Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 Internacional JUEVES 1 12 2005 ABC Bush elude fijar plazos a la retirada de Irak El presidente de Estados Unidos reitera que este proceso requiere tiempo y paciencia hace pública su estrategia de victoria en Irak una hoja de ruta en la que afirma que con horarios fijos nunca se ha ganado una guerra PEDRO RODRÍGUEZ. CORRESPONSAL WASHINGTON. La escenografía militar empieza a ser un elemento obligado en la tramoya estratégica de una Casa Blanca cada vez más cuestionada por la guerra de Irak. En junio de 2002, el presidente de Estados Unidos eligió la academia militar de West Point para aquilatar su doctrina de ataques preventivos. En mayo de 2003, desde la cubierta del portaaviones USS Abraham Lincoln Bush celebraba prematuramente la victoria en Irak bajo el ya legendario cartelón de misión cumplida Ayer fue el turno de la academia naval de Annapolis para lanzar una especie de hoja de ruta encaminada a lograr una sustancial y airosa salida de los más de 150.000 efectivos del Pentágono estacionados en ese país. Ante la creciente impaciencia generada por un conflicto que ya ha costado la vida a más de 2.100 militares, 16.000 heridos y un desembolso de más de mil millones de dólares por semana, Bush ha pasado a la ofensiva presentando una estrategia de victoria en Irak Iniciativa que confirma- -pero no garantiza- -una visible reducción de tropas para el año que viene. Aunque siempre evitándose establecer calendarios o plazos fijos bajo el argumento de que ninguna guerra se ha ganado nunca siguiendo un horario Con todo, los análisis y cábalas en Washington coinciden en que la refeb La Administración Bush Tropas norteamericanas en Irak Número de soldados 160.000 Bush declara el fin de la guerra Captura de Sadam Rebelión Asalto a de Sadr Faluya Elecciones iraquíes 150.000 140.000 130.000 120.000 EE. UU. devuelve la soberanía a Irak 110.000 Aprobación de la Constitución 100.000 May. 2003 Dic. 2003 Abr. Jun. 2004 2004 Nov. Ene. 2004 2004 Jun. 2005 Oct. 2005 la victoria en Irak. Con todo, el documento de 35 páginas no incluye un ápice de autocrítica, ya que insiste en que las políticas aplicadas en el teatro de operaciones están funcionando a pesar de todos los retos pendientes. El plan rubricado por el Consejo de Seguridad Nacional apunta una deseada reducción de tropas para el año que viene, conforme avance el proceso político y las fuerzas de seguridad iraquíes crezcan y ganen experiencia Entre continuas matizaciones, se indica que aunque la presencia militar de Estados Unidos en Irak puede ser menos visible, permanecerá letal y decisiva, capaz de afrontar al enemigo donde quiera que éste se organice Lo que se interpreta como menos patrullas, convoyes y destacamentos, pero más misiones especializadas. rencia temporal incuestionable de todos estos planes formulados por un presidente Bush con los índices de aprobación más bajos desde su llegada a la Casa Blanca no es otra que noviembre de 2006. Fecha en la que Estados Unidos celebrará elecciones legislativas para renovar toda la Cámara de Representantes y un tercio del Senado, en una cita con las urnas donde los conservadores temen perder su actual control político en la colina del Capitolio. Un fracaso en Irak implicaría el descrédito de EE. UU. entre los demócratas reformistas del mundo cia A su juicio, las condiciones sobre el terreno son las que van a dictar el retorno a casa de las fuerzas de EE. UU. y no plazos artificiales fijados por los políticos en Washington Bush recalcó que mientras yo sea comandante en jefe, América no abandonará Irak Esta ofensiva retórica, a la que seguirán otros discursos jalonados hasta las elecciones iraquíes previstas para el 15 de diciembre, se veía ayer respaldada con la divulgación del primer documento de la Casa Blanca detallando toda clase de parámetros para declarar Graves consecuencias De no lograr los objetivos, el documento establece graves consecuencias como la transformación de Irak en un refugio de terroristas, el desprestigio del gigante americano entre los reformistas democráticos en el mundo árabe, y el impacto gravísimo que supondría un Irak balcanizado para los intereses de Estados Unidos en la región. El texto insiste en que a tres años del derrocamiento de Sadam no es realista esperar una democracia íntegra, capaz de derrotar a sus enemigos y reconciliar agravios generacionales Anticipando violencia durante un plazo de bastantes años, la Administración Bush identifica al enemigo en Irak como difuso pero sofisticado Una combinación de grupos que rechazan la transición democrática y terroristas inspirados por Al Qaida. Mientras yo sea comandante... En su discurso ante los cadetes de la Navy Bush insistió en que las fuerzas de seguridad de Irak- -que ya cuentan con más de 210.000 efectivos entrenados y equipados- -están asumiendo cada vez mayores responsabilidades. Aun así, el presidente reiteró que este proceso requiere tiempo y pacien-