Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 30 11 2005 99 El Alcoyano quiere hacer buena su leyenda eliminando al Atlético de la Copa del Rey (21.45) Calderón y Gasol se enfrentan por primera vez en la NBA y llegan al duelo en su mejor momento de la temporada Un tanque del área. Alto, fuerte, justito de técnica pero un rematador nato. Pega al balón con todo. Gracias a ello, el delantero centro del Fiorentina es el máximo goleador europeo con 16 tantos. Y está en las quinielas como refuerzo del Real Madrid en el periodo invernal Luca Toni, el martillo pilón TEXTO: J. M. CUÉLLAR AP MADRID. Lo dice Marta, su novia de siempre: Cuando le conocí era un desastre, un gafe de primera Y no le faltaba razón. Este Luca Toni de despertar tardío mira cinco años atrás y su vida deportiva era un caos. En sus primeros seis años fue dando tumbos de un lado a otro hasta recalar en cinco equipos diferentes. Un gigantón torpón y sin suerte que no le daba una patada a un bote. Módena, Émpoli, Fiorenzuela, Lodigiani y Treviso vieron su triste peregrinar por la Serie C (la Tercera división italiana) En el Lodigiani, con 23 años, vio claramente que su carrera iba hacia la nada. A una edad en la que los futbolistas están a punto de explotar o ya lo han hecho, él fallaba los remates más fáciles y resbalaba cuando tiraba los penaltis. Así que decidió abandonar. Fue la propia Marta la que le convenció para seguir. No le fue difícil porque este Toni es un tipo que nunca se exalta, ni para bien ni para mal. Pensó que tampoco tenía otra cosa que hacer, así que siguió. De repente, la suerte empezó a cambiar. Accedió al Treviso en Segunda y logró 15 goles. Le contrató el Vicenza, que estaba en Primera, y Luca pensó que eso era lo máximo a lo que podía aspirar. Pero aún le esperaba algo mejor, el salto al Brescia, donde compar- tió filas con Roberto Baggio. Al menos, algo que contar a sus hijos. Pero ya pareció haber llegado al tope. En 2003, con 26 años, regresó a Segunda, al Palermo, en lo que parecía una curva descendente, el principio del fin. No se sabe muy bien lo que pasó, quizá fue la madurez o esa especie de visión que tienen los jugadores al llegar a cierta edad, el conocimiento del juego... El caso es que todo lo que antes estaba saliendo mal ahora salía bien: marcó 30 goles y metió al Palermo en la Serie A. La temporada siguiente logró otros veinte tantos y clasificó a su equipo para la Copa de la UEFA. El delantero había afilado sus maneras y en otra vuelta de tuer- ca a la manivela de la fortuna se topó con Cesare Prandelli. Un entrenador que sabía lo que es la mala suerte. En 2004 tuvo que dejar el banquillo del Roma en plena temporada para atender a su esposa, que estaba gravemente enferma. El hombre pasó un año en blanco antes de ser llamado por los riquísimos hermanos Della Valle, que se habían hecho cargo del Fiorentina. Prandelli sólo puso una condición: que ficharan a Luca Toni. Pagaron por él 18 millones de euros. Goles por doquier Desde ese momento, todo fue de fábula. Marcó en el primer partido de Liga, y en el segundo; se enfrentó a otro goleador de primera, Iaquinta, del Udinese. Toni fue el vencedor, anotó dos goles y fabricó un tercero. Al final, 4- 1. Iaquinta marcó un gol y le anularon un segundo sin motivo. La historia se repitió la semana pasada, pues Toni se encargó de tumbar nada menos que al Milán (3- 1) Hizo dos goles mientras que Gilardino, el ariete del Milán, marcaba uno y le era anulado otro. En la selección se ha convertido en imprescindible y en la gran esperanza para el Mundial. Le ha cambiado la suerte. Ahora, dicen que lo pretende el Madrid, pero él dice que prefiere jugar con Ronaldinho. De salto en salto Nombre: Luca Toni. Lugar de nacimiento: Módena. Fecha de nacimiento: 26- 05- 1977 (28 años) 1,94 89 kilos. Trayectoria: 1994- 95: Módena. 1995- 96: Modena. 1996- 97: Émpoli. 1997- 98: Fiorenzuela. 1998- 99: Lodigiani. 1999- 00: Treviso. 2000- 01: Vicenza. 2001- 02: Brescia. 2002- 03: Brescia 2003- 04: Palermo. 2004- 05: Palermo. 2005- 06: Fiorentina. Italia: 15 partidos (seis goles) enero. Navegó cuando habló del entrenador, pero lo tiene muy claro. Y haría bien Luxa en olvidarse de la Prensa y aprovecharse de la política presidencial en este capítulo para aferrarse al cargo. Florentino fichará un nuevo técnico para la temporada próxima. No lo dice, pero lo piensa. E, incluso, a veces le falla el subconsciente y acepta que es su calvario y que le gustaría encontrar de una vez por todas uno que sepa manejar esta plantilla. Salvo nuevas catástrofes, no quiere echar a Luxa. Prefiere que se vaya con el contrato cumplido. No le renueva, pero no le echa. Así se fueron Del Bosque y Queiroz. Camacho dimitió y sólo García Remón entra en el gremio de los despedidos. Odia el presidente que le machaquen con nombres. Capello está en su cabeza, casi tanto como en la de Fabio el Bernabéu, pero cada vez que oye que viene o que tiene un precontrato es un golpe bajo a su candidatura. Que nadie dude que el entrenador lo fichará el presidente. Nadie más. El Camp Nou une a palestinos e israelíes en el partido por la paz Su Alteza Real la Infanta Cristina presidió anoche el partido por la paz que se disputó en el Camp Nou y que congregó a más de 30.000 espectadores. Allí el fútbol habló su lenguaje universal, y palestinos e israelíes, formando un solo equipo, demostraron que es posible afrontar un camino común. Lo de menos fue el resultado (2- 1 a favor del Barcelona) El actor Sean Connery hizo el saque de honor, mientras que en el palco (en la imagen) estaban los Duques de Palma: Miguel Ángel Moratinos, ministro de Asuntos Exteriores; Pasqual Maragall, presidente de la Generalitat; Simon Peres, viceprimer ministro israelí; y Joan Laporta, presidente del Barcelona. EFE