Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
66 Los domingos DOMINGO 27 11 2005 ABC EL PERFIL DE LA SEMANA EN LA ACERA ESCRIBÍ TU NOMBRE FERNANDO IWASAKI J. K. ROWLING Escritora Cuando J. K. Rowling comenzó a escribir el primer libro de Harry Potter no tenía dinero ni para un ordenador. Ahora posee una fortuna mayor que la de la Reina de Inglaterra Una máquina de hacer dinero rry Potter comenzó a cobrar vida sobre el papel en cafeterías de Edimburgo, porque Joanne Kathleen Rowling no se encontraba a gusto en un malsano piso que obtuvo con ayuda oficial como madre divorciada sin recursos. Sacaba a pasear en carrito a su hija Jessica y, cuando ésta se dormía, Rowling www. jkrowling. co. uk entraba en una cafetería, donde pasaba horas por el solo precio de un expreso y un vaso de agua. Cuando terminó el manuscrito de su primer libro, Harry Potter y la piedra filosofal mecanografió dos copias en una barata máquina de escribir que acababa de comprar, con el fin de enviarlas a dos agentes literarios. No tenía dinero ni para fotocopias, y menos para un ordenador. La magia de Harry Potter, en cierto sentido mucho más fantástica que la desplegada en el mundo de Hogwarts, ha hecho que en pocos años Rowling haya pasado de autora necesitada a millonaria. Ha sobrepasado la riqueza personal de la Reina de Inglaterra, una de las mayores fortunas del Reino Unido, y la revista Forbes la ha incluido en la lista de personas más acaudaladas del mundo. Algunas estimaciones cifran sus bienes en cerca de 800 millones de euros, una cantidad que ella que asegura que no alcanza. En cualquier caso, ningún otro escritor tiene sus ingresos, lo que le hace sentirse un poco culpable Para descargar esa relativa mala conciencia, ha entregado a una entidad de ayuda social británica, Comic Relief, los beneficios de dos libros publicados con seudónimo en 2001, El Quidditch a través de los tiempos y Animales fantásticos y dónde encontrarlos ambos citados como lecturas de Harry Potter y sus amigos. Entre otras contribuciones, se encuentran donaciones a la investigación del tratamiento para la esclerosis múltiple, la enfermedad que causó la muerte de su madre. Sus padres, Ann y Peter, asiduos lectores, fueron los que le inculcaron el gusto por la literatura. De pequeña, Joanne Kathleen solía inventar historias para contárselas a su hermana Di, casi dos años más pequeña. A los seis años escribió su primer cuento, un sencillo texto sobre un conejo llamado Conejo (Rabbit) HOJA DE RUTA ALEMANA unque sea un lugar común, todos sabemos que los alemanes tienen fama de previsores, ordenados y diligentes, porque de lo contrario serían italianos, franceses o españoles. Si los recientes disturbios se hubieran perpetrado en Berlín toda Europa estaría ahora mismo amenazada, pero el que se hayan producido en París no es más que un aviso digno de tener en cuenta. Los alemanes siempre se anticipan en lo bueno y nosotros jamás aprendemos de su ejemplo. A saber, la unificación alemana fue el gran reto europeo de los últimos veinte años, la unificación monetaria de los alemanes prefiguró la unificación monetaria europea y la unificación de los dos grandes partidos alemanes señala el camino que deberíamos seguir los demás países de la Unión. ¿Pero a quién se le pasa por la cabeza que el PSOE y el PP podrían ahora mismo gobernar juntos en España? Seguro que Gerhard Schröder y Angela Merkel no se imaginaban nada semejante hace seis meses, aunque algo terrible tiene que avecinarse en el horizonte para que ambos líderes hayan decidido pactar incluso tapándose la nariz. Tiene que ser algo siniestro, gordísimo y amenazador. Algo que por ahora sólo ven los alemanes, con esa clarividente organización que uno- -como el valor a la Guardia Civil- -siempre les supone. Y conste que Alemania no sólo cuenta con regiones tan prósperas y nacionalistas como Cataluña y el País Vasco, sino especialmente con la antigua RDA, un país en ruinas que todos los alemanes han decidido rescatar del abismo sin incurrir en mezquindades y menosprecios. Sin embargo, en este momento los mayores sacrificios no los realizan las regiones ricas de Alemania, sino los políticos que han tenido que renunciar a grandes parcelas de poder en aras de la gobernabilidad. Sólo en materia de seguridad, educación y política exterior urgiría que pactaran ya mismo el PSOE y el PP, mas se me antoja que es del todo imposible, pues ninguno de los dos grandes partidos españoles tiene sentido de Estado. La hoja de ruta alemana requiere la unidad, pero no la unidad de una de las mitades y segmentos varios contra la otra mitad, sino la unidad de las dos grandes mitades del espectro político alemán. Por eso, cada vez que leo o escucho que el PP se ha quedado solo se me antoja un razonamiento necio, pues la alianza del PSOE con minoritarios partidos nacionalistas puede ser muy buena para la aritmética, pero muy mala para la geometría. Y ya se sabe que en la Academia de Platón no podía entrar nadie que no supiera geometría. Las barbas del vecino que tenemos que observar no son las de los franceses, sino las de los alemanes. ¿Por qué se han unido los dos grandes partidos de Alemania? No creo que sea sólo por culpa de un mal resultado electoral. Más bien porque suponen que se avecinan malos tiempos para la Unión Europea, y así han decidido aprender a convivir de una vez. Hace dos semanas André Glucksmann teorizaba acerca de las tendencias violentas de la sociedad francesa, capaz de destruirse a sí misma para recrearse sobre sus escombros. ¿Y cómo será el nihilismo ibérico? ¿Hay que destruir al enemigo para poder gobernar España o hay que destruir España para que el enemigo no pueda gobernar? www. fernandoiwasaki. com Ha POR EMILI BLASCO CORRESPONSAL EN LONDRES A Aunque la idea de Harry Potter nació en 1990, mientras Rowling realizaba un viaje en tren a Londres, muchos de sus elementos tienen origen en la infancia de la escritora. Por ejemplo, a Joanne Kathleen le encantaba disfrazarse con ropas de brujas y magos, y la inteligente Hermione tiene mucho de las virtudes de la aplicada estudiante que fue la escritora. Además, el mismo nombre de Potter viene de los hermanos Potter, con quienes las hermanas Rowling solían jugar de pequeñas. Ian Potter determinó la imagen del héroe de sus libros. Pero ahí vuelve a intervenir la magia, porque, frente a la vida nada lustrosa del original Potter, la del actor que ha interpretado el papel de Harry en las películas ha conocido un espectacular vuelco. No es sólo su popularidad y el arranque de su carrera cinematográfica, que pronto podría navegar por libre en otras producciones, sino que además Daniel Radcliffe se ha convertido a sus quince años en el adolescente más rico del Reino Unido. Por la primera película cobró 257.000 dólares, por la próxima, Harry Potter y la orden del Fénix la quinta entrega de la serie y que comenzará a rodarse a principios del próximo año, recibirá nada menos que catorce millones de dólares. Antes de la saga de Harry Potter, J. K. Rowling escribió dos novelas para adultos, que nunca trató de publicar. Una de ellas la escribió en servilletas de papel. Luego, podría teclear sus historias en el ordenador de las oficinas en que trabajó como secretaria, una ocupación que sólo le interesaba porque le permitía dar rienda suelta a su imaginación cuando los jefes no la controlaban. Después dio clases en Francia y Portugal, donde tuvo un primer matrimonio. Y de esa rutina, merced a Harry Potter, ha pasado a la gloria económico- literaria y a tener un retrato en el santuario de la National Portrait Gallery, realizado por el mismo autor que el dedicado al marido de la Reina Isabel II.