Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 Madrid DOMINGO 27 11 2005 ABC Acaba de cumplir quince años la Denominación de Origen Vinos de Madrid, y hemos hecho un recorrido virtual por alguna de sus bodegas, con una conclusión: cada día hay más calidad Vinos de Madrid, al cielo POR JUAN FERNÁNDEZ- CUESTA MADRID. Más de veinte bodegas y de cien vinos han envuelto esta semana la celebración del decimoquinto cumpleaños de la Denominación de Origen Vinos de Madrid. Bodegas y vinos desconocidos incluso para el consumidor madrileño, considerado un asiduo de los Rioja y los Ribera del Duero. Y, sin embargo, existe vino de calidad en Madrid, cada día de mayor calidad. La Denominación de Origen de Madrid fue aprobada en 1990, después de un primer intento fallido en 1973 y de que se retomase la iniciativa al comenzar la década de los ochenta. En 1986 se aprobó la denominación específica de Madrid, dividida en tres zonas, San Martín, Navalcarnero y Arganda, de oeste a este, y hoy son siete las variedades de uva reconocidas: albillo y malvar (blancas) y tempranillo, garnacha, cabernet sauvignon, merlot y syrah (tintas) Ese cumpleaños fue celebrado esta semana en el VII Salón de Vinos de Madrid. Así, tuvimos la oportunidad de comprobar la evolución de los caldos de la región, desde aquellos más humildes por debajo de dos euros la bote- Iberwine abre sus puertas el martes en Madrid El tradicional Salón Internacional del Vino, que por estas fechas se celebra cada año en Madrid, abre sus puertas esta vez con un añadido, una pretensión: convertirse en la principal feria del mundo del vino español y portugués. Así, su nombre propio pasa a ser Iberwine el salón del vino de España y Portugal, que se inaugura el martes en el pabellón 3 de Ifema, en el Parque Ferial Juan Carlos I. Quinientos expositores, bodegas de España y Portugal, principalmente, aunque también destaca una amplia participación de Francia; catas, conferencias, mesas redondas... Se espera la presencia de unos veinticinco mil visitantes y una cifra de negocios en el entorno de los cien millones de euros en los tres días que dura la feria, del 29 de noviembre al 1 de diciembre. El presidente del Comité Organizador de Iberwine es el Marqués de Griñón, una garantía, antesala del éxito que se espera obtener, con la presencia de añadida de 150 compradores internacionales. San Roque, Orusco, Ricardo Benito y Viñas El Regajal son ejemplo de que también en Madrid se sabe de vino lla hasta los que venden calidad a precios que superan ya con facilidad los cien euros. Convencen unos y otros. Unos para tomar en casa a diario y otros... otros también para tomar en casa alguna vez en la vida. Ese recorrido que hicimos dentro del Hotel Palace, mesa a mesa, es evidentemente necesario reducirlo en este espacio, y por ello hemos escogido cuatro bodegas. No necesariamente las mejores de Madrid, pero sí contenían algún detalle que las hacía distintas, especiales, más atractivas: Cooperativa San Roque, Orusco, Ricardo Benito y Viñas El Regajal. Por ejemplo, de Cooperativa San Roque nos llamó la atención el afán por conocer la opinión de todo aquel que se acercaba a probar sus vinos, sin excepción, y su sencillez. Es evidente que, además, sus vinos cumplen con un nivel de exigencia mínimo y que si tuvieramos que dar nota a la relación calidad- precio sería un notable alto. Cuatro vinos bajo el nombre de Viña Galindo, de los cuales escogimos el tinto joven, a partir de uva tempranillo, fresco, bien hecho, con posibilidades. La Cooperativa San Roque, que fue fundada en 1958, está compuesta por más de trescientos socios y tiene 623 hectáreas de viñedos propios, en la Vega del Tajuña y en los alrededores de Chinchón, pueblo donde tienen su sede. Orusco es una bodega con más de un siglo de vida. Situada en Valdilecha, se fundó en 1896 y sus responsables expli- can que tras pasar el legado vitivinícola generación tras generación, ha conseguido conjugar la tradición con las nuevas tecnologías y producir actualmente hasta 1,5 millones de litros al año Pero esto no es lo importante. Lo más cierto es que una vez que catas el Main tempranillo, un joven con algún tiempo de madera, y compruebas que hay fruta de calidad, buscas algo más, y lo encuentras. Su Main reserva, teniendo en cuenta que se vende a menos de seis euros, no tiene nada que envi-