Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión VIERNES 2 12 2005 ABC LA BURBUJA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7.28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. Mañana en EL DINERO SIGUE ESTANDO MUY BARATO L Banco Central Europeo confirmó ayer la anunciada subida de los tipos de interés, la primera en cinco años, al elevar la tasa de referencia en un cuarto de punto, dejándola en el 2,25 por ciento. Dice el presidente del Banco Central Europeo, Jean Claude Trichet, que la subida contribuirá a afianzar la recuperación económica en Europa y que seguirá vigilante ante posibles presioLUIS IGNACIO nes inflacionaPARADA rias. ¿Desde cuándo el dinero más caro afianza la recuperación, cuando lo que hace es encarecer el crédito y frenar la demanda? Si la recuperación sigue será pese a la subida de tipos. Y, además, ¿tiene algún sentido el anuncio de que vigilará las tensiones inflacionarias, que es su obligación? Lo tendría si hubiera bajado los tipos, con lo que la gente se anima a comprar y endeudarse y como resultado crecen los precios. Pero como lo que ha hecho es subirlos, si ahora tiene miedo a que suba la inflación, lo que está queriendo decir, aunque lo niegue con la boca pequeña, es que volverá a subirlos un cuarto de punto en cuanto lo considere conveniente y tantas veces como quiera. Menos mal que la elasticidad de la demanda de consumo o de inversión en función del precio del dinero es casi nula cuando los cambios se producen por goteo: nadie se siente inmediatamente estimulado a invertir o a comprar con pago aplazado, o dejar de hacerlo, por bajadas o subidas sucesivas de un cuartillo. Véase lo ocurrido en Estados Unidos, donde los tipos han subido siete veces en dos años y no ha pasado nada. A lo mejor Trichet ha subido los tipos, frente a tantas contraindicaciones y opiniones en contra de prestigiosos organismos europeos, para diferenciarse de Wim Duisenberg, el anterior presidente del BCE, al que le gustaba bajarlos y al que sucedió tras unas maniobras orquestales en la oscuridad, y para demostrar que manda. O tal vez porque quiere parecerse al jubilado Alan Greenspan, mandamás de la Reserva Federal estadounidense durante casi veinte años y amo del Universo. E Una ética que no respeta la ética La ética científica rechaza investigar con óvulos cedidos por investigadoras, pero no rechaza investigar con embriones humanos. Todo un contrasentido. En este contexto, el investigador surcoreano Hwang Woo Suk, pionero en la obtención de células madre embrionarias a partir de clonación humana, ha admitido en Seúl que ha utilizado óvulos donados por dos colaboradoras suyas y que algunas donantes fueron remuneradas, algo que rompería las pautas éticas internacionales sobre investigación médica. No hacía aún un mes que a bombo y platillo se inauguró en Seúl el Centro Mundial de Células Madre, con la intención de proporcionar líneas celulares embrionarias creadas a partir de la clonación a científicos de todo el mundo. Hwang, presidente del centro donde ha saltado el escándalo, mintió a la revista Nature que le preguntó si era cierto que había utilizado óvulos de personal de su equipo. Según el científico, mintió para preservar la identidad de las donantes No sólo se saltó las normas, sino que mintió. María Casado, directora del Observatorio de Bioética y Derecho de la Universitat de Barcelona, asegura que es habitual ofrecer compensaciones económicas a las mujeres por las molestias que se les pueda ocasionar, pero la remuneración económica está prohibida. Se sospecha que detrás de todo el asunto hay algo más que aún no ha salido a la luz, como intereses económicos y luchas de poder y protagonismo afirma Casado. Cuando se actúa por encima de los principios éticos generales es imposible no infringir los principios éticos científicos. De ahí que nos preguntamos: ¿quién puede exigir una ética que no respeta la ética? Jesús Domingo Martínez. Gerona. Asesinato en Casteldefells Cuando ocurre un asesinato tan terrible como el de la familia de joyeros en Castelldefells, me pregunto por la raíz del problema. ¿La solución es más policías en las calles? No. ¿Qué hacía un condenado por homicidio en la calle, un asesino? ¿Quién ordenó la puesta en libertad de este asesino? ¿Qué responsabilidad tiene el juez de Vigilancia Penitenciaria que los pone libre? Será porque unos educadores (llámense pedagogos, psicólogos o lo que sea) dan unos informes favorables de unas personas que ellos mismos están reinsertando en la sociedad- -es su éxito ponerlas libres- y así dicen que ya están reinsertados. ¿Por qué el Estado o la Justicia no va contra esos jueces de Vigilancia Penitenciaria que, previo informe de unos educadores, pone a estos individuos en la calle y al día siguiente están asesinando o violando de nuevo? La mayoría ni se han reinsertado ni se reinsertarán. ¿Por qué esos jueces y los que firman esos informes tan favorables a la libertad de esos presos no tienen ninguna responsabilidad ahora en el asesinato de los joyeros? Hay que pedirle a quien ordenó la libertad de estos asesinos responsabilidad. Así se acabará esta locura de ver a presos con largas condenas y monstruosos crímenes a la espalda en la calle después de cumplir penas irrisorias. En las cárceles sobran muchos empleados, y el coste de educadores y psicólogos es alarmante. A los presos se les mima a veces más que a las víctimas. Guillermo León Henríquez. Las Palmas de Gran Canaria. Más romanticismo Mujer hoy lleva a su portada a la actriz e intérprete Leonor Watling, que descubre para el suplemento su cara menos esquiva: Es mejor engancharse al psiquiatra que a otra cosa Además, en la sección de moda, la vuelta al romanticismo; los aires bohemios se imponen este invierno, con blusas amplias, aplicaciones bordadas y faldas con mucho vuelo. Para los más pequeños, con la cercanía de las fiestas navideñas, el suplemento incluye un especial regalos, donde encontrar los juguetes que ellos prefieren. ción para luchar contra las sectas destructivas. Por si este señor no lo sabe, España es un país democrático donde existe la libertad de creencias, derecho que todo ciudadano del mundo tiene; gracias a Dios, este derecho está protegido en cada Constitución de los países democráticos. Yo soy ciencióloga y estoy muy orgullosa de mi religión, al igual que lo están los millones de feligreses de otras religiones. La Cienciología fue fundada por el filósofo y humanitario L. Ronald Hubbard, y cuenta con más de ocho millones de miembros alrededor del mundo, cerca de 17.000 en España. Ha sido reconocida como religión por gobiernos y otras muchas entidades estatales en numerosos países de Europa y del mundo. Ángela Guirao. Madrid. Iglesia y solidaridad Hace apenas unos meses nos sobrecogían las imágenes de inmigrantes abandonados en el desierto y asesinados por querer entrar en Ceuta y Melilla; hoy nuestros medios de comunicación no dicen nada del tema, aunque sabemos que la situación no ha cambiado. Siguen muriendo inmigrantes en la frontera y en Cienciología El día 27 de noviembre este periódico se hace eco de una conferencia de prensa dada por el señor Juan Carlos Ruiz sobre su intención de poner en marcha un plan de ac- el Estrecho, siguen siendo apaleados y abandonados en el desierto. En estos momentos en que el debate sobre lo que la Iglesia aporta a la sociedad sigue abierto, me gustaría recordar que, además de los 36.000 millones de euros que anualmente ahorra la Iglesia al Estado en obras benéficas, una de las más importantes es la de ser voz de los empobrecidos y defensora de la vida en nuestra sociedad. La postura más contundente y clara que se ha hecho en España en solidaridad con los inmigrantes ha sido la de la Iglesia católica en el comunicado emitido el 11 10 05 por la Comisión Episcopal de Migraciones, donde se recuerda que la vida de toda persona, independientemente de su condición social o su estatuto legal, es sagrada. Se proclama el derecho tanto a emigrar como a no tener que emigrar. Ante el drama de la inmigración, la Iglesia se ha vuelto a posicionar desde la solidaridad. Nuria Sánchez. Pamplona.