Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 Opinión VIERNES 2 12 2005 ABC PRESIDENTE DE HONOR: GUILLERMO LUCA DE TENA PRESIDENTA- EDITORA: CATALINA LUCA DE TENA CONSEJERO DELEGADO: SANTIAGO ALONSO PANIAGUA DIRECTOR: IGNACIO CAMACHO Directores Adjuntos: Eduardo San Martín, Juan Carlos Martínez Subdirectores: Santiago Castelo, Rodrigo Gutiérrez, Carlos Maribona, Fernando R. Lafuente, Juan María Gastaca, Alberto Pérez Jefes de área: Jaime González (Opinión) Mayte Alcaraz (Nacional) Miguel Salvatierra (Internacional) Alberto Aguirre de Cárcer (Sociedad- Cultura) Ángel Laso (Economía) Jesús Aycart (Arte) Adjunto al director: Ramón Pérez- Maura Redactores jefes: V. A. Pérez, S. Guijarro (Continuidad) A. Collado, M. Erice (Nacional) F. Cortés (Economía) A. Puerta (Regiones) J. Fernández- Cuesta (Sociedad) A. Garrido (Madrid) J. G. Calero (Cultura) E. Ortego (Deportes) F. Álvarez (TV- Comunicación) L. del Álamo (Diseño) J. Romeu (Fotografía) F. Rubio (Ilustración) Director General: Héctor Casado Económico- financiero: José María Cea Comercial: Laura Múgica Producción y sistemas: Francisco García Mendívil EL PSOE TRATA DE SOLTAR LASTRE J EL FINAL DE UN CICLO A esperada subida de tipos de interés (un 0,25 por ciento) acordada ayer por el Banco Central Europeo- -la primera en cinco años- -cierra un largo periodo de dinero históricamente barato. Esta decisión se ha tomado en contra de la opinión de la OCDE el FMI y el Eurogrupo, quienes la consideran perjudicial para la incipiente recuperación, no consolidada, de la maltrecha economía de la zona euro. En principio, Alemania, Francia e Italia aparecen como perjudicados, mientras que para otros países, entre ellos España, puede ser un aviso corrector de excesos, especialmente en los precios inmobiliarios. Pero más que por sus efectos inmediatos- -que los analistas creen que serán limitados de no encadenarse otras subidas cercanas- esta decisión del BCE es relevante pues supone el certificado del final de un ciclo económico en el que los bajos tipos de interés han sido una de sus señas de identidad. El BCE justifica esta subida en la necesidad de hacer frente a las presiones inflacionistas derivadas del precio del petróleo, aunque el último dato reduce ligeramente la inflación en la eurozona hasta el 2,4 por ciento. Sin embargo, no son unánimes las opiniones sobre los efectos de esta subida de un cuarto de punto, que deja los tipos en el 2,25 por ciento, a 1,75 de los vigentes en Estados Unidos. Para algunos economistas, este leve aumento no dañará en exceso la economía, de no sumarse nuevos incrementos, y servirá para ajustar la política monetaria, con crecimientos hasta tasas que doblan lo aconsejado por el BCE. Jean Claude Trichet advertía ayer que la intención del Banco Central es dar una señal de alerta, suave pero continuada, de que la autoridad monetaria se mantendrá- -aunque con tipos bajos- -atenta a la evolución de la inflación y no descartó, por tanto, que se produzca una subida gradual de hasta un punto en los tipos de interés durante el próximo año. Todo ello para velar por la estabilidad de los precios (aún en el 2,4 por ciento, tras una ligera caída) y con el fin de obtener un crecimiento más sano de la economía en la zona euro, L que ahora lo está haciendo a un ritmo del 0,6 por ciento. Pretende también el BCE poner freno de una forma suave a unos henchidos precios inmobiliarios, lo que afectaría beneficiosamente a nuestro país en el que la carestía de la vivienda se ha mantenido al alza de manera sostenida. Esta subida ya la había anticipado el incremento del euribor en los tres últimos meses, que hace unas fechas alcanzó el 2,68 por ciento, su máximo nivel desde hace tres años. Esto supone que para una hipoteca de 120.000 euros a pagar en veinte años la subida mensual será de 20 euros. Pero si los tipos se elevan hasta un punto más, el pago adicional al mes subiría hasta 80 euros. Asimismo, esta circunstancia redundaría en contra del ya alto nivel de endeudamiento de las familias españolas, pues el 40 por ciento de los hogares son vulnerables a un alza de tipos, según los datos que maneja el Banco de España. En tres de cada cien familias, las deudas triplican a los ingresos y en otros tantas, el pago de la hipoteca se lleva más del cuarenta por ciento del dinero que entra en casa. Pero a pesar de estos efectos en la economía familiar, una buena parte de analistas considera que esta subida tendrá una leve repercusión en la economía, en general, y en las empresas españolas, en particular. Aunque añaden que sí servirá de alerta ante los altos precios inmobiliarios. En este sentido, el último dato conocido no es demasiado esperanzador, pues hasta el mes de septiembre la vivienda usada se ha encarecido más de un 16 por ciento. Por último, este ligero repunte debería forzar un necesario y urgente cambio en los motores de nuestra economía, ahora excesivamente centrados en el consumo interno y en el sector inmobiliario. Otras voces advierten, sin embargo, que esta subida anuncia un cambio de ciclo económico, con el final del dinero barato y el obligado cambio en las políticas económicas, basado en sostener el crecimiento con reformas estructurales que hagan más competitiva la economía de la zona euro, más allá de medidas y apoyos coyunturales. ORDI Pujol tercia y confirma que los puentes de diálogo entre el PSOE y CiU están tendidos y en vías de consolidarse. La incógnita está en saber cuándo: esto es, ponerle fecha al calendario. El ofrecimiento de Mas tiene múltiples derivadas y repercusiones en Cataluña y Madrid, doble escenario en el que se viene librando una batalla de largo alcance. A nadie se le oculta ya que la estrategia socialista consiste en ir librándose progresivamente del lastre de ERC para, lentamente, ir consolidando un entendimiento con CiU, formación que también ha puesto en marcha la táctica del acordeón: darle al fuelle de las reivindicaciones estatutarias, con mayor o menor intensidad, para abrirse paso en el paisaje catalán y ganar parte del peso político perdido tras el abandono del poder autonómico. La operación está en marcha, aunque una cosa es el diseño estrátegico y otra bien distinta que todo cuaje según el plan previsto, en el que el PSC intentaría volver a tener un papel protagonista para llevar a buen puerto una alianza con el nacionalismo, en esta ocasión moderado. Deseos, realidades y, en medio, el Estatuto. José Antonio Alonso ABC LA UE VIGILARÁ LAS MEZQUITAS OS ministros del Interior de la UE han acordado una estrategia para luchar contra la radicalización y el reclutamiento de terroristas islámicos. El plan, que suponíauna prioridad para la Presidencia británica, prevé la vigilancia exhaustiva de los imanes más radicales, de las prisiones (convertidas en centros de captación) y el rastreo de internet. Porque el problema y el peligro siguen habitando entre nosotros. Hace unas fechas lo vimos en España con la detención de una célula de Al Qaida que planeaba hacer algo muy gordo en Madrid. No cabe, pues, el desistimiento en la lucha contra los terroristas, ni contra quienes los alientan o reclutan. En este sentido, resulta imprescindible que la información fluya entre los cuerpos de seguridad de los Veinticinco, toda vez que los islamistas radicales han mostrado una poderosa capacidad de medrar por todo el continente. Sus ramas llegan desde el Cáucaso a España. Con la cautela de que no se extienda la sospecha sobre todas las mezquitas, la mayoría llenas de gente pacífica, sí es necesario tener controlados a predicadores peligrosos, que también los hay. L TORMENTAS Y BUROCRACIA E agota la paciencia de las miles de personas afectadas en Canarias por las consecuencias de la tormenta tropical Delta agravadas sin duda por la manifiesta ineficacia de la Administración. Falta la luz de forma intermitente en ciudades importantes como Santa Cruz de Tenerife y la situación es todavía más grave en localidades menores y, en particular, en las islas de Hierro, La Palma y la Gomera. El suministro eléctrico apenas funciona en las casas particulares, en las oficinas y en las calles, y no resultan suficientes los esfuerzos de la compañía Unelco, ni los llamamientos del Gobierno autonómico en favor de un consumo responsable. Por su parte, la Administración central se limita a ofrecer buenas palabras, mientras el Senado expresa su solidaridad con las islas e insta al Ejecutivo a que intervenga de inmediato para paliar los daños. Escaso consuelo para los cientos de familias afectadas, que ven que el tiempo pasa y nadie hace nada para remediar una situación que se prolonga mucho más allá de lo razonable. No hace falta forzar la memoria para recordar el cam- S bio de actitud del Partido Socialista ante las catástrofes naturales en la anterior y en la presente legislatura. En lo que va de año, nevadas, incendios, inundaciones y otras calamidades derivadas de hechos inevitables, pero previsibles, han demostrado la falta de reflejos y la parálisis burocrática de un Gobierno más atento a las estrategias políticas que a la gestión de los asuntos que afectan a la vida diaria de los ciudadanos. Muchos se rasgaron las vestiduras ante la pasividad de las autoridades federales norteamericanas en Nueva Orleans, pero parece que es más fácil criticar a los demás que poner los medios para solucionar los problemas propios. Se anuncia por fin que el Consejo de Ministros de hoy adoptará las medidas pertinentes mediante un real decreto ley que incluye indemnizaciones, créditos, reducciones tributarias y subvenciones, con especial incidencia en la reparación de infraestructuras. Ya era hora. En todo caso, no basta con llenar de normas las páginas del Boletín Oficial si falta después el impulso político imprescindible para llevarlas a la práctica.