Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 29 11 2005 Internacional 37 Los países de la UE con cárceles de la CIA se arriesgan a perder su derecho de voto La Comisión Europea advierte de que el Tratado de Niza prevé esa sanción b El Ejecutivo de la Unión y el Go- Ian Blair, jefe de Scotland Yard, será investigado por el caso Menezes EMILI J. BLASCO LONDRES. Ian Blair, jefe de Scotland Yard, será investigado en relación a la muerte del ciudadano brasileño Jean Charles de Menezes, abatido a tiros por un error de la Policía durante la emergencia terrorista del pasado mes de julio. La Comisión Independiente de Quejas ante la Policía (IPCC en sus siglas inglesas) ha solicitado permiso al ministro del Interior, Charles Clarke, para proceder a esa indagación sobre la conducta de Blair, cuya continuidad al frente de Scotland Yard está en entredicho. Más allá de examinar las circunstancias en las que se produjo la muerte de Menezes, de 27 años, y determinar las correspondientes responsabilidades, objeto ya de una investigación de la IPCC, esta comisión se propone clarificar si Blair mintió públicamente en relación al caso, tal como ha denunciado la familia del electricista brasileño. Al día siguiente de que se produjera la segunda oleada de atentados en Londres, Menezes fue abatido a tiros por la Policía en un vagón del metro. Horas después del suceso, Blair aseguró en rueda de Prensa que el joven guardaba relación directa con los atentados fallidos del día 21 de julio. bierno alemán han pedido explicaciones a la Administración norteamericana; por el momento, no han recibido ninguna respuesta RAMIRO VILLAPADIERNA CORRESPONSAL BERLÍN. De ser ciertas las acusaciones, me vería obligado a extraer graves consecuencias... incluida la suspensión del derecho de voto advirtió ayer en Berlín el comisario europeo de Justicia, Franco Frattini, quien sugirió así que, si algún país hubiese albergado en su territorio cárceles extraterritoriales para la CIA, podría ver suspendido su derecho de voto en el Consejo Europeo. Frattini recordó el Tratado de Niza, que establece el compromiso de los países miembros con el respeto y defensa de las libertades y derechos humanos, lo que excluye albergar centros clandestinos de interrogación. Su artículo 7 autoriza al Consejo a retirar el derecho de voto a los Estados que vulnerasen tales acuerdos, aunque se necesita una muy amplia mayoría para respaldar tal medida. Tal supuesto no afectaría a acuerdos bilaterales con EE. UU. para vuelos y aterrizaje en aeropuertos, sobre los que ocho países de la UE han pedido ya clarificaciones a Washington. Los socios, según Frattini, poseen competencias sobre la admisión de vuelos de la CIA. De haber tenido lugar sin autorización, tales operaciones quebrarían los acuerdos internacionales de aviación. La reacción europea dependerá de que se alarguen dichas explicaciones, y Frattini dijo a la Prensa que la primera exigencia de los socios será que el Gobierno norteamericano castigue duramente toda violación de derechos. Viejas heridas Human Rights Watch ha mostrado indicios de la existencia de centros de interrogación secretos de la CIA, y ha señalado como posibles países de acogida a Polonia y Rumanía, aunque ambos Gobiernos lo han negado. El nuevo ministro de Exteriores alemán, FrankWalter Steinmeier, que ayer llegó a EE. UU. para rehabilitar las relaciones dañadas por la guerra de Irak, se ha visto ahora obligado a solicitar también explicaciones: Lo que se está leyendo (en la Prensa) sería motivo de preocupación para Berlín, dijo al Bild am Sonntag. Ayer el director del Instituto de Essen de Investigación sobre el Terrorismo, Rolf Tophoven, consideró posible el uso por la CIA de prisiones en el Este de Europa y, de ser ciertas, alertó contra posibles represalias de Al Qaida en el Viejo Continente. Franco Frattini AP Las sospechas empañan la visita del nuevo ministro de Asuntos Exteriores alemán a Estados Unidos Un congresista republicano dimite en EE. UU. por aceptar sobornos AP WASHINGTON. Un miembro republicano del Congreso de EE. UU. admitió ayer entre lágrimas su culpabilidad en la aceptación de sobornos por un valor de 2,4 millones de dólares (dos millones de euros) y presentó su renuncia a su escaño en la Cámara Baja. Randy Duke Cunningham reconoció ante la Justicia haber aceptado ese dinero por apoyar determinados contratos de compra de armamento, así como otros delitos de evasión fiscal y fraude. Además de perder todos sus cargos tanto dentro del partido republicano como en el Congreso, Cunningham- -antiguo héroe de la guerra de Vietnam- -tendrá que afrontar un juicio, cuyo veredicto se conocerá en febrero y que podría suponerle hasta diez años de cárcel por uso ilícito de sus deberes públicos. El caso de Randy Cunningham viene a añadirse a la lista de escándalos que afectan desde hace tiempo a varias personalidades del partido del presidente Bush. Recelos en gran parte de Europa En España, ha aparecido la acusación de que en el aeropuerto de Palma de Mallorca podrían haber tenido lugar tales vuelos clandestinos. Y similares sospechas se mantienen sobre otros aeropuertos de Alemania, Chipre, Irlanda. Austria, Dinamarca, Islandia, Noruega, Suecia, Macedonia y Malta. El Consejo de Europa- -nada que ver con el Consejo Europeo- -ha pedido a sus miembros un informe detallado sobre el caso para antes de febrero, al tiempo que investiga el curso de los 31 vuelos operados por la CIA sobre los que penden unas sospechas que vuelven a levantar ampollas sobre las tácticas de la administración Bush en la lucha antiterrorista. Frattini, en los márgenes de una conferencia de seguridad en Berlín, se dijo satisfecho de su comunicación con la Administración estadounidense. Pero señaló que, desgraciadamente todavía no ha recibido ninguna garantía de que los hechos bajo sospecha no se hayan producido. Al tiempo que puntualizaba que Washington ha pedido el tiempo apropiado para evaluar la situación