Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 Madrid MARTES 29 11 2005 ABC CAPITALIN S de cacería y una caja de porcelana. Como ya se había hecho tarde y la comida en El Rastrillo es algo que no se perdona, Laura Ponte se dirigió al Rincón del Gourmet en el que saludó a la Infanta Doña Pilar de Borbón. Este restaurante, en el que atienden a la entrada Aurora Barroso y la Baronesa de Grado, también contó ayer con otra mesa de lujo en la que se encontraban Tessa de Baviera, Tina Múgica, la Marquesa de Villén y Pilar Valdés. A esa misma hora, la Venta del Toro era una auténtica fiesta. El motivo, que Inés Ballester, Alfonso Yunta, Rocío Martín y Manolo Jiménez recibían los tradicionales delantales que otorga este puesto. La presentadora y colaboradores del programa televisivo no dudaron en arrancarse a bailar con Pilar Bienert e Isabel Baeza, bajo la atenta mirada de María Teresa Ortiz Bau. A ellas se les sumó una bailaora de lujo, Eulalia Romero La Gallina que lleva toda una vida haciendo disfrutar con su arte. Lo dicho, toda una fiesta al más puro estilo andaluz. Más alejada del bullicio, la Tómbola La Oca en la que se encuentra Imelda Moreno, continuaba su ajetreado quehacer en el puesto del Padre Ángel, cuya recaudación va a parar a Mensajeros de la Paz Durante toda la tarde, Rosa Villacastín se dedicó a firmar ejemplares de su libro, a diferencia de Marujita Díaz y José Manuel Parada- -estaba previsto que acudieran- -que no se dejaron caer por El Rastrillo. Como fin de fiesta, la Venta del Toro celebró La noche de los toreros con un homenaje a los diestros José Ignacio Uceda Leal y Ángel Gómez Escorial, al que asistió el incondicional del Rastrillo, Jaime Ostos. Una jornada de las más completas en la que no faltó de nada. La Infanta Doña Elena se detuvo en el puesto de Jordania LA INFANTA ELENA VISITA EL RASTRILLO TEXTO: AIDA FERNÁNDEZ FOTOS: ÁNGEL DE ANTONIO L a semana en El Rastrillo comenzó ayer a lo grande con la visita de la Infanta Doña Elena. Pasadas las doce del mediodía, llegaba despertando la curiosidad y los comentarios de los visitantes más madrugadores. Casi uno a uno, la Infanta fue visitando todos los puestos del mercadillo, en los que se paraba a saludar, ojear los objetos y, en muchos casos, comprar regalos. El Revoltijo una de sus primeras paradas, fue el lugar elegido para adquirir unos detalles- -llaveros luminosos y bolígrafos- -para sus hijos y sus sobrinos. Doña Elena parecía estar interesada en comprar una vajilla y fue buscándola en muchos de los stands del mercadillo. Tras pararse en Tal cual y prometer que luego volvería, probó en La Campana -puesto en el que se encuentra la Marquesa de Ancha- Aunque no consiguió la que andaba buscando, no se fue con las manos vacías, ya que a cambio terminó comprando una vajilla infantil para sus pequeños. Tras una larga parada en el puesto de Jordania- -en la que no pudo evitar coger los dátiles típicos- -la Infanta Elena probó suerte en la tómbola de Las Antiguas donde ganó un cochecito y una pelota. Poco después, una guapísima Laura Ponte- -vista o no de mercadillo, va siempre de lo más elegante- -se acercaba al puesto de Las Xanas -donde era atendida por la Marquesa de la Vega de Anzo- -que tenía lo que la modelo andaba buscando: unas perchas antiguas Rocío Martín, Inés Ballester y María Teresa Ortiz Bau Aurora Barroso y la Baronesa de Grado en El Rincón del Gourmet Laura Ponte