Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 Internacional DOMINGO 27 11 2005 ABC El ejército norteamericano desmiente la existencia de un Guantánamo en Kosovo Álvaro Gil- Robles insiste y aporta un testigo SIMÓN TECCO. CORRESPONSAL LIUBLIANA. El ejército norteamericano desmintió ayer las afirmaciones a Le Monde del comisario europeo para los Derechos Humanos, Álvaro Gil- Robles, en las que afirmaba haber visto durante una visita a Kosovo, en 2002, Un soldado norteamericano vigila la controvertida prisión de Bondsteel AFP una cárcel para terroristas como la de Guantánamo a escala reducida, en la base militar norteamericana de Camp Bondsteel, al sur de Prístina. El mando militar estadounidense en Kosovo señaló que su ejército no dispone allí de cárcel secreta alguna, sino de un centro de detención en el marco de las estructuras de la fuerza multinacional de la OTAN (KFOR) presente desde 1999. No hay ninguna cárcel secreta en Camp Bondsteel. Es de conocimiento público que aquí tenemos una prisión de las fuerzas de KFOR indico a Afp el mayor Michael Wunn, portavoz de las fuerzas estadounidenses en Kosovo. La prisión está a cargo de soldados de la policía militar y en este momento no hay ningún detenido. Está vacía. La cárcel de Bondsteel se encuentra bajo mando del general John Harre, comandante de la Brigada Este de la KFOR y es regularmente inspeccionada por la Cruz Roja Internacional precisó Wunn. Testigo presencial Gil- Robles comentó a Le Monde que exigió que se le permitiera visitar la base militar norteamericana de Bondsteel y fue acompañado en su visita por el general francés Marcel Valentin, comandante entonces de la KFOR, que se mostró visiblemente disgustado por el trato que recibían los presos. El comisario europeo dijo que la visita le impresionó: Desde la torre el lugar era similar a un Guantánamo reducido Dijo haber visto entre los presos a cuatro norteafricanos que parecían ser emigrantes ilegales. El resto eran, según él, albaneses y serbios. Muchos analistas se han sorprendido de que Gil- Robles haga estas revelaciones después de más de tres años de los hechos y que en el informe de entonces sobre Kosovo sólo mencionase de pasada la base militar de Bondsteel. Esto fue así, según el comisario, porque había que facilitar en lo posible la aceptación de Serbia y Montenegro en el Consejo de Europa. Pero, más que aclarar, esta afirmación complica, pues la pregunta que surge es ¿qué papel tenía Belgrado en la existencia de este Guantánamo en Kosovo? El comisario español sostiene que las noticias de los últimos días sobre los trasiegos de la CIA en sus operaciones de detención extrajudiciales de presuntos terroristas islámicos le han hecho ver con otros ojos lo que constató en su momento en Bondsteel. Sea como fuere, lo cierto es que en su informe de 2002, el grupo británico de Helsinki, bajo el título Guantánamo en los Balcanes relata el caso de tres detenidos que fueron trasladados a la base norteamericana de Kosovo y durante 38 días interrogados sin que se les permitiese dormir.