Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 Nacional EL ENTRAMADO DE ETA, EN EL BANQUILLO MARTES 29 11 2005 ABC Las defensas de Ekin recusan al tribunal en un nuevo intento de suspender la vista El fiscal denuncia la enemistad de los letrados hacia los magistrados b La abogada Jone Goirizelaia dice Iruín, juez y parte en el interrogatorio MADRID. Buen conocedor de la trayectoria del diario proetarra Egin (del que José Luis Elkoro fue fundador) el abogado Íñigo Iruín repasó con su cliente las sucesivas composiciones de los consejos de administración del periódico clausurado por Garzón en 1998. De los labios de Elkoro no salió en ningún momento el nombre de Iruín, pese a que ambos coincidieron en el consejo durante varios años. El 28 de septiembre de 1984, cuando Elkoro fue nombrado presidente, el abogado se convertía en secretario, cargo que Iruín desempeñó hasta el 11 de enero de 1993, fecha en la que dimitió, según consta en el escrito de acusación del fiscal. A petición de su abogado, Elkoro ilustró a la Sala sobre los motivos que llevaron a la fundación de Egin por un lado, convertirse en la voz de los marginados en una época en la que todos los periódicos que existían estaban de parte de Franco y por otro, defender el euskera como lengua. Según el fiscal, Egin era un rotativo cuyas informaciones estaban subordinadas a las decisiones del comité ejecutivo de ETA. El periódico era un elemento al servicio de todos los frentes de la banda terrorista que el tribunal está asumiendo el papel de las acusaciones al haber permitido la lectura de un documento que perjudica a su cliente NATI VILLANUEVA MADRID. Las defensas de los 56 acusados del macrojuicio contra el entramado político, financiero, social y cultural de ETA, volvieron a intentar ayer la suspensión de la vista oral, al plantear la recusación de los magistrados de la Sección Tercera por su manifiesta parcialidad en el proceso y la consiguiente vulneración de derechos fundamentales de sus defendidos. Tanto la Fiscalía como la acusación popular (AVT) calificaron esta recusación como una nueva maniobra dilatoria por parte de la defensa, ya que consideran que la intención de apartar a los tres magistrados no responde a ningún fin procesal, sino a una enemistad manifiesta hacia el tribunal por no haber suspendido la celebración de este juicio. El hecho que dio lugar al escrito de los abogados de los implicados en el caso Ekin fue un documento (denominado lana wp cuya lectura pública se volvió como un bumerán contra Jone Goirizelaia. La letrada del ex parlamentario José Antonio Etxeberria, administrador único de Ardantza (una de las empresas que, según el escrito del fiscal, formaban parte de la trama financiera de ETA) había pedido a la Sala la exhibición de un documento del disco duro de un ordenador intervenido en el domicilio del acusado. La presidenta del tribunal, Ángela Murillo, fue más allá de la simple exhibición y ordenó la lectura de dicho documento, que señalaba a Etxeberria como responsable de la trama financiera y detallaba las empresas que participaban en el proyecto Udaletxe a través del cual se financiaba la banda terrorista. POOL Juzgada la chivata del comando Madrid ABC. La etarra Julia Moreno Macuso, Bombi reconoció ayer en la Audiencia Nacional haber realizado informaciones sobre posibles objetivos en Madrid entre septiembre de 1996 y febrero de 1997 por encargo de la cúpula. Moreno, para la que el fiscal pide 32 años de cárcel por pertenencia a ETA y tenencia de armas y explosivos, justificó que sus huellas dactilares fueran encontradas en un piso de la calle Polibea, en la capital de España, en que acudió a la vivienda para entregar material a una persona, a la que no quiso identificar En este sentido, negó que una recusación en marcha, cuyo alcance desconozco dijo) sea causa de suspensión del juicio. En el mismo sentido se expresó el abogado de la AVT, Juan Carlos Rodríguez Segura. No fue éste el único momento tenso que se vivió en la jornada de ayer, pues la denuncia sobre la falta de libertad de expresión (la presidenta sigue impidiendo que el proceso se utilice con fi- nes distintos a los que la justicia persigue) volvió a planear sobre la sala de vistas como lo hizo sobre la rueda de prensa convocada por los abogados de este proceso el pasado fin de semana en el País Vasco. El abogado Íñigo Iruín, defensor de José Luis Elkoro (fundador de Egin para quien el fiscal solicita 48 años de prisión por pertenecer a ETA) inició el interrogatorio de su cliente apelan- do a la doctrina del Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo, que considera, dijo, que la declaración del acusado en la vista es el corazón mismo de un proceso con todas las garantías Iruín, partidario de que su cliente expusiera con detalle las razones por las que no quería responder al fiscal, también intentó infructuosamente que las preguntas del Ministerio Público no constaran en acta. Cambio de papeles Al percatarse de lo que había sucedido (que la lectura del escrito había puesto en evidencia a su cliente) la letrada acusó a los magistrados de estar desempeñando el papel de las acusaciones y de perjudicar los intereses de su defendido, y anunció su intención de plantear, en nombre del resto de letrados, la recusación del tribunal, solicitando, además, la suspensión de la vista mientras se resuelva dicha recusación, lo que se hará hoy. En su opinión, la Sala había tomado la decisión de leer ese documento con un objetivo concreto. El fiscal, por su parte, se opuso a la pretensión de las defensas asegurando que desde el momento en que se hace público un documento (el que la letrada quería exhibir a Etxeberria) la Sala tiene que saber cuál es su contenido. El TC avala la expulsión de Iturgáiz del Parlamento vasco en 2003 N. C. MADRID. El Tribunal Constitucional ha dado una de cal y una de arena al parlamentario vasco del PP Carlos Iturgáiz al otorgarle el amparo- -aunque sólo parcialmente- -contra la dura sanción que el 24 de octubre de 2003 le impuso el entonces presidente del Parlamento autonómico, Juan María Atutxa. Iturgáiz fue expulsado de la sesión y se le prohibió asistir a las dos siguientes. Se debatía en la Cámara vasca una iniciativa del PP sobre competencias penitenciarias. El miembro de Eusko Alkartasuna y consejero de Justicia, Joseba Azkarraga, acusó a los populares de ser los legítimos sucesores del franquismo Iturgáiz, desde su escaño, replicó que si eso era así, él era heredero de ETA El incidente se saldó con el castigo al parlamentario del PP. El Tribunal Constitucional avala la primera de las sanciones (la expulsión inmediata de la sesión celebrada aquel 24 de octubre) que fue correcta desde el punto de vista formal y está prevista en el Reglamento del Parlamento vasco. Según la sentencia, el diario de sesiones refleja las dos interrupciones del debate provocadas por Iturgáiz y cómo, en dos ocasiones, Atutxa le llamó al orden y le advirtió- -en la segunda de ellas- -que una tercera admonición tendría como consecuencia su expulsión, lo que así ocurrió. Por el contrario, el segundo castigo impuesto por Atutxa a Iturgáiz (prohibición de asistencia a las dos sesiones siguientes) incumple el principio constitucional de legalidad, pues el Reglamento de la Cámara no especifica ningún supuesto de hecho que pueda generar tal sanción Por lo tanto, el TC anula esa decisión del presidente del Parlamento vasco. Sin embargo, la sentencia del TC no tendrá efectos prácticos, ya que, como explica el propio Tribunal, no puede ordenarse la repetición de las dos sesiones plenarias de la Cámara autonómica a las que no pudo asistir Iturgáiz. La razón, que el diputado popular no ha acreditado que su presencia hubiera podido provocar resultados diferentes en las votaciones. La única reparación que puede esperar Iturgáiz por parte del TC es la mera declaración de que han sido menoscabados sus derechos.