Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 Internacional CUMBRE EUROMEDITERRÁNEA MARTES 29 11 2005 ABC RECEP TAYIP ERDOGAN Primer ministro de la República de Turquía Hay que poner fin de inmediato al terrorismo fundamentado en la religión BARCELONA. Su semblante serio y nada distendido muestra, sólo minutos después de haberse cerrado la Cumbre Euromediterránea de Barcelona, lo difícil que ha resultado lograr un acuerdo de mínimos en todos los frentes que ha pretendido mantener abiertos esta cita internacional. Recibe a ABC en la sala 125 de la planta noble del Centro de Convenciones, rodeado de asesores y guardaespaldas pero con la mirada puesta en ese tren, conducido por el maquinista jefe, José Luis Rodríguez Zapatero, al que Turquía se ha subido en marcha. ¿Qué balance hace usted de una cumbre en la que han estado ausentes todos los jefes de Estado árabes y en la que no se han alcanzado los objetivos ambicionados en un principio? -Es verdad que no ha sido posible cerrar un acuerdo como el que hubiésemos deseado respecto de la lucha contra el terrorismo, pero en el mundo ya había un entendimiento común y general entre naciones sobre la necesidad de permanecer firmes y unidos en esta lucha. Nadie dice ya que está a favor del terrorismo, que está en contra de luchar contra este fenómeno criminal. Y aquí todos los países participantes han sellado una declaración diáfana contra el terrorismo. Todos, sin excepciones. ¿Pero cómo se puede entonces combatir el terrorismo, si no se llega a un acuerdo entre todas las naciones del mundo sobre qué puede ser considerado como un acto terrorista? -No debemos ni podemos combatir el terrorismo desde las emociones. Quiero decirlo de manera muy clara. Lo que hacemos, lo que tenemos que hacer sin vacilaciones, es combatir el terrorismo, todos unidos, por el bien de la condición humana no por los intereses particulares de un país o de una causa. Ese es nuestro objetivo más inmediato, desembarazarnos de nuestros intereses egoístas y poner toda nuestra energía en esta lucha sin cuartel que le debemos a nuestros ciudadanos. ¿Qué papel puede jugar en este contexto la Alianza de Civilizaciones que Turquía copatrocina con España? -En el décimo aniversario del Proceso de Barcelona he podido comprobar que hay una nueva energía mediterránea en este sentido, y ahí entran en juego la Alianza de Civilizaciones y el grupo de trabajo de alto nivel, que pondrá sobre la mesa nuevas ideas para encontrar esa dura respuesta, sin concesiones ni paliativos, contra el terrorismo en el mundo. No le gusta presumir de su raíz política islamista cuando viaja al extranjero. En Barcelona, prefiere centrarse en la lucha contra el terror y en la Alianza de Civilizaciones JUAN CIERCO Recep Tayip Erdogan REUTERS UNIÓN EUROPEA La integración de Turquía en la UE establecerá un valioso puente entre Europa y el mundo islámico CÓDIGO ANTITERRORISTA No ha sido posible cerrar un acuerdo como el que hubiésemos deseado respecto de la lucha contra el terrorismo internacional ¿Existe un peligro real de un choque de civilizaciones, de un enfrentamiento entre Occidente y Oriente, entre el mundo del Islam y el judeocristiano? -Es verdad que existe gente interesada en conducirnos a un choque de civilizaciones y debemos trabajar para asegurarnos que eso no sucederá. La mejor manera de evitar un choque de civilizaciones es trabajar en pro de una alianza de civilizaciones y eso es exactamente en lo que estamos ocupados ahora. -Pero no podemos ocultar que muchos de los atentados terroristas son reivindicados y justificados desde ciertos sectores en nombre de la religión... -Por supuesto que eso se da y ahí es donde tenemos que ser inflexibles. El terrorismo fundamentado en la religión debe terminar de inmediato. Hay que decir bien alto que ninguna de las tres religiones monoteístas permite el asesinato de personas. No de miles de personas, tampoco de centenares, ni de decenas, ni siquiera de una sola persona. En el Islam, el asesinato de una sola persona significa el asesinato de todo el mundo. Islam en una sola palabra, significa paz y, por lo tanto, no puede ser utilizado en ningún caso para justificar la muerte de personas inocentes. Tampoco lo permiten el cristianismo ni el judaísmo. Estas religiones buscan la paz y la felicidad de la gente. Las religiones son un instrumento para llegar a este objetivo. ¿Puede convertirse así Turquía en un puente entre Oriente y Occidente, entre el cristianismo y el Islam? -En definitiva, esa es una de las razones fundamentales para el ingreso de Turquía en la Unión Europea: establecer un valioso puente no sólo entre Europa y Oriente Próximo, sino con todo el mundo islámico. La decisión de la UE el 3 de octubre pasado de comenzar las negociaciones de ampliación con Turquía tiene mucho que ver con todo esto. A fin de cuentas se trata de un proceso de conciliación, de alianzas entre el Este y el Oeste. ¿Cómo puede afectar al mundo islámico la posible entrada de Turquía en la Unión Europea como miembro de pleno derecho? -Puede ser decisivo para su proceso democratizador. Turquía es en definitiva un país democrático y el ejemplo sería bien recibido y comprendido no sólo por los regímenes islámicos, sino sobre todo por sus pueblos. La presencia de Turquía en Europa acortaría la distancia entre unas y otras naciones. Tenemos que unir e involucrar a las poblaciones del mundo entero con valores universales. -En la cumbre de Barcelona se ha hablado mucho de terrorismo, pero también de un fenómeno que a Turquía le afecta mucho: los problemas migratorios... -Hay que combatir con determinación la emigración ilegal. Fomentar la legal, positiva para los países receptores, que ganan, entre otras cosas, mano de obra, pero combatir la ilegal. La emigración ilegal potencia problemas como la falta de integración y el crimen organizado; puede empujar a la creación de infraestructuras terroristas... Debemos evitarlo.