Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
88 Deportes PRIMERA DIVISIÓN DECIMOTERCERA JORNADA LUNES 28 11 2005 ABC El Atlético de Bianchi se hunde en la zanja de la vulgaridad No supo aguantar el golazo de Luccin y se ahogó, sin ideas, en la eficaz presión del Español ATLÉTICO DE MADRID ESPAÑOL 1 1 En esa diatriba, de nuevo otro hombre de atrás, esta vez Luccin, rompió esa telaraña rematadora con un golazo desde cuarenta metros. Pero lo malo es que los nervios comienzan a afectar a su verdadera columna de seguridad, la retaguardia. El Español la puso en jaque en los centro por alto y anuló la ventaja local dos minutos después. Jarque cabeceó la igualada en un saque de esquina botado por Corominas. Y si el Atlético se muestra débil atrás, pierde su tesoro. Atlético (4- 4- 2) Leo Franco; Valera, Pablo, Perea, Antonio López; Maxi Rodríguez, Gabi, Luccin (Galletti, m. 82) Petrov; Kezman (Ibagaza, m. 65) y Torres. Español (4- 2- 3- 1) Kameni; Zabaleta, Moisés, Jarque, Domi; Ito, Costa (De la Peña, m. 79) Corominas (Luis García, m. 70) Fredson, Juanfran (Armando Sá, m. 86) y Tamudo. Árbitro Daudén Ibáñez. Amonestó a Jarque, Torres (quinta) Pablo (quinta) Luccin (quinta) Juanfran, Moisés, Galletti, Tamuedo e Ito. Goles 1- 0, m. 8: Luccin. 1- 1, m. 10: Jarque. Penaltis que no esconden la realidad Lotina agrandó en el césped el socavón de calidad que tiene atrapado al cuadro madrileño. Su sistema de presión, robo y contragolpe trajo por la calle- -en obras- -de la amargura a los hombres de Bianchi. A la espera, los blanquiazules produjeron más peligro ante Leo Franco que el sufrido por Kameni. Este Atlético parece una obra agotada. El propio técnico argentino reconoce que medita un cambio de sistema o de actores para encontrar la reacción. Está claro que su plan actual no funciona. No hay un medio que mande y Maxi vive escondido en la banda derecha. Ibagaza, en veinticinco minutos, fabricó las tres mejores jugadas, tres pases que provocaron hasta un penalti, de Moisés a Torres, que el nefasto Daudén sacó fuera del área. Hubo incluso otra posible pena máxima, de Kameni sobre Luccin, pero el fútbol roji- TOMÁS GONZÁLEZ- MARTÍN MADRID. El Atlético confirmó en la zanja de la M- 30 que el sueño europeo es un objetivo que, hoy, le viene grande. Sumó su cuarto partido consecutivo sin vencer y, lo que es peor, ofreció una de las más pobres imágenes de fútbol- -es un decir- -en una temporada definida por la mediocridad. La carencia de ideas del conjunto madrileño es una zanja más profunda que la que rodea al estadio Calderón. El equipo se encuentra hundido en una vulgaridad preocupante, falto de centrocampistas que alimenten de balones a Petrov, Torres y Kezman, que se buscan la vida como pueden, solos frente a los defensas, y no se la ganan con goles. El Niño y el serbio acumulan siete encuentros sin marcar, dato que evidencia una soledad que ambos consolidan con su falta de puntería. Kezman desperdició una ocasión que los líderes de un equipo no pueden fallar, y menos en situaciones de hambre. Petrov discute con Zabaleta, en presencia de Costa blanco no dio para más. El francés, por cierto, marcó su primer gol desde que viste estos colores. Un hecho sintomático de su oscuro rendimiento al cabo de año y medio. La desesperación de los profesionales de Bianchi fue la prueba palpable de la impotencia. Ito, Costa, Domi, Coro y Juanfran se mostraron inexpugnables en la destrucción. Cumplieron su única meta, no dejar jugar, y sus rivales no dieron tres pases seguidos. En muchas fases, ni dos. Y cuando Fredson respondió a la contra, significó un peligro que Tamudo consolidó con dos disparos que provocaron gritos en las gradas. Leo Franco se convirtió, en el Manzanares, en un hombre clave. Una realidad explicativa de la anarquía latente. Los caseros atacaban y los huéspedes daban más miedo. Torres, Luccin y Pablo serán baja, por sanción, en Bilbao Bianchi reconoce que debe cambiar el sistema o los jugadores porque el equipo actual no funciona. Admite que jugando así será difícil estar arriba Y ahora pierde tres puntales ABC MADRID. Fue una tarde para olvidar. Para Bianchi y para sus futbolistas. El técnico tenía seis jugadores en peligro de suspensión- -Torres, Luccin, Pablo, Gabi, Zahínos y Kezman- -y reservó a Zahínos pensando en San Mamés. Advirtió a sus jugadores que evitaran la amonestación. Pero algunos se vieron superados por la ansiedad. Torres, Luccin y Pablo sumaron su quinta cartulina, de manera que no jugarán el sábado frente al Athletic. Serán ausencias importantes, especialmente el delantero y el central, pues esas bajas le obligarán a variar las tres líneas del equipo. La del defen- Un Atlético dominado por la ansiedad Perdidos en el campo, dominados por la ansiedad, el entrenador argentino observó cómo tres jugadores de su columna vertebral sufrían la quinta amonestación. Reservó a Zahínos y volvió a utilizar a Gabi como complemento de Luccin, un recurso ya gastado. Ambos se ahogaron en la red destructiva tejida por Lotina. Defendieron, recuperaron balones, pero de construcción, rien de rien El penalti de Moisés a Torres y el probable de Kameni a Luccin encresparon al público. Pero la mejor afición del mundo sabía que, por juego, los suyos no merecían la victoria. Unos seguidores que han reducido su asistencia al Calderón para no caerse en tanta zanja. O para no ver cómo sus ídolos también ruedan por ella. Cerezo se queja con razón al Ayuntamiento. Tiene, empero, más problemas en el césped. Ahora, el club piensa fichar a un mediocampista. La plantilla necesita más que un Maniche. Requiere una revolución. Cualitativa y psicológica. Porque la resignación vuelve a consolidarse. Reina en casa del Virrey sa fue la más justificable, porque cortó un ataque peligroso. Injustificable fue la del francés. Se la buscó. Protestó hasta recibirla. Pidió perdón, pero estos árbitros me hacen perder los papeles Y el miércoles, el Alcoyano en la Copa Era el colofón de una pérdida de papeles generalizada. Incluso los de Bianchi. El técnico admitió que su equipo, y él, no pueden seguir así: Si estamos undécimos es que no hacemos una buena temporada. Jugando así será difícil estar arriba en la clasificación. Debo cambiar el sistema o los jugadores Puede comenzar a hacerlo el miércoles, frente al Alcoyano, una eliminatoria de Copa que es un arma de doble filo para el club. Un encuentro en el que también puede faltar Luccin, que hoy sabrá el alcance de su lesión en el bíceps femoral izquierdo. Ayer marcó un golazo, el primero como rojiblanco, pero no fue un día agradable para él.