Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 27 11 2005 Madrid 49 Juan Bautista Orusco El Gobierno regional, clave Casi cuarenta bodegas están ya acogidas a la Denominación de Origen Vinos de Madrid, una inmensa mayoría perteneciente a la subzona de Arganda. Decenas de municipios tienen un trozo de su corazón envuelto en caldos blancos, rosados y tintos. Por ello, el Gobierno de la Comunidad de Madrid realiza un esfuerzo importante para que los bodegueros se sientan amparados en su búsqueda del éxito, en el reconocimiento de sus vinos. El apoyo concreto que realiza en este sentido el Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural Agrario y Alimentario es de un gran valor, y así es reconocido de forma pública por el sector vinícola madrileño. Sólo queda que el recién nombrado presidente del Consejo Regulador de Vinos de Madrid, Juan Bautista Orusco, sepa mantener la dirección correcta. Además, hay que tener en cuenta que un desarrollo adecuado del mundo del vino favorecerá el auge del enoturismo, que empieza a dar señales de vida. Como muestra, recordamos los fines de semana enológicos que realiza El Palacete de la Ochava, un hotel en Valdilecha que organiza catas y visitas a bodegas. Viñedos de tempranillo en la Finca El Regajal, en Aranjuez diar a muchos de los vinos por los que pagas hasta el doble. Después de veinte meses en barricas de roble francés y americano, aparecen aromas de fruta roja y especias, tiene un fondo suave de tostados y vainilla y no defrauda en la boca, sabroso sin llegar a ser atrevido, cómodo. Desde Navalcarnero, Ricardo Benito dio un golpe de efecto en su día con Divo, un caldo complejo, lleno de aromas minerales, potente, muy bien hecho, pero los responsables de la bodega son conscientes de que una vez que se han dado a conocer en toda España, tenían que dar un paso más. Asido es el nombre de su nuevo tinto, a partir de tempranillo y merlot, que les puede mantener durante mucho tiempo en boca de toda España. A un precio asequible, debe encontrar su sitio en el mercado. Es uno de esos vinos que pese a sus múltiples matices, nadie se debe sentir ajeno a él. Es una obra hecha a conciencia, con gusto. De bodegas y viñas Sala de barricas en una bodega de Madrid La Comunidad de Madrid cuenta con 19.000 hectáreas de viñedo, y casi cuarenta bodegas acogidas a la Denominación de origen Vinos de Madrid. Entre ellas, las siguientes. Bodega Andrés Morate. Veinte hectáreas de viñedo propio en la zona de Belmonte de Tajo. Principalmente trabaja con tempranillo y airén, aunque ha incorporado cabernet sauvignon, syrah, merlot y moscatel de grano menudo. Bodegas del Fresno. Situada en la carretera de Navalcarnero a Cadalso de los Vidrios, tiene plantadas 22 hectáreas de garnacha, tempranillo, syrah y cabernet sauvignon. Su Dehesa de Navayuncosa es un valor en alza. Viña Rey. En el municipio de Arganda, con 75 hectáreas de viñedo propio y cinco vinos en el mercado, de los que destaca Viña Rey 70 barricas tinto. San Roque. Cooperativa con más de 300 socios y 600 hectáreas, entre la vega del Tajuña y Chinchón. Gosálbez Orti. Bodega en Pozuelo del Rey, con 10 hectáreas de viñedo de tempranillo, cabernet sauvignon y syrah, y una marca: Qubel. Orusco. Un siglo de vida, cinco vinos en el mercado, blanco, rosado y tintos, con un reserva más que agradable. Ricardo Benito. Cincuenta hectáreas de viñedo en Navalcarnero, con una referencia sobresaliente, Divo, y otra que llega, Asido. Tagonius. Vinos que califican como vanguardistas en la ribera del Tajuña, a partir de tempranillo, cabernet y syrah. Vinos Jeromín. Quizá la gama más variada de la región, con trece posibilidades: Manu, Grego, Puerta de Alcalá... En Aranjuez, lo mejor Hemos dejado para concluir este repaso por las viñas de Madrid al que consideramos el mejor vino relación calidad- precio de la región. En Aranjuez, y dentro de una finca de 400 hectáreas, viven viñedos de tempranillo, cabernet sauvignon, merlot y syrah. Viñas El Regajal sólo tiene un vino en el mercado, El Regajal, pero vale por muchos. El enólogo Ignacio de Miguel tiene bastante que ver en el gran resultado final en botella de la conjunción de esas uvas, pero sin Daniel García- Pita nada sería igual. Es el alma de un proyecto que ya ha triunfado cuando acaba de nacer, y lo mejor está por venir. En unos meses (febrero- marzo) estará en el mercado su añada 2004. Más que brillante.