Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 Sociedad REFORMA DE LA LOE SITUACIÓN POLÍTICA MIÉRCOLES 30 11 2005 ABC Malestar en un sector del PSOE por las cesiones a la enseñanza concertada Los discrepantes advierten de que ya no se puede ceder más en un texto que califican de mínimos b La ampliación de los conciertos El PP se siente expulsado del diálogo y mantiene el frente de oposición abierto Ana Pastor está convencida de que el tiempo acabará dándonos la razón b Los populares destacan que el a la educación infantil y el pago directo por el Estado a los profesores de Religión que contraten las diócesis, principales críticas GONZALO LÓPEZ ALBA MADRID. El sector más laico del PSOE, incluido algún miembro de su ejecutiva federal, está molesto con algunos de los cambios introducidos en el proyecto de Ley Orgánica de Educación (LOE) para ampliar la base social de consenso en torno a esta reforma tras la manifestación multitudinaria de rechazo celebrada hace varias semanas. No obstante, este malestar no se traducirá, según los dirigentes de ese sector consultados por ABC, en una controversia interna o una ruptura en la disciplina de voto al asumir que, gracias a esas cesiones, se rompe el frente de la derecha educativa dirigido por el PP, que se queda solo en el rechazo De hecho, ayer ni se suscitó el debate durante la reunión del Grupo parlamentario socialista. Los críticos opinan que en la negociación de los últimos días se ha hecho alguna concesión cualitativa muy importante en términos de izquierda, de laicismo y de escuela pública En concreto, destacan la ampliación de la financiación por el Estado de la enseñanza concertada en el tramo de tres a seis años, ya que además de los ingresos adicionales que esos colegios podrán obtener por tres cursos adicionales, se favorece que puedan fidelizar a su alumnado al comenzar sus enseñanzas a la llamada escuela infantil. También discrepan de que, finalmente, se haya optado por la fórmula que el Gobierno de José María Aznar implantó en 1999 para la contratación acuerdo con la FERE sólo es económico y que, además, el Ministerio confía en el dinero de las Comunidades para pagarlo CRISTINA DE LA HOZ MADRID. La guerra educativa está lejos de haber llegado a su fin. Además de las críticas ya vertidas por los convocantes de la manifestación del pasado día 12 a la redacción final de la LOE, el PP seguirá presentando batalla, según indicó ayer su responsable en Política Social, Ana Pastor, cuyo partido no se siente en absoluto desautorizado tras el consenso que ha alcanzado el Gobierno con la FERE y el FSIE sobre los centros concertados. Pastor lo limitó a un acuerdo económico que aún siendo bueno porque es una manera de aportar recursos a la educación, dijo, se desconoce tanto la cantidad como a quién le corresponde ese desembolso, bien al Ministerio o a las Comunidades, que tienen competencia en la materia. Ante todo, el PP quiere desmontar la idea de que no ha querido pactar ni una línea de la Ley de Educación y Pastor adujo que cuando tienen la oportunidad de aceptarnos enmiendas, asumen sólo cuatro de ciento cincuenta que presentamos Tras la multitudinaria manifestación del 12, prosiguió, el Gobierno intenta escenificar un acercamiento a los sectores más críticos, y lo consigue con la FERE, pero las reformas responden a un intento de maquillar los puntos más llamativos de la propuesta y, al tiempo, intentar expulsar al PP de la estabilidad del sistema Alfredo Pérez Rubalcaba IGNACIO GIL Ana Pastor JAIME GARCÍA Los críticos asumen los cambios porque se ha roto el frente educativo de la derecha dirigido por el PP y el pago de los profesores de Religión. De acuerdo con esta fórmula, que el PP introdujo a través de la Ley de Acompañamiento, son las diócesis las que contratan y despiden a ese profesorado, pero es el Estado quien ha de pagar directamente sus salarios y, en su caso, afrontar las costas de los despidos improcedentes. A juicio de este sector del PSOE, el texto aprobado en Comisión es de mínimos y ya no se puede ceder más Esta última consideración se refiere especialmente a que la enseñanza de la Religión católica no sea obligatoria para el alumnado ni evaluable. Entre los cambios positivos introducidos durante el trámite de Comisión se destaca el compromiso, incorporado como transacción a una enmienda de Izquierda Unida, de que el Gobierno deberá elaborar un plan de inversiones en la escuela pública para, en el plazo de diez años, alcanzar la media de la Unión Europea. La dirección del Grupo Socialista admite que se han hecho concesiones tanto a IU y ERC como a los nacionalistas y a los sectores más vinculados a la Iglesia Católica, pero sin desnaturalizar el proyecto original y demostrando que este Gobierno escucha, dialoga y no impone, al contrario que el PP Los populares defenderemos el modelo de escuela en que creemos. La LOE está llena de LOGSE a la carta es permisivo con los novillos y se olvida de la dignidad del profesorado. Tampoco garantiza la relación directa entre los centros educativos y las familias y el nuevo criterio de área de influencia está redactado en términos ambiguos, destaca entre un rosario de censuras. Lo más llamativo es que considera que en el nuevo texto la escuela pública se queda de pena, hace que no sea fuerte En definitiva, en el PP creen que lo pactado entre el Gobierno y la FERE supone quitar las arrugas, pero el maquillaje se va perdiendo dijo Pastor, para agregar convencida de que el tiempo nos dará la razón De ahora en adelante, el PP trabajará y defenderá el modelo de escuela en la que cree. El articulado está lleno de LOGSE comentó en referencia a la Ley alumbrada en la época en que el actual portavoz parlamentario del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, era secretario de Estado de Educación, y que constituyó un fiasco educativo. Pastor asegura que el teléfono no ha dejado de sonar en su despacho y que profesores, padres y alumnos nos piden que sigamos defendiendo nuestro modelo aseguró. Rosario de críticas Nos expulsan del diálogo afirmó tajante Pastor para agregar que la credibilidad del PP viene por la vía de que nos han reconocido lo que criticábamos y no vamos a cambiar A continuación, la responsable de Políticas Sociales del PP enumeró las reformas que, a su juicio, no son tales o tienen trampa. En cuanto a las materias comunes denuncia que si bien se habla de tiempo no se entra en los contenidos o argumenta sobre la repetición de curso que las evaluaciones en primero, segundo y tercero de ESO son aleatorias y las deciden las Comunidades. Asimismo subraya que la nueva ley renuncia a los itinerarios; desvirtúa la física; se olvida del griego y del latín; continúa con un bachillerato