Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 29 11 2005 Opinión 5 MEDITACIONES BUSCANDO SITIO A SOLANA E L descarrilamiento de la Constitución europea se llevó por delante el cantado nombramiento de Javier Solana como ministro de Exteriores de la Unión Europea. No hay texto, no hay cargo, así de simple. En éstas, y ante las dificultades de encontrar nombres con solvencia acreditada, el PSOE anda dándole vueltas al magín para buscarle un acomodo en la política doméstica. Porque visto el currículum político del elenco zapaterista, el de Solana (ministro, secretario general de OTAN y preboste europeo desde hace ni se sabe) brilla como un doblón en un saco de perras gordas. Se habla del Ayuntamiento de Madrid y se habla también del Palacio de Santa Cruz, adonde podría volver (ya estuvo allí de 1992 a 1995) en cuanto a Rodríguez Zapatero le dé por hacer una crisis de Gobierno. Y motivos no le faltan. MARCO AURELIO LEER Y PENSAR CAMINAR SOBRE LAS AGUAS S como mínimo un enigma de la antropología humana saber de qué fuente de energía proceden las visiones políticas de Rodríguez Zapatero. Creyó hasta el último recuento que John Kerry ganaría las elecciones presidenciales americanas, dio por hecho que Angela Merkel era una fracasada, mantiene las puertas abiertas de par en par al Estatut y confía como nadie en una tregua de ETA más o menos inminente. Más allá de cada enigma personal, ese Rosebud que impulsa la razón y el corazón de todo ser humano, en política cuentan otros datos. Por ejemplo: preguntarse si fue de tal grado el mandato electoral que Zapatero recibió en marzo de 2004 como para proponer cambios tan rotundos en el modelo de Estado, legislar para intentar la mutación del modelo social o apostar por una versión tan novedosa de las relaciones internacionales. Para iniciaVALENTÍ tivas tan sustanciales ha venido conPUIG tando con el apoyo parlamentario de ERC o IU, pero no puede decirse en términos taxativos que pudiera creerse totalmente amparado por un mandato electoral preciso y expreso. Esa es y será la gran sombra del macroatentado de Atocha. El fracaso de la Cumbre Euromediterránea de Barcelona- -porque es un fiasco y no un caso de botella medio vacía o medio llena- -no es algo que deba atribuirse unívocamente a Zapatero. El presidente del Gobierno había puesto sus expectativas, seguramente desmesuradas, en la convocatoria, pero realmente se trata de un desaire deliberado y explícito a la Unión Europea por parte de los países al sur de Mediterráneo. Como se ha visto no pocas veces que a la UE no se la escucha en el conflicto del Oriente Medio, la magra asistencia de primeros mandatarios del sur a esta cumbre de Barcelona demuestra que ahí sólo había pólvora mojada. Únicamente asistían Abbas, por parte de una Autoridad E ESPAÑA INTELIGIBLE DE JULIÁN MARÍAS Alianza Editorial Madrid, 2005 422 páginas 22 euros Crítica de la anomalía española La idea de España que ha prevalecido es la de un país anómalo, deficiente, conflictivo, en suma, ininteligible. Y la idea que una nación tiene de sí misma, aunque sea errónea, influye sobre su realidad. Demasiadas veces ha prevalecido la perspectiva de otros países sobre la genuinamente española. Julián Marías aplica el método orteguiano de la razón histórica al análisis de nuestra realidad para combatir este falso mito. Contempla España desde la perspectiva de lo que ha sido y atendiendo a lo mucho que nos une más que a lo poco que nos separa. Es un ejercicio de comprensión de España, de su razón de ser. No importa tanto la España que pudo ser como la que puede ser. Resulta muy oportuna la reedición de este excelente libro, que vio la luz en 1986 y que hoy, ante la crisis nacional, reviste la más urgente actualidad. Cabe expresar un deseo improbable: que lo lean nuestros gobernantes y políticos. A pesar de algunos de ellos, hay que afirmar la persistencia del proyecto originario de España. IGNACIO SÁNCHEZ CÁMARA Palestina que recibe el dinero de la UE a espuertas, y el primer ministro Erdogan de Turquía, el país cuya integración genera más rechazo en la UE. El rey Mohammed estaba en Japón. Por lo demás, conviene tener en cuenta que el propio modelo de cumbre lleva tiempo en constante declive. En realidad sólo cuenta un comunicado final, que estén las cámaras de la CNN y la oportunidad de montar anticumbres, con o sin violencia en las calles. Fue en Mallorca donde el malogro de Zapatero resultó unipersonal e inapelable, porque se había empeñado en un encuentro fútil en pro de la Alianza de Civilizaciones, algo que muy pocos- -salvo Federico Mayor Zaragoza- -saben concretamente lo que es. Para el recorrido más inmediato de Rodríguez Zapatero, confiar en un resultado concreto equivalía a verse caminando sobre las aguas, pero es que el acontecimiento careció también de valor simbólico alguno. Tal confusión entre los deseos y la realidad tiene en realidad los rasgos internos de una adolescencia política. No basta con decir: dejad que las civilizaciones se acerquen a mí. Para que las civilizaciones se entiendan lo mejor que podría hacer España es contribuir a que la UE vincule su copiosa ayuda económica a los avances de la democracia y la libertad en el mundo musulmán mediterráneo. En una realidad internacional de datos muy duros, las adhesiones teóricas caducaron hace tiempo. En defensa de los intereses nacionales de cada uno, sólo se puede contar con amigos y aliados, y eso no siempre. De lo contrario, uno se va a Barcelona, se reúne con quien le dé la gana acudir y luego tiene que cerrar el comunicado sea como sea. Quizá valdría más la pena escuchar al comisario Frattini, de Justicia e Interior, cuando sugiere que los cinco países mediterráneos de la UE- -España, Francia, Italia, Grecia y Malta- -cooperen para formar una brigada naval guardacostas. vpuig abc. es