Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
104 JUEVES 1 12 2005 ABC Gente Cayetano Martínez de Irujo: Estoy quemado El conde de Salvatierra se siente semiprisionero en su propio país. Ayer defendió en un coloquio su intimidad y su derecho a ser normal TEXTO: BEATRIZ CORTÁZAR FOTO: SIGEFREDO Julia Roberts sigue siendo la mejor pagada. A pesar del descanso que se tomó tras nacer sus mellizos, la actriz sigue siendo la mejor pagada de Hollywood: puede pedir hasta 20 millones de dólares por película, según The Hollywood Reporter Le siguen Nicole Kidman (17 millones) y Reese Witherspoon (15 millones) tá harto y se le nota cada vez que un paparazzo le persigue por los aeropuertos. Ayer el jinete Cayetano Martínez de Irujo participó en un coloquio del Club Siglo XXI, que se centró en algo que le toca de lleno: Derecho a la intimidad, derecho a la información donde actuó como ponente, como el presidente de la sección 8 de la Audiencia Provincial de Madrid, Antonio García Paredes y el director de Tiempo Jesús Maraña. García Paredes habló del papel que tienen los jueces a la hora de solucionar el conflicto que a veces se produce entre esos dos derechos; y después de que Maraña se refiriera a la necesidad de no generalizar cuando se habla de la prensa, Martínez de Irujo ofreció su testimonio para explicar lo que vive casi a diario. Tal y como explicó, hace ocho años decidió que nunca más hablaría con la prensa social, rosa o como quieran llamarla. Hasta entonces había sido un hombre afable y simpático con los medios y su presencia era habitual en las páginas de las revistas. Pero fue tras su noviazgo con Mar Flores- unos años fatídicos -cuando el jinete decidió cortar por lo sano esa relación. Cayetano vivió en primera persona el lado más amargo y duro de los famosos con la prensa, el escándalo que se montó con unas fotografías de la que era su novia, el acoso diario, las amenazas de unos y otros... Es difícil pasarlo peor. Luché desde dentro con lo peor y me quedé solo comentó. De ahí su cambio radical. Mi única aspiración es ser un hombre normal, tener el mismo Es trato que recibo en el extranjero, y que en mi país es imposible. No hablo, nunca he cobrado un duro por exclusivas, no voy a ninguna parte, y resulta que soy el ser más odioso. Estoy quemado. Me hacen preguntas de lo más impertinentes, me tienden trampas para que salte y me enfade, dicen barbaridades de mí y no pasa nada. Hace poco demandé a una revista por haber entrado en el jardín de mi finca y haber hecho unas fotos. La sentencia puso una indemnización de 150 euros. ¿Es eso justo? se pregunta. El conde de Salvatierra insiste en que quiere ser un hombre normal, aunque es consciente de que ser un Alba le convierte en un personaje público. Cuenta que, con motivo de su boda con Genoveva Casanova, rechazó cien millones de pesetas y pactó con los editores de las revistas que les regalaría unas imágenes de su boda a cambio de que les dejaran tranquilos en su luna de miel. Uno de ellos me ha traicionado y le voy a demandar anuncia. El jinete reconoce que por un error suyo no distribuyó esas fotos a Gala pero que ya ha aclarado ese asunto con la publicación. Cayetano defiende su intimidad, y cuando le recuerdan la exclusiva que su esposa ofreció antes de la boda a una publicación, donde mostraba su hogar y relataba su noviazgo con el hijo de la duquesa de Alba, su respuesta no deja de sorprender: Lo que haga mi mujer no tiene que mezclarse con lo que yo haga Junto a su amiga Paloma Segrelles, y con su esposa en la mesa, ayer el jinete volvió a ser el que era ocho años atrás. Los condes de Salvatierra, ayer, a su llegada al Club Siglo XXI