Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 1 12 2005 107 Televisión y radio Navarro lideró la noche de su estreno con un 20,4 por ciento de audiencia El magazín no salvó la jornada de TVE, que sólo fue la cuarta cadena más vista SERGIO J. VALERA MADRID. Después de todos los enredos que rodearon el estreno de su programa, Pepe Navarro comenzó la andadura en Televisión Española mandando en la noche de los martes. Lucas Grijánder, Pepelu, Igor, Rambo y su llamada a la nostalgia del archivo de TVE, unidos al interés por saber con qué ánimos regresaba el polémico presentador, se tradujeron en un interesante 20,4 por ciento de cuota de pantalla (1.711.000 espectadores) dos puntos y medio por encima de los números de la cadena en la jornada (18,8) que sólo pudo ser la cuarta más vista del martes. La primera vez que coinciden, aunque parcialmente, en su franja de emisión Ruffus Navarro y Buenafuente el espacio de Antena 3 se estancó en un share del 18,3 por ciento. La única cadena generalista que no ocupa la noche de los martes con un magazín es Telecinco, que dobla su oferta en Agitación +I VA (15,8 y 1.573.000) y U 24 (18,4 y 646.000) puesto que Cuatro también creyó oportuno ocupar la franja con este tipo de programas cómicos al que responde Noche Hache (7,5 y 827.000) Por el momento, no se puede establecer ningún orden de preferencias de la audiencia entre estos contenidos. La amalgama temática con forma de máquina del tiempo que planteó Navarro para su primera entrega tomará otra configuración con el paso de los programas. A partir de ahí, se podrá certificar si la curiosidad inicial del espectador se convierte en tendencia de consumo. El último estreno similar que se llevó a cabo en TVE fue el de La azotea de Wyoming En su primera entrega el espacio fue visto por 1.384.000 espectadores, logrando un prometedor 20 por ciento de audiencia (cifras cercanas a las de Ruffus Navarro Programa a programa fue perdiendo la fidelidad de los espectadores hasta desaparecer de la rejilla de la Primera, con un share del 11,3 por ciento. Jesús Hermida ha sido distinguido por la Academia de TV con el Premio Toda una vida 2005. El periodista, que creó la televisión matinal de los ochenta, es una de las piezas claves de la historia de la pequeña pantalla. PARRILLADA MIXTA JESÚS LILLO EL NEGATIVO DEL ESCÁNDALO uando Pepe Navarro recibió en el plató de su nuevo programa, la noche del pasado martes, a uno de sus antiguos colaboradores, le preguntó si tenía alguna novedad. Silencio. Ninguno de los dos, anfitrión e invitado, tenía nada nuevo que ofrecer o que decir. El paseíllo de viejas glorias del Mississippi por el estudio de Ruffus y Navarro -como la ridícula campaña promocional orquestada por TVE para anunciar su estreno, basada en los logros registrados por el presentador hace ya una década- -no fue más que un síntoma de la mala digestión que el productor cordobés y la cadena estatal, con el paso cambiado, han hecho de la nostalgia. Desde que se lió la manta del escándalo a la cabeza- -primero en la mañana de Antena 3, luego en la madrugada de Telecinco- Navarro no hizo otra cosa que provocar al espectador con las más desvergonzadas salidas de tono de la televisión de los años noventa, terreno virgen para una actividad en la que no tuvo rival. No le faltaron méritos, genio y valentía en una empresa, pionera, cuya reedición, ahora, sólo genera rubor. Hay tantos productores de amarillismo parainformativo en cartel TNT 7 días 7 noches Aquí hay tomate además de profesionales a sueldo dispersos por cualquier magazín o tertulia) que tratar de reflotar la fórmula del Mississippi sólo puede interpretarse como la última genialidad de Pepe Navarro, experto en camelos. Inocente, inocente versión 5.0. Paga Televisión Española. Sensacionalismo de bachillerato, sexo grotesco y velado, chistes de rey destronado, mujerzuelas silueteadas y meritorios de boîte componen el menú de uno de los peores espacios de los últimos tiempos, un magazín deshilvanado, mal realizado, inexplicablemente carísimo y que sólo tiene razón de ser como maniobra de TVE para seguir comprobando las posibilidades de su involutiva política de programación en la España rural. No hay escándalos convencionales, sólo el negativo de un presentador rehabilitado a deshora. El espectáculo, ahora, lo da Televisión Española, donde Pepe Navarro no pasa de ser La Veneno. Tapadita. C Pepe Navarro estuvo acompañado de Pepelu y Crispín Klander en su estreno en cuatros puntos respecto a la jornada de los viernes (21,6 por ciento de media) ABC Motivos reinantes y el concurso récord En cuanto al prime time de los martes, el último enfrentamiento entre las tres series españolas sólo sirvió para constatar la superioridad de Motivos personales (23,1) sobre el penúltimo episodio de esta temporada de A tortas con la vida (17,3) y el desenlace de Abuela de verano Por otra parte, ¿Quién quiere ser millonario? volvió a superar su récord de audiencia en Antena 3. El concurso presentado por Carlos Sobera anda rozando los cuatro millones de espectadores lejos de las franjas horarias de máxima audiencia (29,1 y 3.826.000) Abuela de verano se despide de TVE- 1 con un discreto 12,6 por ciento de share La despedida oficial de la triple batalla de ficción nacional de la noche de los martes de Abuela de verano no ha hecho más que confirmar la trayectoria descendente en la que la serie se había visto inmersa. Desde el excelente 24,5 por ciento de cuota de pantalla de la entrega inicial fue perdiendo progresivamente audiencia hasta el 9,5 por ciento de share del penúltimo capítulo. Las aventuras de Eva, sus cinco hijos y doce nietos concluyeron con la llegada sorpresa del abuelo (Emilio Gutiérrez Caba) con el objetivo de impedir la venta de la masía. No obstante, el desenlace de la ficción protagonizada por Rosa María Sardá sólo propició un ascenso de tres puntos de share (12,6 por ciento y 2.217.000 espectadores) La serie de Televisión Española no ha respondido a las expectativas de la cadena y, aunque se han emitido las trece entregas de la primera temporada, no se ha procedido a la renovación. Dinamita efectiva Otra variación que se ha producido en la franja nocturna es el cambio de viernes a lunes de TNT tras la desaparición de Plan C en Telecinco. La nueva ubicación del programa presentado por Jordi González fue respaldada por 919.000 espectadores y un 25,7 por ciento de cuota de pantalla. Por lo tanto, el traslado de TNT a los lunes por la noche ha obtenido un resultado satisfactorio, ya que ha aumentado su share