Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 27 11 2005 73 Cultura y espectáculos Las pinturas murales de la ermita de San Baudelio de Berlanga (Soria) fueron arrancadas y sacadas de España Italia ha abierto la caja de los truenos, reclamando judicialmente a los todopoderosos museos norteamericanos Metropolitan y Getty algunos de sus tesoros expoliados. España ha padecido a lo largo de la historia un implacable saqueo de su Patrimonio Prácticas dolosas, usos fraudulentos POR GONZALO SANTONJA Sometido el Patrimonio histórico- artístico y bibliográfico de Castilla y León a seculares expolios durante la Dictadura del general Primo de Rivera, las pinturas murales de la ermita de San Baudelio de Berlanga (Soria) fueron arrancadas y sacadas de España merced a una sentencia inaudita del Tribunal Supremo, dictada el día 12 de febrero de 1925, y en el año 1956 la dictadura franquista aprobó en Consejo de Ministros la permuta de algunas de aquellas escenas por el ábside de la ermita románica de Fuentidueña (en la provincia de Segovia) máximos exponentes ambos casos de una sucesión de atropellos en la que también participaron caracterizados coleccionistas y museos. He aquí algunos ejemplos de las abusivas prácticas empleadas: Las tablas de Mahamud y las pinturas de Arlanza En la iglesia parroquial de Mahamud de Esgueva, al suroeste de Burgos, entre el río Arlanza y el riachuelo del Arlanzón, partido judicial de Lerma, fue enterrado el caballero don Sancho Saiz del Carrillo, iluminada su sepultura por unas tablas, fechadas cerca del 1300, que en la unánime consideración de los especialistas constituyen el mejor exponente del primer gótico lineal. Hoy se exhiben en el Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC) ¿Cómo llegaron allí? Se sabe poco, aunque la historia, en sus brumas, guarda demasiadas similitudes con tantísimas otras nítidamente documentadas. El templo padeció diversas operaciones de asalto, a pesar de lo cual sigue atesorando un auténtico museo, y en particular la tumba de Sáiz Carrillo resultó expoliada hacia 1915, año en que se localizan sus fabulosas pinturas en posesión de un coleccionista privado de Nueva York, siendo adquiridas a comienzos de los años treinta por el Museo de Arte de Cataluña, mientras las estatuas yacentes pasaban al Museo de Arte de Cincinnati y con algún que otro resto todavía coleando por las subastas, operación por lo menos discutible, porque partía de un robo y, por lo tanto, quienes vendían enajenaban lo que no era suyo. Por esas mismas fechas, según Ferrer Vidal Viaje por la frontera del Duero unos merchantes catalanes compraron por veinte mil pesetas los frescos de San Pedro de Arlanza haciendo de inmediato el negocio del siglo, pues se embolsaron sesenta millones al revender la mercancía al Museo de Arte Medieval de Nueva York y al referido Museo de Arte de Cataluña, entonces abastecido por individuos muy dados a recorrer Castilla y León en algara. Aunque la palma en esa materia corresponde, sin duda, al Museo Marés. La décima provincia de Castilla y León Completa muestra de Castilla y León la del Museo Marés: con Palencia y Burgos a la cabeza de los despojos (alrededor de treinta piezas capturadas en cada una de ellas) mientras Ávila y Soria ocupan el extremo contrario (relieve de la Virgen de la Misericordia de (Pasa a la página siguiente)