Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 2 12 2005 Nacional 21 Lancha en la que navegaban 14 sin papeles de origen magrebí rumbo hacia Algeciras ANDRES C. RAGEL Acnur busca país de acogida para los tres costamarfileños expulsados por España El grupo hispano- marroquí sobre emigración se reúne hoy en Marraquech b El futuro de los tres refugiados que fueron devueltos por el Gobierno español a Rabat sigue siendo incierto, aunque todo apunta a que no volverán a España LUIS DE VEGA. CORRESPONSAL RABAT. La crisis de las vallas de Ceuta y Melilla sigue abierta. Tres meses después se ha acabado con las avalanchas de inmigrantes pero no con el problema de la emigración. España y Marruecos intentaron cerrar el asunto cometiendo numerosas irregularidades legales y atropellos de los Derechos Humanos, según los informes de distintas organizaciones como el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) Amnistía Internacional, Médicos Sin Fronteras, SOS Racismo o la Asociación de Amigos y Familiares de Víctimas de la Inmigración Clandestina (Afvic) de Marruecos. El 6 de octubre España expulsó a 73 de los subsaharianos que habían saltado unos días antes la valla de Melilla. Las denuncias del atropello que supuso aquel viaje orquestado entre Madrid y Rabat concluyeron con un duro informe hecho público la semana pasada por el Defensor del Pueblo en el que se refería a devoluciones radicalmente incorrectas La adjunta primera de la Institución, María Luisa Cava de Llano, se refirió al caso de tres ciudadanos de Costa de Marfil que están recluidos en un campamento militar del sur de Marruecos a pesar de contar con el estatus de refugiado de Acnur. Según ha sabido ABC de fuentes cercanas al dossier, el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero está intentando por todos los medios que los tres jóvenes no regresen a España porque son conscientes del problema que eso supone para un país firmante de la Convención de Ginebra. Acnur reconoce que estamos buscando un país que acoja a los tres de Costa de Marfil y se estudia el caso de otro de Malí que también está en el campamento militar a 40 kilómetros de Guelmín, donde hay una veintena de subsaharianos de Congo, Costa de Marfil, Liberia y Malí custodiados por el Ejército marroquí. No somos terroristas Lancina Sylla, uno de los tres costamarfileños que expulsó España, explica a través del teléfono móvil las duras condiciones en las que se encuentran. ¿Por qué Marruecos no acepta las resoluciones de Acnur y nos reconoce como refugiados? No somos terroristas, somos refugiados y demandantes de asilo Rabat no ha permitido a Acnur la entrada en el campamento y, según Sylla, las entrevistas con los subsaharianos tuvieron que celebrarse en una comisaría de Guelmín. No quieren que vean en qué condiciones nos tienen añade este joven de 35 años. Las autoridades de Madrid y Rabat volverán a abordar hoy el problema de la emigración. Marraquech acoge la VI Reunión del Grupo Permanente Hispano- Marroquí sobre Inmigración. La delegación española está encabezada por la secretaria de Estado de Inmigración y Emigración, Consuelo Rumí, y el secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho. Entre otros, tratarán el problema de los menores no acompañados, los contratos laborales de marroquíes en España, los acuerdos de repatriación o la cooperación a nivel europeo. Repatriaciones de menores sin que se respeten las garantías MADRID. Diversas organizaciones, como Coordinadora de Barrios y SOS Racismo, han denunciado nuevas repatriaciones de menores marroquíes ordenadas por el Gobierno español sin las salvaguardas previstas por la ley. En concreto se refieren al envío el pasado 16 de noviembre de cuatro niños acogidos en centros de la Comunidad de Madrid. Según el testimonio de los menores, la Policía llegó al centro a las seis y media de la mañana y fueron trasladados a Tánger y Casablanca sin aviso previo a las familias. Uno de ellos fue recibido con una paliza por su padre en la chabola en la que malvive sin agua ni luz junto a sus cinco hermanos. Este menor, según las organizaciones, está tramitando el permiso de residencia al llevar dos años tutelado por instituciones españolas y fue expulsado la misma mañana que tenía cita con el médico.