. A los 17 arrestados se les acusa de asociación ilícita, blanqueo de capitales y 24 robos con fuerza, lesiones, atentado y desobediencia a la autoridad y tenencia ilícita de armas hasta sumar los 64 delitos. Artículos de perfumería, de informática, electrónica, telefonía móvil, material de motoclismo- -quads, monos, cascos- ropa de marca, en incluso trajes de Reyes Magos, todo dispuesto para la venta ilícita de cara a las próximas fiestas navideñas se acumulaban ayer en dependencias de la Jefatura Superior de Policía. Se registraron 12 domicilios simultáneamente en la madrugada del martes. La operación sigue abierta y no se descarta que se produzcan más detenciones. Otra banda de rumanos integrada por 13 individuos han sido apresados en Madrid (11) y Granada (2) Se dedicaban a la clonación de tarjetas de crédito y al posterior fraude. El total de lo estafado asciende a 150.000 euros y entre lo intervenido hay numerosas piezas de joyería. das de delincuentes actuaban en todo el territorio nacional y blanqueaban el dinero invirtiendo en pisos en la costa y en bolsa M. J. ÁLVAREZ MADRID. Se trata de uno de los mayores varapalos realizados por la Policía Nacional al crimen organizado. Todo ello ha sido posible a raíz de la desarticulación de tres violentas bandas de delincuentes que habían desatado la alarma en la región y otras provincias españolas. Los 38 arrestados, que están a buen recaudo, son en su mayoría españoles, y algunos, viejos conocidos de los agentes. Entre todos se apoderaron de un sustancioso botín por valor de 55 millones de euros, parte del mismo en metálico. A ello, cabe añadir el monto de la mercanía incautada. Parte de los objetos y dinero incautado por la Brigada de la Policía Judicial Sólo una banda, 64 delitos La primera operación, bautizada como Bravo es la de mayor relevancia, tanto por los apresados, 17; como por el beneficio obtenido de su ilícita actividad: más de 50 millones; además de por el número de delitos que se le imputan, 64. El cabecilla, Francisco Javier Sáez, de 24 años, alias el Niño Sáez cambiaba de domicilio a menudo para eludir el cerco policial, al igual que sus cómplices, todos ellos españoles. Ejercía su autoridad sobre su padre, Gregorio Martín, alias el abuelo La banda, radicada en Villaverde se dedicaba a asaltar naves por el método del alunizaje Las pesquisas comenzaron en abril, debido al incremento de los delitos contra el patrimonio, con la consiguiente alarma social, y los perjuicios económicos a las empresas, hasta el punto de causar la quiebra de algunas. Además de los almacenes, su otro objetivo eran los transportistas. Los palos que perpetraban se caracterizaban por su extremada violencia, no dudando en agredir a policías y víctimas de sus asaltos. En plena ruta, abordaban a camioneros de otras provincias a su paso por la capital, les obligaban a parar y se apoderaban de su carga. El boca a boca hizo que muchos eludieran el paso por la región. Las investigaciones se dilataron por lo complejo del entramado y a su peculiar modus operandi extremaban las medidas de seguridad en los asaltos: utilizaban vehículos de gran cilindrada, robados y camiones de gran tonelaje para trasladar la mercancía. Uti- EFE lizaban un localizador del control de las centrales de alarma y comprobaban la vigilancia en los locales y el tiempo que tardaban los empleados en desactivar las alarmas. Actuaban por encargo, es decir, estaban en contacto con peristas para dar una rápida salida al material en el mercado negro. Lo almacenaban, siempre en pequeñas cantidades, por si los agentes les sorprendían. Máxima rentabilidad a su negocio El grupo de aluniceros que desvalijaba también a camioneros ocultaba 4 millones en cajas de seguridad Blanqueaban el dinero en bienes inmuebles y en acciones en bolsa a nombre de sus familiares Para acabar de complicar las investigaciones, blanqueaban el dinero para obtener la máxima rentabilidad. Así, invertían lo sustraído en acciones en bolsa- -4,5 millones de euros- en patrimonio inmobiliario en distintos puntos de la costa, en ocasiones a nombre de sus familiares, y otra parte lo ocultaban en las cajas de seguridad de entidades bancarias, de las que se han recuperado cuatro millones de euros, una de las mayores cantidades decomisadas hasta la fecha, tal y como explicó el comisario jefe de la Brigada de Policía Judicial, José Manuel Calleja. Así, Han intervenido 31 cuentas de distintos