Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 1 12 2005 Internacional 35 China admite su falta de medios para evitar desastres como el del río Songhua El ministro de Sanidad, Gao Qiang, alerta de la urgente necesidad de planes de emergencia b El benceno derramado en el río Songhua por una explosión en una planta química podría permanecer hasta la próxima primavera porque su cauce se está helando PABLO M. DÍEZ. CORRESPONSAL PEKÍN. Más de dos semanas después del vertido tóxico en el río Songhua, que ha dejado sin agua durante varios días a millones de personas en el norte de China, el régimen comunista por fin entonó ayer el mea culpa y admitió su falta de preparación para luchar contra este tipo de desastres ecológicos. Este asunto nos ha alertado de la necesidad de planes de contingencia eficaces para enfrentarnos a tales emergencias reconoció el ministro de Sanidad, Gao Qiang, quien confesó que el derrame de 100 toneladas de benceno en el río Songhua era un problema de gran envergadura Aunque aún no se conocen con exac- titud cuáles serán los efectos del vertido de dicha sustancia cancerígena, algunas organizaciones ecologistas, como Greenpeace y la Fundación Mundial para la Naturaleza, ya hablan de catástrofe medioambiental Según este último grupo, el benceno, un derivado químico del petróleo, podría permanecer en las aguas del Songhua hasta la próxima primavera porque el río está helado en buena parte de su cauce En este sentido, un experto del Departamento de Estudios Medioambientales de la Universidad de Shangai, Zhang Qingxiang, también explicó que se tardará diez años en eliminar las sustancias contaminantes que quedan en el barro y en los microorganismos del río que podrían ser engullidos por los peces y, a partir de ahí, pasar a la cadena alimentaria humana. Por ese motivo, y según informa la agencia Efe, la Administración Estatal para la Protección Medioambiental, aconsejó ayer no comer pescado Dos habitantes de la ciudad rusa de Javarovsk cogen agua de una fuente pública procedente de este río durante los próximos dos meses. Junto a dicha recomendación, el Gobierno chino ya ha destinado 534 millones de euros para hacer frente al vertido y a los cortes de agua que ha originado en ciudades como Harbin, de nueve millones de habitantes, o Songyuan, de casi 3 millones. AFP Subvención Con una subvención del Banco de Desarrollo de Asia, Pekín invertirá también otros 340 millones de euros en una tubería que suministrará agua procedente del río Lulin a Harbin, la macrourbe que ha resultado más afectada por el vertido porque casi cuatro millones de habitantes se abastecen del Songhua. Ya antes del derrame, provocado por las explosiones que tuvieron lugar el 13 de noviembre en una planta química situada en el curso superior del río, las aguas de este afluente del Amur estaban tan contaminadas que su consumo no era recomendable. Mientras tanto, la mancha tóxica de 80 kilómetros sigue avanzando en dirección a Rusia, donde llegará a la populosa ciudad de Khabarovsk en diez o doce días, y causando más cortes de agua en China. Tras Harbin, donde los estudiantes volvieron ayer a las aulas tras reanudarse las clases, el suministro se interrumpirá durante los próximos tres días en Dalianhe, de 26.000 habitantes.