Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 29 11 2005 63 Amat, Sicilia, Goytisolo y Morente participan en dos grandes proyectos sobre Las mil y una noches Tomás Segovia culpa a la Prensa de la polémica con la familia de Juan Rulfo sobre el premio que lleva su nombre Una joven contempla el Retrato de Clement de Jonghe de 1651 YOLANDA CARDO El Rembrandt grabador deslumbra en La Pedrera con fondos franceses y españoles DÍAZ JAPÓN La muestra rinde homenaje al artista en su cuarto centenario, que se celebrará en 2006 b Rembrandt. La luz de la som- rios creen haber encontrado es la llegada de cuadros de Caravaggio, cuya influencia en esta escuela sevillana trata de subrayar la muestra estableciendo un diálogo entre cuadros de pintores italianos y sevillanos. Pérez Sánchez y Navarrete han logrado traer a Focus, para fijar esta hipótesis, El sacrificio de Isaac procedente de The Barbara Piasecka Johnson Collection Foundation. Otras obras que pueden verse del maestro italiano de ese tenor son San Jerónimo penitente procedente del Museo de Montserrat; David vencedor de Goliat procedente del Museo del Prado, y Crucifixión de San Pedro copia que viajó a Sevilla desde el Museo del Patriarca de Valencia. bra reúne un centenar y medio de estampas del artista, con obras maestras como Ecce Homo o Las tres cruces ALEIX MATARÓ BARCELONA. La grandeza de Rembrandt se mide no sólo por su pintura, sino también por su huella en el campo del grabado calcográfico. Su obra sobre cobre es un paradigma para artistas y ha sido siempre objeto codiciado por los coleccionistas. La Biblioteca Nacional de España y la Bibliothèque Nationale de France concentran una cantidad notable de estampas del artista holandés, herencia de las colecciones reales o procedentes de otras colecciones excepcionales que, a lo largo de los siglos, han sido adquiridas o donadas. Es así como a la vista del cuarto centenario del nacimiento del artista holandés (Leiden, 1606) se puede organizar una exposición como Rembrandt. La luz de la sombra El proyecto expositivo fue inaugurado ayer en La Pedrera, sede cultural de la Fundación Caixa Cataluña, en Barcelona. Después, la exposición viajará a las respectivas sedes de las bibliote- cas nacionales de Madrid y París. La muestra reúne un centenar y medio de estampas de ambas instituciones, con el objetivo de acercar al gran público una faceta extraordinaria de Rembrandt, muy a menudo apreciada sólo por una minoría. Rayas y tintas La muestra, comisariada por Gisèle Lambert y Elena Santiago Pérez, acerca al público obras maestras de Rembrandt, como el Ecce Homo Las tres cruces o la denominada Estampa de los Cien Florines Las obras se organizan por temas: autorretratos, escenas bíblicas, paisajes, desnudos femeninos y retratos. La selección se centra en las estampas que reflejan mejor el proceso creativo del artista. Por eso hay una buena cantidad de pruebas que Rembrandt realizaba para controlar el avance de la composición. Destacan dos matrices de cobre del propio Rembrandt, que se exponen por primera vez. Todo ello permite apreciar el desarrollo de las originales composiciones del artista; valorar su concepto lineal, ágil y expresivo; el desarrollo del espacio, valorar la relación entre luz y sombras, la profundidad psicológica de los retratos o su interpretación humana de la espiritualidad. VÍA LIBRE AL GENIO DE VELÁZQUEZ ALFONSO E. PÉREZ SÁNCHEZ Director honorario del Prado H e aquí la ocasión de ver, objetivamente, el cambio que se produce en Sevilla, donde la tradición era próxima al manierismo flamenco de finales del XVI, para dar lugar al naturalismo, un lenguaje que alcanza su madurez máxima en los artistas de la gran generación, nacidos en torno a 1600. Velázquez nace en 1599, Alonso Cano nace en 1601 y Zurbarán nace en 1598. El lenguaje de estos artistas difie- re muchísimo de sus antecedentes locales y este cambio se debe a la aportación de obras italianas traídas por los aristócratas y funcionarios que habían estado en Italia como embajadores en Roma, virreyes en Nápoles o gobernadores en Milán. También por la presencia de artistas italianos o de españoles que viajaron a Italia. La huella de Caravaggio y sus seguidores se funde entonces con los elementos supervivientes de la tradición flamenca y con las obras de Ribera o Tristán, dando vía libre a la genialidad de Velázquez y sus contemporáneos. La exposición pretende visualizar estos factores contando con obras que la hagan evidente y fácilmente accesible al público general y a los profesionales de la Historia del Arte.