Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 27 11 2005 Los domingos 55 Murcia 132.918 extranjeros (10,27 de la población) Resto Europa Asia UE 1 5 9 Iberoamérica 53 África 32 Infografía ABC Torre Pacheco Las hermanas moras y la deportación l bimotor planea sobre las salinas violeta de Torrevieja antes de medir la pista de San Javier, que sirve a la región de Murcia. La lluvia reciente ha aplomado el polvo y refrescado el ambiente, pero la sequía es omnipresente en una región sinónimo de huerta, pero también de campos de golf (37) y explosión inmobiliaria. Es, con las chilabas y los pañuelos de las moras, lo primero que resalta en Torre Pacheco: ciudad sitiada por grúas. Con el patrocinio municipal y la Asociación Astronómica de Cartagena, el pueblo acoge la exposición Albert Einstein: 100 años de relatividad Un folleto escolar inquiere: ¿Qué es esto de la relatividad? ¿lo que tú ves no es lo que yo veo? Hay dos trenes parados, uno de ellos empieza a moverse. Si tú estás dentro de uno, ¿me sabrías decir si es el tuyo el que se mueve? Difícil, ¿verdad? Sin embargo, alguien que esté fuera despidiéndote verá que uno se mueve y el otro no Las preguntas valdrían para la inmigración y sus percepciones. Depende del lugar y del que mira. Desde la barra del Círculo Instructivo, entre licores, cafés cargados, farias y cristianos viejos anda el juego: Deportación salta un parroquiano, que propone, sin eco: Redacto una carta en internet a favor de que sean deportados todos los extranjeros, y la firmáis todos La entrada de un albañil marroquí, que pide litronas y empanadillas, no cose ninguna boca. Al director comercial Matías Cortés, nacido en Totana hace 43 años, lo trajeron de niño a Torre Pacheco. Entonces no había ningún extranjero. Los agricultores empezaron a traer a moros porque había necesidad de mano de obra. Ya veremos cuando vengan las vacas flacas con la sequía Lo E Por las calles de Torre Pacheco, las que llevan chilaba se cruzan con rusas de melena rubia Nora y Buchra Lahrech, hermanas marroquíes, ante la antigua Casa Consistorial de Torre Pacheco que no tolera es que pretendan mezquita: Si quieren rezar, en casa o se larguen Al calor primero de la agricultura y después de la construcción, Torre Pacheco ha sido como otros pueblos: imán. Cuenta Daniel García Madrid, alcalde del Partido Popular, que hay vecinos de 58 nacionalidades. Las que llevan chilaba se cruzan con rusas de melena rubia. Los 10.000 habitantes de hace un cuarto de siglo se han multiplicado por tres: 8.500 almas extranjeras: más de 3.500 marroquíes, 2.500 ecuatorianas... Con cinco mediadores sociales que hablan árabe el alcalde, que pondera los beneficios que han traído al pueblo, dice que hay que regular el fenómeno. La integración es más fácil cuando se traen a sus familias Los altercados surgen los fines de semana: solteros, alcohol y tráficos ilícitos, que son los que más irritan a los académicos del Círculo Instructivo. Mustapha Zine, delegado en Murcia de ATIME (asociación de trabajadores inmigrantes) se queja de quienes equiparan terrorismo e islam Zine dejó Marruecos en 1989. Contrapone su cultura del miedo a la de sus hijos: Si España los integra evitaremos crisis a la francesa ¿Como las hermanas Buchra (16 años) y Norah Lahrech (13) Aunque su madre lleva velo, no lo impone. Buchra lo usa: Lo manda nuestra fe Nora prefiere esperar: Ya me lo pondré Su padre estudió derecho en A. A. Marraquech y emigró a Murcia hace dos décadas. Cuando llegaron a Torre Pacheco, hace seis años, eran cuatro marroquíes en la escuela. Ahora son el 25 por ciento. No hablábamos una palabra Ahora dominan el español con acento murciano, y nunca se han sentido menospreciadas. Viven en una casa nueva que están pagando a plazos. Comparten sueños: hacerse traductoras, seguir trabajando tras casarse con musulmanes. Pero mientras la mayor espera volver a Marruecos, a Nora sólo le gusta de vacaciones. Su porvenir está aquí. Como para su padre, que ha pedido el pasaporte. Nuevos españoles. (Pasa a la página siguiente)