Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
64 Cultura JUEVES 1 12 2005 ABC Creo en la capacidad de los españoles para conservar lo logrado por la Constitución John Elliott defiende el consenso para afrontar la preocupante situación A. B. HERNÁNDEZ VALLADOLID. Conocedor como pocos de las luces y sombras de la España del siglo XVII, sir John Elliott rememoró ayer en Valladolid el legado artístico de Felipe IV, que considera sin duda lo más importante para las generaciones posteriores La conferencia del hispanista británico, organizada por la So- Sir John Elliott DAVID ARRANZ ciedad Estatal de Conmemoraciones Culturales en la cuna del Rey Planeta con motivo del cuarto centenario de su nacimiento en la entonces capital del reino, quiso honrar la faceta de mecenas del Austria que vio cómo arrancaba la decadencia de España mientras impulsaba el gran Siglo de Oro de la cultura española y europea de la época. Cuestionado por las tensiones territoriales que azotan la actualidad, el autor de estudios como La España imperial y La rebelión de los catalanes consideró preocupante la situación provocada por las exigencias nacionalistas y definió el tiempo protagonizado por los partidos independentistas como un momento delicado que apostó por solucionar desde el diálogo y el consenso El historiador, catedrático emérito de la Universidad de Oxford, no dudó en expresar su confianza en los valores de la sociedad española: Tengo mucha fe en la capacidad de los españoles para conservar todo lo bueno que ha logrado la aprobación de la Constitución al tiempo que recordó la total falta de diálogo que se vivía en España cuando hace cincuenta años llegó por primera vez al país: El país está cambiando; ahora los españoles están dispuestos a escuchar Ahogado por un Quijote universal John Elliott abogó por la recuperación del papel de Felipe IV en la historia, el de un gran vallisoletano que vale la pena recordar por su identificación total con las artes Ahogado por la celebración del centenario de la publicación de El Quijote el recuerdo del monarca, que nació el mismo año en que se publicaba la primera edición de las historias del Ingenioso Hidalgo, no ha tenido la trascendencia que, a juicio del hispanista, merecía. Es natural que los españoles hayan celebrado la obra de Cervantes a lo grande por su renombre universal, pero sería una pena olvidarse de este rey tan especial afirmó el historiador británico, que subrayó la influencia que sobre un jovencísimo Felipe IV ejerció el Conde Duque de Olivares, Gaspar de Guzmán y Pimentel. Llegó al trono con apenas 16 años y se cultivó siguiendo las lecturas que Olivares le recomendaba hasta hacerse un hombre cultivado con buen ojo estético apuntó John Elliott para proponer una mirada en positivo hacia el omnipotente valido. Siempre se ha pensado en los fracasos políticos de la figura del Conde DEuque, que tuvo que afrontar un momento de inflexión hacia la decadencia advirtió, pero lo cierto es que impulsó el primer intento de modernización del país y muchos de sus proyectos todavía se rescataron con mejor o peor suerte un siglo después Recuperar el Salón de Reinos Elliott, que revivió por un momento las peripecias que vivió en Valladolid durante su época de estudio en el Archivo de Simancas y observó la transformación de la ciudad, emplazó a reproducir el Salón de Reinos del monarca, con su impresionante colección de pinturas de artistas como Velázquez, Zurbarán o Ribera, en el proyecto de restauración del antiguo Museo del Ejército: Ésa sí que sería una verdadera conmemoración