Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 28 11 2005 Nacional EL DESAFÍO DEL ESTATUTO CATALÁN 13 En 1931 Cataluña aprueba en referéndum un Estatut que las Cortes devuelven sin preámbulo y con 34 artículos menos. La Generalitat de Macià lo ratifica. De un Estado autónomo dentro de la República Española se pasó a una región autónoma dentro del Estado Español ¿Qué fue de aquel Estat català POR ÁNGEL GONZÁLEZ ABAD FOTOS: ELENA CARRERAS sentación con el 51 por ciento de los votos y el resto de posiciones discrepantes no son reconocidas como sectores minoritarios, sino que son barridos explica Ortega para denunciar la falta de democracia interna en el PSC. El PSC es un partido aristocrático, leninista en términos de izquierda: o bien callas o bien comulgas con el discurso imperante de la élite apunta Hernández, pese a que Montilla es el primer secretario del PSC que no proviene de la burguesía catalana, como Obiols o Serra, sino de la emigración Tanto los miembros de Ágora como de Socialistas en Positivo confían en que Montilla puedar enderezar el entuerto del Estatuto catalán en Madrid. No me puedo creer que el capitán de capitanes del PSC se haya convertido en el brazo armado del catalanismo para poner el Estatuto debajo de la mesa de Zapatero y que le estalle en las narices remacha Castellano. BARCELONA. ¿Erán otros tiempos? Evidente. Estamos en 1931. Francesc Macià, líder de Esquerra Republicana de Catalunya y ganador de las elecciones del 12 de abril, proclamó el día 14 la República catalana como un Estado dentro de la Federación Ibérica. Tres días después hubo de dar marcha atrás y pactar con el Gobierno provisional una Generalitat que nacía como órgano preautonómico y que entre sus objetivos primordiales tenía la elaboración de un Estatuto de autonomía en el que se comenzó a trabajar de inmediato. El 2 de agosto el proyecto de Estatuto fue ratificado en referéndum con el 99 por ciento de los votos favorables- -sólo votos masculinos dada la época- Como ahora, la propuesta fue presentada en las Cortes. Francesc Macià, presidente de la Generalitat, se lo entregó a Niceto Alcalá Zamora, presidente del Gobierno provisional de la República el 18 de agosto. Más de un año de debates en Comisión hasta que el 15 de septiembre de 1932 las Cortes aprueban el nuevo Estatuto que fue devuelto a Cataluña sensiblemente cercenado sobre su origen. Duros y tensos debieron ser los debates- -firmes también- -dado que del texto original desaparecieron el preámbulo y 34 artículos. Nada que rozara lo más mínimo la Constitución aprobada en diciembre de 1931 tuvo cabida en el texto que la Generalitat publicó sin reparos en el boletín oficial y que legitimaba el poder autonómico. De la república catalana decretada de forma unilateral por Macià se pasó a Estado autónomo dentro de la República Española -tal como lo definía el proyecto de Estatuto- y de ahí a región autónoma dentro del Es- Los recortes de las Cortes Del Estatuto de Núria de 1931, plebiscitado por los ayuntamientos de Cataluña y aprobado en referéndum por el 99 por ciento de los votos, las Cortes españolas realizaron las siguientes modificaciones: -Preámbulo. Rechazado- -Del territorio. De Cataluña es un Estado autónomo dentro de la República española se pasó a Cataluña se constituye en una región autónoma dentro del Estado español -Posibilidad de agregar otros territorio limítrofes. Rechazado. -La lengua. De la oficialidad del catalán se pasó a la cooficialidad del catalán y el español. -Del Presidente. La suprema representación de Cataluña quedó en una escueta representacion de la región. -El Tribunal Superior de Justicia regirá la Administración de Justicia Desaparece. -De las Finanzas. Se rechaza todo el artículo en el que se especificaba la contribuición al pago de los servicios generales de la República. tado español según lo aprobado finalmente por las Cortes. agregación de territorios limítrofes que expresaran su voluntad de pertenecer a Cataluña. En cuanto al uso del catalán también hubo modificaciones y así se pasó de la pretendida oficialidad única del catalán a la cooficialidad del catalán y el español. Tampoco se incluyeron finalmente las competencias legislativas sobre Enseñanza y hubo un sensible recorte en otras competencias que pretendían ser ejecutivas como la forma de matrimonio, la ordenación de los registros e hipotecas, la propiedad intelectual e industrial y otras también relacionadas con la administración de Justicia en materia penal, mercantil, social y procesal. También como ahora, la financiación resultó uno de los puntos clave y sufrió retoques a la baja. Se disminuyeron los recursos procedentes de los impuestos y se introdujo una fiscalización de las finanzas de la Generalitat por parte del Tribunal de Cuentas de la República. Nadie hablaba de nación Nadie hablaba entonces de nación catalana y a nadie le tembló el pulso a la hora de afrontar responsabilidades que, a tenor del resultado final, fueron asumidas tanto desde Cataluña como desde el resto de España. El denominado Estatut de Núria contaba con 52 artículos distribuidos en ocho títulos y un preámbulo que se refería a la voluntad de Cataluña de que el Estado español se estructure de una manera que haga posible la federación entre todos los pueblos hispánicos Recogía la necesidad de liberar a los jóvenes de la esclavitud del servicio militar Todo fue eliminado. Ni una línea del preámbulo se mantuvo en el texto aprobado por las Cortes y asumido por la Generalitat, como igualmente se rechazaron algunas de las pretensiones imperialistas que se contenían en el articulado. Concretamente quedó eliminada la posibilidad de CiU reclama a Bargalló que no abronque a Freixenet ABC BARCELONA. El diputado portavoz en política económica de CiU y ex consejero, Antoni Fernández Teixidó, exigió ayer al consejero primer de la Generalitat, Josep Bargalló, que rectifique sus declaraciones sobre Freixenet respecto al boicot del cava y que no abronque a la empresa. Bargalló criticó esta semana al presidente de la empresa catalana porque participó en un acto mediático- teatral con Rajoy de conversión del cava catalán en cava español El dirigente nacionalista señaló que Bargalló por prudencia, debe- ría rectificar y ayudar como dirigente de ERC a enfriar la cuestión. Servir a Cataluña quiere decir también servir a las empresas y a sus trabajadores, y declaraciones fuera de tono como éstas son un torpedo en la línea de flotación de nuestros empresarios y deberían rectificarse en breve informa Efe. A juicio de Fernández Teixidó, resulta inexplicable que los empresarios que se mantienen firmes ante un boicot como éste y que hacen movimientos para mejorar su situación sean abroncados por el consejero jefe del Gobierno catalán.