Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 29 11 2005 Deportes 101 Una selección palestino- israelí se enfrenta hoy al Barça en el Partido por la Paz. Algunos futbolistas palestinos deseaban mantenerse en el anonimato porque temen represalias Pacifistas o colaboracionistas TEXTO HUGO MEDINA Ronaldinho besa el Balón de Oro instantes después de recibir el trofeo AFP Shevchenko: Juega un fútbol espectacular y siempre con una sonrisa Stoichkov: Curioso, aguanta la presión de cien mil espectadores y se emociona en un acto así Cruyff: Su grandeza se debe a que está en el equipo justo en el momento justo, a lo peor en el Madrid no brillaba tanto Figo: No sé si será tan bueno como Maradona, pero ambos son dos jugadores singulares, únicos Luis Suárez: Lo tiene todo, velocidad, regate, visión de juego... sólo flojea de cabeza con una sonrisa En ello también incidía el búlgaro Hristo Stoichkov. Con su juego disfruta hasta el balón. Cuando yo jugaba era muy pequeño, pero no hubiéramos hecho una mala pareja. Es curioso, aguanta la presión de jugar ante cien mil aficionados en el Camp Nou y se emociona en un acto como éste Comparado con Maradona Di Stéfano y Luis Suárez, inseparables hasta en la foto de recuerdo, también dejaron su sello sobre Ronaldinho. Para el madridista es un jugador que gusta por su fútbol y su alegría. Me gusta cómo entiende el fútbol El azulgrana valoraba su corta edad. Desde Maradona no salía un pelotero tan bueno. Su fútbol entra por los ojos, llega al público, lo tiene todo, velocidad, dribling, visión de juego, si acaso flojea en su juego de cabeza Johan Cruyff fue de los que más se explayó. Gran parte de su grandeza se debe a que está en el equipo justo en el momento justo. Rijkaard ha hecho un equipo para que Ronaldinho brille. Puede marcar una época porque está en un equipo donde puede sacar todo lo que lleva dentro. A lo peor en el Real Madrid no brillaba tanto Figo apostilló: Es un fútbol extraordinario con el que la gente disfruta. No sé si será tan bueno como Maradona, pero desde luego son dos jugadores singulares, únicos JERUSALÉN. Los integrantes palestinos de la selección de fútbol mixta, de la que también forman parte jugadores israelíes, se enfrentarán hoy al Barcelona en el Nou Camp bajo el temor de sufrir represalias, después de haber sido acusados de colaboracionistas Esta es la primera vez que jugadores palestinos e israelíes forman un equipo conjunto, pero una parte de la población palestina observa con recelo que sus representantes deportivos se codeen con los israelíes en un partido amistoso. Muchos palestinos consideran que la brutal ocupación que sufren no permite este tipo de encuentros amistosos, máxime cuando el ejército israelí está actuando a diario en los territorios ocupados y causando muertes. Grupos de colonos judíos arrancaron de cuajo, el domingo, unos doscientos olivos pertenecientes a los palestinos en Cisjordania, sin que la policía o el ejército hayan tomado cartas en el asunto. Estos sucesos han suscitado el malestar entre la población en general, un hecho que se proyecta sobre los jugadores que esta noche saldrán al Camp Nou. Incluso, los periodistas palestinos que ayer viajaron a Barcelona con la selección mixta desconocían los detalles esenciales. No conozco qué jugadores palestinos van a jugar, ni siquiera conozco el nombre de uno de ellos comentó antes de iniciar el viaje el periodista del diario Al- Quds de Jerusalén oriental. Algunos futbolistas deseaban mantenerse en el anonimato, por temor a las reacciones. Uno de los jugadores de esta lista es Jaldun Fahard, quien hace algunos años estuvo a punto de ser fichado por el equipo israelí Hapoel Bersheba, pero no pudo hacerlo porque las autoridades de Israel no le dieron permiso para vivir al otro lado de la frontera. La convocatoria incluye a cuatro jugadores del sector ocupado de Jerusalén, una zona que Israel se anexionó tras la guerra de 1967 y que la comunidad internacional no reconoce. Un entrenador encarcelado El entrenador, Yamal Hadida, dirige también al equipo de la ciudad de Tulkarm y es uno de tantos palestinos que conoce de primera mano la experiencia de pasar por las cárceles israelíes. Ahora trabaja en las fuerzas de seguridad de la Autoridad Nacional Palestina. Para viajar a Barcelona cada jugador ha necesitado el permiso de las autoridades militares israelíes. En dos casos ha habido problemas, aunque gracias a la mediación de otros organismos al final han viajado todos los que han sido convocados. Para la mayoría de los miembros de la delegación palestina ésta es la primera vez en su vida que pueden abandonar los territorios ocupados de Cisjordania y la franja de Gaza. La camiseta que lucirá el equipo mixto en el Camp Nou será de color azul y en ella figurará la leyenda Paz en hebreo, árabe e inglés. El Rey encabeza el comité de honor de esta iniciativa, que también integran el presidente de Israel, Moshe Katsav, el presidente palestino, Mahmoud Abbas, y el presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero. En el palco del Nou Camp estarán también el ex presidente de Estados Unidos, Bill Clinton, el presidente de la Comunidad Autónoma de Cataluña, Pasqual Maragall, el alcalde de Barcelona, Joan Clos, e invitados populares como el actor Sean Connery. El partido será televisado en directo a 172 países, como colofón a la Cumbre Euromediterránea. No es la selección palestina A pesar de ello, ayer se hizo pública la convocatoria de Yamal Hadida, el seleccionador que ha volado con ellos a Barcelona. La forman: Haldon Fahed Ali Aluara (capitán y jugador del Dahriya) Yahia Mussa (Hilal Jericó) Halil Muhammad (Helil Jericó) Ahmed Id Ahmed Brahme (Hilal Jericó) Amin Duabshe (Nablus) Abdalá Sidaui (Hilal Jerusalén) Fadi Lafi (Kalandiya) Muhammed Zohir As ed T fal (Tulkarem) Husám Muhammed Mahmud Amira (Zur Baher) Hasán Muhammed (Dahriya) y Ta er Mahmud (Issawiya) La delegación palestina está formada por veinticinco personas y, en realidad, ninguno de los futbolistas presentes en la ciudad Condal pertenece a la selección, puesto que ésta voló ayer a Qatar, en el Golfo Pérsico, para participar en un torneo asiático.