Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 2 12 2005 35 Golpe policial a tres redes de asaltantes que lograron un botín de 55 millones de euros Sanidad reparte un millón y medio de preservativos para luchar contra el sida La saturación provocan maniobras de evasión para separación, y retrasos en aterrizajes y despegues este periódico, en el que expone estas carencias. En él se destaca que el principal problema que afecta a la seguridad aérea está relacionado con el control del tránsito aéreo y el personal que lo efectúa. Las plantillas de controladores militares que tienen a su cargo aeronaves civiles son cada vez menores; la formación de las nuevas promociones se ha reducido a la tercera parte, y sus condiciones de trabajo, en cuanto a horarios y jornadas- -oscilan desde las ocho horas hasta las 24 continuadas por controlador- son más que preocupantes A ello hay que unir que, en algunas dependencias, operan tres o cuatro controladores durante un mes- -las jornadas se doblan- existe también la falta de periodos de descanso cíclicos dentro de cada turno; el nivel medio de inglés- -en la profesión se utiliza el llamado inglés aeronáutico -de los controladores militares es bastante deficiente... Los bomberos intentan sofocar el incendio de una galería por la que discurre cableado con suministro eléctrico EFE Apagones, setas y carreras de galgos Pero también escandalosos resultan los problemas de infraestructuras. La AUME asegura que existen torres que no poseen sistema radar de seguimiento de aeronaves, por lo que el control que se ofrece es convencional, mediante apunte en fichas y cuartillas de la situación de los tráficos mediante las notificaciones de los aviones; además, se producen continuos fallos en las conversaciones con los aviones; apagones en las pistas de aterrizaje, y la visibilidad, a veces, es nula. En el capítulo más irrisorio están la tradición de recoger setas en la zona de vuelos o la caza con galgos sin suspender las operaciones aéreas. Todo esta ceremonia de la estulticia está generando numerosos problemas de saturación en los aeródromos donde interaccionan tráficos militares y civiles que dan lugar a continuas maniobras de evasión para separación, y retrasos en despegues y aterrizajes. El fuego en una galería de servicio dejó sin luz a 46.000 usuarios en Arganzuela Se cortó el tráfico en el paseo de las Delicias y fallaron los semáforos b Las retenciones, que duraron hasta las 11,30 de la mañana, afectaron a los accesos por las carreteras de Toledo, Andalucía y Valencia, así como a la M- 30 MERCEDES CONTRERAS MADRID. Unos 46.000 clientes de Iberdrola y Unión Fenosa se quedaron ayer sin luz tras el incendio que se produjo, a las 5,20 de la madrugada, en una galería de servicio a la altura del número 31 del Paseo de las Delicias. El tráfico de esta vía fue cortado, entre las calles Ferrocarril y Atocha, hasta pasadas las 8,30 de la mañana, lo que provocó importantes retenciones en la zona, así como en los accesos por las carreteras de Toledo, An- dalucía y Valencia. Las dos empresas coincidieron en asegurar que el origen del fuego no fue eléctrico, sino que el fallo del suministro fue posterior. El apagón que provocó el incendio, cuyas causas se desconocen, afectó a 45.000 clientes de Fenosa y 1.000 de Iberdrola que estuvieron sin luz 40 minutos, hasta las 6,10. Posteriormente, a petición de los bomberos, se volvió a cortar el suministro a unos 8.900 abonados hasta las 9 de la mañana. A lo largo del día se registraron otros pequeños cortes como consecuncia de las maniobras de reparación. Los conductores de la zona sur, por su parte, también se vieron afectados, ya que el corte del Paseo de las Delicias- -así como la falta de luz en muchos semáforos- -terminaron por crear una gran retención que no se consiguió solucionar hasta pasadas las 11,30 de la mañana. Todo ello, pese a los reiterados llamamientos realizados para evitar el acceso por las carreteras cercanas. La policía realizó los desvíos desde Ferrocarril a Méndez Álvaro y desde la plaza de la Beata María Ana de Jesús a Embajadores para ir hacia la glorieta o a Santa María de la Cabeza. Pese a ello, en la zona de la carretera de Andalucía se vieron afectadas, hasta las 11 de la mañana, las avenidas de Andalucía y Cordoba, así como la glorieta de Cádiz y la plaza de Legazpi. Los conductores que pretendían entrar por la carretera de Toledo soportaron las retenciones, hasta más de las 9 de la mañana, en la plaza Elíptica, Santa María de la Cabeza, Ferrocarril, Bustamante y Méndez Álvaro.