Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 Opinión MIÉRCOLES 30 11 2005 ABC PRESIDENTE DE HONOR: GUILLERMO LUCA DE TENA PRESIDENTA- EDITORA: CATALINA LUCA DE TENA CONSEJERO DELEGADO: SANTIAGO ALONSO PANIAGUA DIRECTOR: IGNACIO CAMACHO Directores Adjuntos: Eduardo San Martín, Juan Carlos Martínez Subdirectores: Santiago Castelo, Rodrigo Gutiérrez, Carlos Maribona, Fernando R. Lafuente, Juan María Gastaca, Alberto Pérez Jefes de área: Jaime González (Opinión) Mayte Alcaraz (Nacional) Miguel Salvatierra (Internacional) Alberto Aguirre de Cárcer (Sociedad- Cultura) Ángel Laso (Economía) Jesús Aycart (Arte) Adjunto al director: Ramón Pérez- Maura Redactores jefes: V. A. Pérez, S. Guijarro (Continuidad) A. Collado, M. Erice (Nacional) F. Cortés (Economía) A. Puerta (Regiones) J. Fernández- Cuesta (Sociedad) A. Garrido (Madrid) J. G. Calero (Cultura) E. Ortego (Deportes) F. Álvarez (TV- Comunicación) L. del Álamo (Diseño) J. Romeu (Fotografía) F. Rubio (Ilustración) Director General: Héctor Casado Económico- financiero: José María Cea Comercial: Laura Múgica Producción y sistemas: Francisco García Mendívil IZQUIERDA DIMINUTA EN LA CASA DE LA VILLA A izquierda del Ayuntamiento de Madrid (PSOE más IU) volvió ayer a demostrar su diminuta talla- -y su irrenunciable vocaciónpor permanecer en la oposición- -al arremeter contra Jaime Campmany, maestro del idioma y del periodismo, a cuenta de la calle que el municipio quiere dedicarle tras su reciente fallecimiento. Mal está que socialistas y comunistas no sean capaces de advertir la extraordinaria relevancia de la obra de quien pasa porser uno de los columnistas más sobresalientes de la prensa durante la segunda mitad del siglo XX y un referente insoslayable de esta profesión. Pero aquí la ignorancia sin lagunas que demuestran pasa a un segundo plano, arrollada por la demagogia y el mal estilo que han demostrado al intentar- -que no conseguir- -denostar la figura de tan ilustre colaborador de esta Casa. Pero ni los insultos ni los ataques de un par de concejalas (Rosa León y Concepción Denche) a la caza de su minutillo de gloria, detuvieron al sentido común que dicta que Campmany debe tener una calle en la ciudad donde vivía, de la que siempre habló desde el elogio apasionado por su capacidad infinita de acogida. Lo mejor es no hacer mucho caso a quienes chapotean en el odio, lamentar su sectarismo y otras mediocridades y, en su lugar, celebrar el justo reconocimiento a un maestro. L BATASUNA EN BRUSELAS E L último comunicado de ETA planteó nuevamente la táctica etarra de internacionalizar el conflicto vasco, especialmente en el ámbito europeo. La carta que los terroristas querían hacer llegar a embajadas y medios de comunicación europeos cobra hoy todo sentido estratégico, como cobertura al acto que realizará en Bruselas el Foro de Debate Nacional, que agrupa a formaciones políticas- -entre ellas Batasuna y Eusko Alkartasuna, socio del PNV en el Gobierno de Vitoria- -y sindicatos nacionalistas y abertzales. Este Foro surgió en 2003 como una alternativa de Batasuna a su ilegalización y se formó a partir de la izquierda abertzale presente en Udalbiltza. La importancia de las iniciativas que está tomando este Foro se refleja en el apoyo explícito que le da la banda terrorista, volcando en él la fachada política de una posible negociación con el Gobierno. El objeto del acto de Bruselas es presentar- -y legitimar internacionalmente- -el llamado Acuerdo democrático de base cuyo fundamento es el reconocimiento del derecho a la autodeterminación del pueblo vasco y su ejercicio mediante una consulta popular. Los abertzales acuden a Bruselas con una puesta en escena a la irlandesa con un grupo de presión formado por varios europarlamentarios y acompañados en la presentación de su Acuerdo democrático de base por el sacerdote católico Alec Reid, mediador en el proceso de paz de Irlanda del Norte, y el vicepresidente del Parlamento Europeo, el francés Gérard Onesa. Estos datos demuestran que ETA y la izquierda abertzale quieren recuperar el terreno perdido en Europa. Y el problema es que el Gobierno no sólo no ha respondido a estas iniciativas, sino que su pasividad parece deliberadamente permisiva. Mucho han cambiado las cosas desde que PP y PSOE acordaban iniciativas conjuntas en Bruselas para aislar a ETA y a sus cómplices políticos. La lista europea de organizaciones terroristas, la euro- orden o el Informe Watson sobre terrorismo son algunos ejemplos de una política conjunta- -una auténtica política de Estado, recluida hoy en la nostalgia de millones de españoles- -que consiguió la deslegitimación absoluta de ETA y su entorno ante las instituciones europeas y, lo que era más importante, ante las sociedades de los Estados miembros de la UE. Hoy, sin embargo, la indolencia del Gobierno, su falta absoluta de beligerancia política y legal contra la izquierda abertzale, ha permitido a Batasuna, aún presente en la lista europea de organizaciones terroristas, jugar esta segunda vuelta de un partido que ya tenía perdido, queriendo llevar a Europa la recuperación de protagonismo que ya ha logrado en la política vasca. Por eso, cuando el Gobierno exige lealtad en su política sobre ETA parece ignorar que los resultados que se han producido hasta el momento son inadmisibles para una gran mayoría de ciudadanos, que confiaban en que el PSOE continuaría con la misma presión, legal y política, sobre el entramado batasuno. Es puro voluntarismo pedir adhesión ciega e incondicional a una política que ya no está orientada a la marginación de una izquierda abertzale que sigue sin condenar el terrorismo, ni exigir a ETA el abandono definitivo de las armas. Ahí están las críticas de Patxi López a determinadas acciones judiciales contra el entramado de Batasuna y sus ambiguas insinuaciones de pactos futuros con esta formación ilegal con expresiones, poco meditadas pero no menores, de la evolución- -o involución- -que muestra el socialismo vasco, y el PSOE en su conjunto, ante la izquierda proetarra. ETA quiere recuperarse políticamente en Europa. Es un empeño que viene de largo y que había sido frustrado. Hasta ahora. La obligación del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero es impedir este nuevo avance de los cómplices etarras, oponiendo- -si sabe, si quiere y si puede- -la diplomacia y la política ante los Ejecutivos europeos y las instituciones comunitarias. Lo demanda la pura legalidad, pues Batasuna es una organización señalada como terrorista, y lo exige la defensa del interés de España, donde no existe conflicto político alguno que requiera la mediación internacional, sino un terrorismo que acecha y contempla el cambio de tiempo que, consolidado en el País Vasco, quiere emprender el camino de Bruselas. Jacques Chirac AFP TRISTE CANCIÓN DE CUMPLEAÑOS LA CONFUSIÓN DE LAS LENGUAS J H A escogido un mal día José Montilla para utilizar por primera vez el catalán en un Consejo de Ministros de la Unión Europea. Pocas horas antes, la Comisión había anunciado el recorte del presupuesto dedicado a los traductores de español, que queda reducido en un tercio (de los 100 actuales a 67 a finales de 2006) Las lenguas más poderosas de la Unión- -inglés, francés y alemán- -han logrado mantener con holgura sus posiciones. En cambio, el Gobierno socialista ha sido incapaz de hacer valer el peso de 45 millones de hablantes en Europa, así como de 400 millones en todo el mundo, que convierten al español en la segunda lengua de referencia y en vehículo de una cultura de máximo rango internacional. Ha dicho con acierto el ministro de Industria que la decisión de las autoridades comunitarias constituye una injusticia y un error histórico La argumentación de Bruselas resulta peregrina, porque sitúa a la lengua española en paridad con el letón, el estonio, el maltés y otros idiomas, dignísimos- -sin duda- pero de muy limitada difusión en el seno de la UE y casi nula en el resto del mundo. Sin embargo, Montilla debería ser consciente de la grave responsabilidad que incumbe en este asunto al Gobierno del que forma parte por su empeño en auspiciar el uso en el ámbito comunitario de las lenguas cooficiales de determinadas comunidades autónomas, proceso iniciado por Maragall hace pocas semanas en el seno del Comité de las Regiones. Debilitado por una batalla innecesaria e inoportuna, Zapatero ya no está en condiciones de plantar cara a los socios comunitarios en cuestiones concernientes al debate lingüístico. La lengua común de todos los españoles sufre así las consecuencias del interés gubernamental por complacer en todo a sus socios más radicales. Al exhibir fuera de nuestras fronteras la pluralidad que enriquece la cultura española, Zapatero y sus ministros siembran la confusión (entre catalán y valenciano, sin ir más lejos) y ofrecen una imagen de incoherencia que es impropia de un país con aspiraciones. Se pelea muy duro en Europa para ganar posiciones políticas, socioeconómicas y culturales, y no se puede dar ventaja a los competidores por razón de coyunturas internas o, acaso, de las dificultades políticas que atraviesa alguno de los ministros afectados. ACQUES Chirac cumplió ayer 73 años, en plena crisis política francesa y con su popularidad en los niveles más bajos de los últimos tiempos (70 por ciento de opiniones negativas, según los sondeos más recientes) Los horizontes de futuro de la nación vecina, pendiente de la sucesión del presidente, se observan con preocupación en medio de un panorama ciertamente desolador. Francia presenta todas las carencias propias de un país necesitado de reformas y que se ve urgido, de golpe, a poner en marcha nuevas políticas de inmigración y a endurecer la ley antiterrorista. Obligado por la realidad de los últimos acontecimientos (el violento estallido social en los suburbios de París) Francia intenta cambiar el ritmo para afrontar los nuevos desafíos. Tarde, el Ejecutivo de Dominique de Villepin se plantea abandonar los viejos dogmas de antaño, consciente de que la figura de Chirac es más que nunca un problema. Cumpleaños en medio de un paisaje sombrío.