Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 29 11 2005 11 Las defensas de Ekin recusan al tribunal en un nuevo intento de suspender el macrojuicio Seis muertos en el naufragio de una patera que navegaba en plena tormenta tropical en aguas de Canarias Chávez: El problema de los expropiados estará resuelto en dos meses b Fuera del acto de firma de los El ministro dice para justificar la venta que el único imperio es el de la ley Felicitación de Chávez a España porque se trata de un acto de dignidad acuerdo, que fue retransmitida por la televisión oficial venezolana, contó con todos los oropeles habituales en el presidente venezolano LUDMILA VINOGRADOFF, CORRESPONSAL CARACAS. José Bono no tardó mucho en abandonar Venezuela. Llegó, firmó, almorzó y se marchó a Colombia, donde le esperaban las explicaciones que el Gobierno de Bogotá reclama para entender la polémica operación suscrita ayer con su propia bendición. La insistencia de Bono en subrayar que la venta de aviones y barcos a Venezuela es un trato comercial que se produce bajo el imperio de la ley y los intentos de Hugo Chávez por retratar la operación como una victoria política contra otro imperio, el de Estados Unidos, marcaron ayer el acto celebrado en el Palacio de Miraflores. Una ceremonia que tuvo lugar a las 11.00, hora local (16.00 en España) y en la que el ministro venezolano de Defensa, almirante Orlando Maniglia, suscribió sendos convenios con el presidente de Navantia, Juan Pedro Gómez, y el jefe de la División de Aviones de Transporte Militar de EADS- CASA, Francisco Fernández, para la compra de ocho patrulleras y doce aviones de transporte, por un valor de 1,7 millones de euros: el mayor negocio de material militar jamás contratado por ambos países. La relevancia que el Gobierno chavista le confería a este acuerdo lo demuestra que Venezolana de Televisión, el canal oficial del país, lo transmitió en directo, sin invitación a la prensa, de modo que los únicos asistentes fueron los uniformados de la Armada, la Aviación y los ministros del Gabinete de Hugo Chávez, que rodearon al presidente anfitrión y a Bono. En algunos momentos, al ministro español las cámaras le mostraron cabizbajo e b La firma del contratos militares, el ministro de Defensa recordó la alianza con Estados Unidos, pero también la autonomía de la política industrial ABC MADRID. El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, aseguró ayer al ministro de Defensa, José Bono, que en un plazo de menos de dos meses estará resuelto el problema suscitado por la expropiación de terrenos que están sufriendo inmigrantes españoles en ese país. Así lo dijeron a ABC fuentes cercanas al ministro, que relataron que, durante el almuerzo que ambos mantuvieron ayer en Caracas, Chávez señaló a Bono que la próxima semana se producirá un encuentro entre el embajador español y una autoridad del Gobierno venezolano en la que se abordará este conflicto. La controversia, de la que ha informado ABC, alude a la confiscación que miembros de la comunidad española están padeciendo como consecuencia de una reforma agraria revolucionaria emprendida por Venezuela según una iniciativa presentada por el PP de Canarias, en la que se pide apoyo al Gobierno. También Coalición Canaria exigió explicaciones al Ejecutivo. LAS FRASES JOSÉ BONO Se cumplen las normas de la UE. No existe ningún embargo internacional (contra Venezuela) e invoco el imperio de la ley España cumple sus obligaciones con los intereses nacionales, las empresas, los trabajadores y las ciudades que albergan las empresas HUGO CHÁVEZ ¿Cuántas veces no han dicho que aquí viven terroristas de la ETA? Se nos acusa de terroristas, pero somos víctimas del terrorismo, como España lo es también Quienes pregunten por ahí qué hace Bono en Caracas, digo que vino con coraje a defender la España libre incómodo a medida que el presidente de Venezuela reiteraba su censura al Gobierno de Washington. car que ha viajado a Caracas para presenciar la firma de los contratos porque así lo decidió el Consejo de Ministros en uso de la soberanía y la autonomía de España, al tiempo que destacó que los equipos militares son para autodefensa. Son pacíficos y serán utilizados para proteger a la población civil, la soberanía costera de Venezuela, el apoyo a los civiles, vigilar la frontera y atacar el narcotráfico Bono fue rotundo al indicar que el negocio beneficia a España: A las empresas fabricantes, a los trabajadores y a las ciudades sedes de las empresas El titular de Defensa también habló de ética en el uso de las armas. Yo no soy militar, sino un abogado y añadió: Somos hermanos en la búsqueda de la paz. A mí también me hubiera gustado un mundo sin armas ni cazabombarderos. Pero antes acabaremos con los delincuentes, los tiranos y los terroristas, que es la misión de los demócratas Chávez y ETA Por su lado, el presidente venezolano reiteró su agradecimiento a Bono, a Zapatero, al Rey y a todo el pueblo de España por los contratos militares, cuyo uso estará- -dijo- en el marco de la democracia y la soberanía Chávez insistió en hablar del imperialismo de Estados Unidos y en desquitarse de las críticas internacionales. ¿Cuántas veces no han dicho que aquí viven terroristas de la ETA? Se nos acusa de terroristas, de azuzar el terrorismo, pero somos víctimas del terrorismo, como España lo es también subrayó. Al tiempo, advirtió de que el rechazo de Estados Unidos refleja los niveles de desespero de la élite imperialista que pretende controlar al mundo y defendió la posición de España. Este acto, más que comercial, es un acto de dignidad por parte de España, lo que pasa es que el imperialismo no quiere que nos desarrollemos ni nos independicemos. Nos quiere tener dependientes y sometidos. Queremos ser libres Bono y la amistad con EE. UU. Por otro lado, Bono reclamó ayer, sin la presencia de Hugo Chávez, las relaciones de amistad entre Estados Unidos y España. Yo no soy el ministro de Exteriores. España y Estados Unidos- -señaló en declaraciones a los periodistas- -son países amigos y aliados, y en aquellos asuntos de la Alianza Atlántica nos consultamos y procuramos llegar a acuerdos. Pero en el ejercicio de nuestra política industrial y toma de decisiones funcionamos tan autónomamente como otro país soberano del planeta No a los imperios geopolíticos Bono entró en la polémica al dejar claro que no estamos en la hora de los imperios geopolíticos. Sólo hay un imperio, el de la ley, que hace que desde hace siglos se imponga el principio de la separación de poderes, el que nos hace iguales, y es el imperio que debemos cuidar Se cumplen las normas de la UE No existe ningún embargo internacional (contra Venezuela) y otra vez invoco el imperio de la ley dijo. Una vez más, aprovechó para recal-