Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 Nacional JUEVES 1 12 2005 ABC Absuelven a once ultras del grupo Bastión del delito de asociación ilícita El Tribunal considera que no estaban organizados ni su fin era delinquir b La Audiencia de Madrid condena El TC anula la entrega a Francia de un español autorizada por la Audiencia Nacional N. C. MADRID. El Pleno del Tribunal Constitucional ha anulado dos resoluciones de la Audiencia Nacional que dieron luz verde a la extradición a Francia del español Rubén M. A. acusado de tráfico de estupefacientes. La sentencia anula esas dos resoluciones porque vulneraron el derecho a la tutela judicial efectiva y el derecho a un proceso con todas las garantías. La Audiencia Nacional aprobó la entrega al no ver problemas legales para dar vía libre a la extradición, porque cuando Francia la solicitó ya se habían producido en ese país modificaciones legislativas tendentes a adecuar su ordenamiento jurídico a la euroorden lo que suponía la pérdida de vigencia de la reserva contemplada en el Convenio Europeo de Extradición de 1957 para la entrega de sus nacionales a otros países. El TC discrepa de esta interpretación porque esos cambios legislativos no se publicaron en el BOE hasta mayo de 2005, cuatro meses después de que se confirmara la extradición. a ocho miembros del grupo, entre ellos a Ricardo Guerra, asesino de Aitor Zabaleta, a un año y ocho meses por desórdenes públicos CRUZ MORCILLO MADRID. Siete años después del asesinato del seguidor de la Real Sociedad Aitor Zabaleta en las puertas del Vicente Calderón, su asesino, Ricardo Guerra, y otros diez miembros del grupo radical Bastión 1903 han sido absueltos del delito de asociación ilícita por la Audiencia de Madrid. El Tribunal ha condenado a ocho de los acusados a un año y ocho meses de cárcel por desórdenes públicos, y a dos de éstos a otros ocho meses por resistencia a la autoridad, pero no considera que se trate de un grupo organizado, que era lo que pedían la acusación particular y popular. Ambas han anunciado que recurrirán la sentencia. Para la Sala, no está acreditado que los encausados integraran un grupo con una mínima organización, cuyo fin fuera cometer hechos delictivos Señala la sentencia que muchos de los acusados no se conocían entre sí ni tenían relación entre ellos más allá de verse en determinados partidos de fútbol a los que acudían. El Tribunal no descarta, pese a este argumento de falta de organización, que cuando ocurrieron los graves altercados juzgados pudiera existir un concierto para cazar a los vascos como señaló un testigo protegido. Ataque colectivo y virulento La sentencia, que ha causado una profunda decepción a las acusaciones- -el padre de Aitor Zabaleta y Movimiento contra la Intolerancia- considera probado que el 8 de diciembre de 1998 entre 20 y 25 personas atacaron de forma colectiva y virulenta a un grupo de seguidores de la Real Sociedad a las puertas del Calderón, como declararon varios testigos y los policías que intervinieron. No estima, en cambio, que la pancarta que aglutinaba en el estadio a los miembros de Bastión -con un escudo del Atlético de Madrid y un hacha de doble hoja- -signifique que esas personas estuvieran concertadas ni que realizasen otras actividades delictivas como incendios o daños. Tampoco cree el Tribunal que se pueda afirmar que los acusados tengan una ideología de extrema derecha o nazi- -en la casa de uno de ellos se encontró simbología que así lo demuestra- pero aunque así fuera- -recuerda la Sala- reunirse personas de extrema derecha no es constitutivo de delito Ni extrema derecha, ni fines delictivos, ni organización estable. Los miembros de Bastión juzgados después de siete años de dilaciones en el proceso no tienen ninguna de esas características, según la Audiencia; tampoco un carácter racista o xenófobo o que negara los derechos de los ciudadanos de las comunidades autónomas Uno de los policías que los detuvo ya lo había alertado: Será muy difícil que les condenen por asociación ilícita. Son peligrosos, sin duda, pero probarlo va a ser complicado Para Esteban Ibarra, presidente de Movimiento contra la Intolerancia, la sentencia es benévola y desalentadora El padre de Aitor Zabaleta la considera una afrenta y dice que prueba la inutilidad de la justicia en este país