Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 LUNES 28 11 2005 ABC Nacional Los Grapo dicen que se han reorganizado y están en condiciones de volver a atentar Expertos antiterroristas aseguran que la banda se halla en una fase de acumulación de fuerzas b Documentos internos revelan que sus cabecillas aún apuestan por la lucha armada, aunque los beneficios penitenciarios han provocado choques entre ellos y expulsiones D. MARTÍNEZ MADRID. La banda terrorista Grapo dice haber finalizado el proceso de reorganización de las estructuras que fueron desmanteladas en 2000 y 2002 por la Guardia Civil y los Reisegnements Géneraux franceses con la detención de sus máximos dirigentes, entre ellos Manuel Pérez Martínez, Camarada Arenas y Fernando Silva Sande. Además, lejos de cuestionarse su propia existencia, los terroristas reafirman que la lucha armada continúa siendo el medio imprescindible para la consecución de sus objetivos. Ambos anuncios están recogidos en documentos internos de la banda bajo la firma del Comité Central del PCE (r) máximo órgano de dirección de los Grapo. Por ello, expertos en la lucha antiterrorista consideran que este grupo se encuentra en una fase de acumulación de fuerzas para volver a las barricadas No obstante, los especialistas compaginan este diagnóstico con otro: los Grapo atraviesan momentos difíciles y, además, un período de luchas inter- nas Prueba de los fuertes enfrentamientos es la decisión del Camarada Arenas de expulsar a cuatro históricos cabecillas: Vicente Sarasa Cecilio, José Antonio Peña Quesada, Rosario Llobregat Moreno y Fernando Silva Sande. El caso más significativo es el de este último por cuanto es uno de los miembros más destacados de los Grapo no sólo por su influencia ideológica sino por la labor operativa que durante muchos años ha realizado dentro de la organización. De hecho, hasta el momento de su detención, el 9 de noviembre de 2000 en París, era el jefe del comando central Ahora, y desde el pasado octubre, está encarcelado en una prisión española después de haber sido entregado por las autoridades francesas para que sea juzgado por el secuestro de Publio Cordón. La causa del enfrentamiento en la cúpula de los Grapo es el radical cambio de opinión del Camarada Arenas desde que está en prisión se ha mostrado a favor de obtener beneficios penitenciarios, mientras que cuando estuvo en la calle exigía a sus militantes todo lo contrario. Basta recordar las huelgas de hambre que en las cárceles mantuvieron sus activistas, algunos con resultado trágico. Fue el caso de José Manuel Sevillano, que murió en 1990, y el de José Antonio Ramón Teijelo, recientemente detenido en París, Fernando Silva Sande llegó a Madrid hace unas semanas para ser juzgado EFE Los históricos detenidos en París iban a reagrupar a los expulsados D. M. MADRID. Los miembros de los Grapo detenidos en octubre en París, José Antonio Ramón Teijelo y Manuela Ontanilla Galán, planificaban crear dentro de la banda un grupo de oposición al Camarada Arenas y, de esta forma, hacerse con la riendas de la organización criminal. Los dos habían constituido ya una corriente llamada Fracción Octubre del PCE (r) -Grapo para agrupar a los militantes expulsados por Manuel Pérez Martínez, entre los que se encuentran ellos (que lo fueron en 2000) así como, recientemente, Vicente Sarasa Cecilio, José Antonio Peña Quesada, Rosario Llobregat Moreno y Fernando Silva. En la detención de Teijelo y Ontani- lla también ha estado la mano de la Guardia Civil. La pista llegó en el curso de las investigaciones sobre el paradero de Publio Cordón, un trabajo que la Benemérita no piensa dar por cerrado. Hasta 200 líneas de investigación ha llegado a abrir sobre el empresario, secuestrado el 27 de junio de 1995. La Guardia Civil tenía especial interés en la captura de Ramón Teijelo por cuanto era el jefe del aparato militar de los Grapo cuando se produjo el secuestro de Cordón y era también el único individuo que quedaba por detener en relación con este caso. Los otros tres implicados- Camarada Arenas Isabel Llaquet y Fernando Silva Sande- -ya habían sido capturados. Teijelo era también el último cartucho para poder obtener algún dato sobre el industrial zaragozano. Por ahora, esas esperanzas no han sido satisfechas, ya que el terrorista no se ha apartado de la versión oficial dada por los otros detenidos: Cordón fue liberado el 17 de agosto de 1995 en las inmediaciones del campo de Sarriá, en Barcelona. Además, en la documentación analizada hasta el momento no se han encontrado indicios para abrir nuevas líneas de investigación. No obstante, los agentes están a la espera de una comisión rogatoria. En las afueras de París Teijelo y Ontanilla vivían en SeineSaint- Denis, un barrio de inmigrantes magrebíes de las afueras de París, y se mantenían con el dinero que ganaba ella haciendo faenas de limpieza. Pero los agentes sospechaban que también recibían fondos del movimiento Comi- té de Apoyo a la Resistencia para el Comunismo en Italia, sucesor de las Brigadas Rojas. Las investigaciones- -fruto de la colaboración con los Renseignements Gèneraux, la División Nacional Antiterrorista francesa y la Policía italiana- -comenzaron en mayo de 2004, pero fue a raíz de la captura de los italianos Giuseppe Maj y Giuseppe Czeppel cuando se obtuvieron las pistas que condujeron a los dos históricos grapo No tenían armas ni dinero, pero sí útiles para falsificar documentos. Ramón Teijelo, de 58 años, llegó a ser jefe de los comandos de los Grapo antes que Fernando Silva. Tiene dos causas pendientes en la Audiencia Nacional por pertenencia a banda terrorista y participación en robos y atentados de los Grapo. Ontanilla Galán, de 55 años, encabezó la comisión de propaganda antes de pasar al comando central donde estuvo hasta 1999.