Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 27 11 2005 Nacional 27 Gaspar Mawete, nacido en Angola, ha sido el cartero real de Cortylandia en la sevillana plaza de la Gavidia desde 1989, aunque este año es posible que no vista oropeles debido a la falta de renovación de su permiso de trabajo por parte del Gobierno Carta del paje Gaspar a los Reyes Magos para que no le expulsen de España TEXTO: M. J. P. FOTO: DÍAZ JAPÓN Dieguito el Malo vuelve a prisión y su cómplice queda en libertad con cargos b A Juan Diego Redondo, que el pasado miércoles protagonizó un atraco con rehenes, se le imputan robo con intimidación, detención ilegal y quebrantamiento de condena ABC BARCELONA. El titular del Juzgado de Instrucción número 20 de Barcelona decretó ayer prisión para Juan Diego Redondo, el delincuente que el pasado miércoles protagonizó un atraco con rehenes a un supermercado de Barcelona. El juez decretó libertad con cargos para el presunto cómplice, Marcos V. empleado del establecimiento. A Redondo, de 47 años y apodado Dieguito el Malo se le imputan los delitos de robo con intimidación, detención ilegal y quebrantamiento de condena. El atracador vuelve así a la cárcel de Brians, en Sant Esteve Sesrovires (Barcelona) adonde no había regresado el pasado 14 de agosto tras disfrutar de un permiso de tres días. SEVILLA. Aunque tiene nombre de rey mago, Gaspar Mawete ha ejercido de cartero real de Cortylandia en la Plaza de la Gavidia (Sevilla) desde 1989. Durante años, este apátrida nacido en Zombo (Angola) ha guardado celosamente multitud de secretos que le confiaron al oído miles de niños sevillanos cuando le entregaron sus cartas para los Reyes Magos. Este año es Gaspar quien ha enviado de su puño y letra una carta personal a los Reyes Magos con un deseo muy especial: que el Gobierno español renueve su permiso de trabajo, como ha venido haciendo desde 1989 hasta 2004, y le dé la nacionalidad española. En 1985, Gaspar cambió el rumbo de su vida volando desde Luanda, capital de Angola, a Lisboa. Estudiaba Comercio Exterior cuando decidí irme de Angola porque el país vivía una guerra civil y estaban a punto de llamarme a filas. Salí- -cuenta- -sin pasaporte y con lo puesto. Aterricé en Lisboa y de allí viajé en autocar a Madrid. En 1986 llegué a Sevilla sin conocer a nadie. Me quedé aquí porque me gustaba la gente y el clima Hoy puedo decir que no me equivoqué porque no me siento solo en Sevilla. Tengo una gran familia, los sevillanos. Nunca he sentido la discriminación. Soy un sevillano más confiesa Gaspar, empadronado desde 1996 en la capital andaluza, donde ocupa una VPO de alquiler en la Alameda. Lo primero que hizo Gaspar cuando pisó tierra sevillana fue ir a la Comisaría de Policía de la Gavidia. Allí me trataron magníficamente, enviándome a la Cruz Roja, que- -según dice- -me facilitó durante seis meses una cama en la pensión Rubio Ese año, pidió al Gobierno español asilo y refugio pero le fue denegado. Sí logró una cédula de inscripción, un documento que el Gobierno expide a aquellos ciudadanos que tienen problemas para que su oficina consultar le expida un pasaporte. Disculpas Dieguito el Malo y Marcos V. pasaron a disposición judicial ayer poco antes de las nueve de la mañana. A su llegada a los juzgados, custodiado por diversos agentes de la Policía autonómica, el primero dijo a los periodistas que había cometido el atraco para que su hijo pueda ir a la escuela, ya que los asistentes corruptos no lo han llevado en tres años y eso que lo tienen a su cargo Aparentemente tranquilo, el atracador pidió perdón por lo que hizo, informa Europa Press. Unos minutos después llegó Marcos V. Su semblante era más serio y no quiso hacer declaraciones a los informadores que aguardaban la llegada de ambos al juzgado. Este joven, que trabajaba como reponedor en el establecimiento asaltado, de la cadena Caprabo y situado en el número 10 de la calle Ganduxer, fue detenido por los Mossos d Esquadra anteayer como presunto colaborador de Juan Diego Redondo. En su segunda declaración ante los agentes, Marcos V. se derrumbó y confesó su conexión con el atracador. Este joven reconoció haber proporcionado información a Dieguito el Malo sobre el supermercado, como, por ejemplo, el dinero que guardaba la caja fuerte. Redondo tomó como rehenes a seis empleadas y a su cómplice, quien después del atraco frustrado explicó a los periodistas cómo había transcurrido y lo que había hecho y dicho Dieguito el Malo durante el tiempo que los mantuvo retenidos. Gaspar Mawete llegó a la capital hispalense en 1986 tras viajar desde Lisboa el pasado año ha intentado sin éxito ante la Subdelegación del Gobierno en Sevilla que se le renueve el permiso de trabajo y residencia. Tengo cursillos de la Junta de alicatador, electricista, soldador, antenista... y me salen trabajos, pero las empresas me dicen que no pueden contratarme porque mi permiso de trabajo no está vigente. De hecho, la empresa de trabajo temporal Tema consultó a la Policía si podía contratarme como cartero real el pasado año relata. A preguntas de ABC, el departamento de Extranjería de la Subdelegación del Gobierno en Sevilla puntualizó que Gaspar Mawete puede residir y trabajar en España sin problemas porque su anterior permiso de trabajo estará vigente mientras no se le deniegue expresamente la renovación del mismo. Si tiene problema con alguna empresa no tiene más que pedir un certificado ante Extranjería. Lo que está claro es que Gaspar no es lo que se conoce como extranjero ilegal o sin papeles La Subdelegación asegura que aún está abierto su expediente de solicitud de residencia permanente. Las mismas fuentes confirmaron que el Gobierno denegó a Mawete la cédula de inscripción, al parecer porque no ha demostrado que la embajada de Angola no quiera darle el pasaporte. Si este ciudadano no tiene nacionalidad debería pedir la consideración de apátrida ante la Comisión Interministerial de Asilo y Refugio del Ministerio del Interior según la Subdelegación del Gobierno, dispuesta a revisar su caso... Una adolescente me pidió un novio En su condición de cartero real Gaspar Mawete ha actuado de confesor de cientos de niños que- -dice- -me cuentan cosas que no quieren que sepan sus padres Este ciudadano nacido en la ex colonia portuguesa siente estar realizando una tarea educativa como cartero real. Hay padres- -dice- -que regresan un año después para darme las gracias porque sus hijos comenzaron a comer bien, obedecerles y no pegar a otros niños a raíz de que yo hablara con ellos La fe no se pierde y hay niños de 25 años que aún le entregan cartas para los reyes magos porque dicen que es una ilusión que tienen desde pequeños añade Gaspar, quien ríe al recordar a una adolescente que le pidió conseguir novio. Eso no se busca, se encuentra le contesté. Dos hijos Desde diciembre de 1989 hasta abril de 2004, Gaspar- -que tiene un hijo de trece años y una niña de seis años fruto de relaciones sentimentales con dos españolas- -ha tenido vigente un permiso de residencia y trabajo, en el que se especifica que es apátrida En 2002, el Ministerio de Justicia le denegó la nacionalidad española alegando que Mawete no había residido de forma continuada en el país durante los últimos diez años. Es increíble que diga eso, cuando tengo los permisos de residencia y trabajo renovados desde 1989 hasta 2004 protesta. Desde