Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 1 12 2005 Internacional 29 AFP Hillary Clinton (tercera por la derecha) con algunas de las futbolistas que ganaron la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de 1996 con la selección de EE. UU. Hillary Clinton se ve obligada a explicar su voto a favor de la invasión de Irak Apoyé esa resolución basándome en las evidencias que presentó el gobierno de una salida inmediata de Irak, pero sí el año que viene dejando atrás un contingente más pequeño en áreas más seguras MERCEDES GALLEGO. CORRESPONSAL NUEVA YORK. En octubre de 2002, 29 senadores demócratas se sumaron a la mayoría republicana para autorizar al presidente George W. Bush a invadir Irak. Tres años después, con la vida de más de 1.200 soldados estadounidenses a sus espaldas y la de cientos de miles de iraquíes, la senadora Hillary Clinton tuvo que explicar el martes a sus seguidores por qué apoyó esa guerra, que el 60 por ciento de los estadounidenses considera hoy un error. Voté a favor de esa resolución basándome en las evidencias que presentó el gobierno, sus aseveraciones de que primero buscarían resolver pacíficamente el tema de las armas de destrucción masiva mediante las inspecciones de la ONU, y los argumentos de que esa resolución era necesaria porque Sadam Husein nunca había cumplido con ninguna de sus obligaciones si no se veía forzado a ello escribió la senadora en una extensa carta que envió por e- mail a sus seguidores: http: www. clinton. senate. gov issues nationalsecurity index. cfm? topic iraqletter. Pero sus promesas resultaron estar vacías, se negaron a las repetidas peticiones de los inspectores de la ONU para que les dejaran terminar el trabajo, y las evidencias de las armas de destrucción masiva y las conexiones con Al- Qaida resultaron ser falsas Semejante declaración es mucho b La senadora no es partidaria más de lo que la ex primera dama haya dicho nunca sobre Irak en los tres años transcurridos, y tiene como fin responder a los muchos de vosotros que habéis llamado o habéis escrito a mi oficina haciendo preguntas y expresando vuestra frustración dice al comenzar la carta. Estrategia repetida Todo parece indicar que la senadora Clinton, que debe renovar su asiento en noviembre próximo, y a la que se sospecha en intensos preparativos para lanzarse a por la Casa Blanca en 2008, ha decidido repetir la estrategia de llevar a cabo una explosión controlada antes de que el asunto le estalle en las manos en plena campaña. Eso es, al menos, lo que hizo en 2000 con el caso Monica Lewinsky cuando decidió presentarse a senadora por Nueva York. Todos los estadounidenses se preguntaban entonces cómo había podido soportar la traición de su marido y seguir apoyándole públicamente. Una vez más Hillary promete asumir la responsabilidad de su voto, pero dice esperar que el presidente Bush también asuma su parte. No es partidaria de una salida inmediata de Irak, pero sí de que las elecciones del próximo día 15 en Irak resulten un punto crítico que nos permita el año que viene traer a casa a las tropas, dejando atrás un contingente más pequeño en áreas más seguras, con mayor inteligencia y capacidad de asalto Clinton reitera su apoyo a los soldados estadounidenses, ataca al presidente Bush y a su segundo, Dick Cheney, por haber acusado a sus críticos de falta de patriotismo, y pide al gobierno un plan claro para finalizar una guerra que a su juicio no debe tener un final abierto.