Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 27 11 2005 Cultura 77 Los herederos de Juan Rulfo piden que se retire su nombre de un relevante premio Tomás Segovia, que lo recibió ayer, había tildado de ignorante al escritor de Guadalajara abrió ayer sus puertas con la entrega del Rulfo al autor hispano- mexicano, que se considera un poeta marginal, pero no marginado MANUEL M. CASCANTE CORRESPONSAL GUADALAJARA (MÉXICO) La voz de los expatriados- -de su tierra y de los cauces habituales de la literatura- -obtuvo un nuevo reconocimiento tras la entrega, ayer, del XV premio de Literatura Latinoamericana y del Caribe Juan Rulfo al autor hispano- mexicano Tomás Segovia. El poeta, que nació en Valencia en 1927 y huyó a México junto a su familia siendo un adolescente, no ha perdido ni en su vida ni en su obra los lazos que le unen a su tierra natal, y encarna un puente entre la tradición cultural europea y la del Nuevo Mundo. En presencia de autoridades civiles y universitarias- -tanto locales como federales- de Eliane Karp de Toledo, primera dama de Perú (país invitado de honor en la FIL 2005) y de la premio Nobel estadounidense Toni Morrison, Antonio Latorre (miembro del Colegio de México y codirector, con Tomás Segovia, de la Revista Mexicana de Literatura dibujó una semblanza del galardonado, previa a la entrega del premio y al discurso de agradecimiento a cargo del autor de Cantata a solas Segovia, aquejado de una fuerte afonía, centró sus palabras en torno a los premios literarios y a los méritos o deméritos que los proporcionan. El escritor había recibido la noticia con gratitud, pero con sorpresa no porque se me premiase a mí, sino porque se premiase a alguien como yo un poeta marginal, pero no marginado. Buenos escritores hay todos los imaginables, y no estoy seguro de que merezcamos un premio más que otros ciudadanos, ni que las autoridades tengan b La Feria del Libro que protegernos cuando hay otros asuntos que no merecen menos el ser alentadas Botín de grupúsculos La polémica en torno al Rulfo, uno de los laureles más prestigiosos en lengua castellana, surgía de los herederos del autor de Pedro Páramo Según el diario mexicano La Jornada Clara Aparicio de Rulfo (viuda del escritor) y sus cuatro hijos han resuelto reclamar a las cinco instituciones patrocinadoras del galardón que éste deje de llevar el nombre del autor. El motivo, las expresiones ofensivas que Segovia realizó en agosto, al ser distinguido con con el premio de Literatura Latinoamericana y del Caribe 2005, en las que calificaba a Rulfo de ignorante según indicó el presidente de la Fundación Juan Rulfo, Víctor Jiménez. El premio se ha convertido en botín de grupúsculos que sólo buscan el beneficio de sus propios intereses denuncian los allegados al genio de Sayula (Jalisco) Por otro lado, la XIX Feria Internacional del Libro puso en marcha sus inabarcables actividades con la apertura de una exposición de obras del artista plástico peruano Fernando de Szyszlo en el Museo de las Artes de Guadalajara. El acto contó con las palabras de Mario Vargas Llosa, amigo personal del pintor limeño. Tomás Segovia recibe el premio de manos de la ministra de Cultura de México EFE Toni Morrison denuncia las limitaciones de la globalización Como paso previo a la inauguración de la feria, la Nobel de Literatura norteamericana Toni Morrison pronunció una conferencia magistral en el Paraninfo de la Universidad de Guadalajara, en la que destacó las contradicciones de un proceso de globalización que excluye a millones de desposeídos. La escritora afroamericana, a quien Carlos Monsiváis presentó como una narradora de recursos amplísimos asegura que la globalización, a pesar de su afirmación de que fomenta la libertad, alberga excepcioXXI es más grande de lo que jamás fue. El espectáculo de este movimiento masivo llama la atención, inevitablemente, sobre las fronteras. Mucha de la alarma que aparece allí se aviva por la amenaza y la promesa de la globalización y, en segundo lugar, por la relación incómoda con nuestra extranjería. Nuestra cada vez más rápida desintegración del sentido de pertenencia También recriminó a quienes la promueven por su desprecio a las fronteras, a las infraestructuras nacionales y a las burocracias locales Toni Morrison y Carlos Monsiváis, en Guadalajara nes enormes Si se excluye el apogeo del comercio de esclavos en el siglo EFE XIX- -recordó- el movimiento de personas en el siglo XX y principios del