Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
56 Sociedad JUEVES 1 12 2005 ABC Los cambios en la corriente del Atlántico pueden modificar el clima europeo A. ACOSTA MADRID. Las corrientes oceánicas que ayudan a mantener el relativamente moderado clima del Norte de Europa se están debilitando, según un estudio realizado en el océano Atlántico. Los nuevos datos, que hoy publica la revista Nature reflejan que el sistema de corrientes que traslada hacia el norte aguas cálidas y devuelve aguas frías a latitudes más meridionales se ha debilitado en un 30 desde 1957. Los investigadores, liderados por Harry Bryden, del Centro Oceanográfico Nacional en Southampton (Reino Unido) midieron con sensores la intensidad de estas corrientes a varias profundidades en el paralelo 25 de latitud Norte durante el año 2004. A pesar de que no encontraron cambios en la Corriente del Golfo- -la que va de sur a norte llevando aguas cálidas cerca de la superficie- -sí hallaron otras modificaciones que reflejan que todo el sistema de circulación se está ralentizando. Estos cambios se hacen evidentes en la reducción en un 50 en la cantidad de aguas frías y profundas que fluyen de norte a sur. Y lo que es más, los investigadores han visto también un aumento de un 50 en el volumen de agua que recircula en las regiones subtropicales sin haber alcanzado antes latitudes más altas, lo que refleja que ha bajado la cantidad de agua que completa todo el circuito del sistema de corrientes. Simulaciones por ordenador ya reflejaban que el calentamiento global debilitaría la circulación oceánica que transporta calor de los trópicos a latitudes más altas del Atlántico. Este estudio viene a confirmarlo. Las implicaciones de estas observaciones son considerables: una caída de las temperaturas de hasta 4 grados centígrados, con inviernos más duros y más zonas heladas en el Mar del Norte. Médicos franceses trasplantan por vez primera la nariz y la boca de un cadáver Una mujer de 38 años con el rostro desfigurado es la receptora del injerto b El cirujano que implantó una ma- Así se hizo el trasplante 1 El donante estaba en estado de muerte cerebral no de cadáver en 1998 ha dirigido la cirugía. Sólo en China se ha realizado un injerto similar, al trasplantar las orejas y el cuero cabelludo N. RAMÍREZ DE CASTRO MADRID. En la carrera para realizar el primer trasplante de rostro de la historia, un equipo de médicos franceses parece haber dado el impulso definitivo. Cirujanos de los hospitales de Amiens y Lyon (Francia) anunciaron ayer el primer trasplante de nariz y boca de cadáver que se realiza en el mundo. De la receptora se sabe que es una mujer de 38 años, desfigurada por la mordedura de un perro que le arrancó los labios y el apéndice nasal, cuya identidad no ha trascendido. El donante también permanece en el anonimato y sólo se sabe que estaba en estado de muerte cerebral cuando se le extrajeron los tejidos. Quien es bien conocido es el coordinador de la intervención. Se trata del polémico cirujano Jean Michel Dubernard, el médico que realizó el primer implante de una mano de cadáver en 1998 y, dos años después, trasplantó las dos manos y los antebrazos a otro paciente. En esta ocasión, su última intervención estrella ha consistido en injertar el triángulo facial (boca, nariz y mentón) La extracción del donante se realizó el pasado domingo en la Clínica Universitaria de Lille y se trasplantó al día siguiente en el Hospital de Amiens. En un comunicado conjunto, los dos centros sanitarios aseguraron ayer que la mujer trasplantada presenta un estado de salud excelente y los elementos injertados ofrecen un aspecto normal en apariencia. Dubernard se limitó a anunciar una rueda de prensa a su debido tiempo y con consentimiento de la paciente El resultado final de la intervención se conocerá en los próximos días. Lo que sí aventuran algunos cirujanos plásticos es que la paciente trasplantada no se parecerá físicamente al donante, aunque su rostro cambiará sensiblemente su apariencia. 3 La receptora es una mujer de 38 años gravemente desfigurada por el ataque de unos perros Se trasplantó el triángulo formado por la nariz y la boca 2 Infografía ABC dado un paso fundamental para abordar el trasplante total del rostro apunta Francisco Gómez Bravo, cirujano plástico del Hospital Doce de Octubre y de la Clínica Ruber, de Madrid. Gómez- Bravo es el primer cirujano que ha pedido permiso en España para realizar un trasplante de estas características al Colegio de Médicos de Madrid. La Comisión Deontológica lo ha rechazado, pero deja la puerta abierta a su realización en el futuro. Dilemas éticos En la misma línea se pronunció Francia cuando el cirujano Laurent Lantieri expresó su intención de hacer un trasplante total del rostro. El Comité Nacional de Ética francés pidió más investigaciones antes de autorizarlo, aunque apuntó la opción de empezar por injertos parciales. Otros comités de ética han desestimado las peticiones de otros cirujanos de Gran Bretaña y Estados Unidos. De momento, sólo la Clínica Cleveland de Ohio cuenta con el respaldo de un comité ético y con posibles candidatos. La clínica logró el respaldo el pasado año, diez meses después de intensas discusiones éticas. Aún no ha realizado la cirugía. Jean- Michel Dubernard, responsable del equipo médico AP El segundo implante parcial de cara La revista parisina Le Point publica hoy el testimonio de un testigo de la operación quien ofrece detalles de la intervención. Cuenta cómo se implantaron conjuntos de epidermis, grasa, nervios y vasos sanguíneos para después conectarse con técnicas de microcirugía, conocidas desde hace años. Hasta la fecha, sólo un grupo de cirujanos chinos se había atrevido a hacer un implante facial similar, al trasplantar los dos pabellones auriculares y el cuero cabelludo de un varón a una mujer desfigurada por el cáncer. Ahora si el implante realizado en Francia evoluciona sin complicaciones, se habría El delicado camino hacia el trasplante total del rostro Trasplantar la cara de un muerto a una persona viva ya no es ciencia ficción. Técnicamente es posible y pocos lo dudan. Lo que se discute desde hace tres años es si realmente se debe dar el paso. Varios comités éticos han desaconsejado la delicada intervención tanto por los riesgos físicos como psicológicos de un trasplante de estas características. En contra de estas intervenciones pesan los elevados riesgos que corren los pacientes para tratar un problema que no es vital. Los trasplantados se verán obligados a consumir inmunosupresores, tratamientos que no están exentos de riesgos, para evitar el rechazo. La intervención también necesita pacientes con solidez emocional, capaces de despertarse cada día con la cara de otro. Maria Siemionow, el primer cirujano autorizado para hacer el trasplante en la Clínica Cleveland pregunta ante las críticas: ¿Quién tiene derecho a decidir sobre la calidad de vida de los demás?