Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 Nacional LA IMAGEN DE LOS DOS GRANDES LÍDERES POLÍTICOS DOMINGO 27 11 2005 ABC (Viene de la página anterior) Luis Salvador: Quizás porque la táctica está dominando a la estrategia, pero nosotros apostamos al largo plazo. Sobre Rajoy diré que es un gran parlamentario, pero a veces los líderes no son lo que ellos quieren ser. Si fuera más él, sería mejor Rajoy. Por ahora, no ha podido romper con el pasado. Daniel Ureña: Una de las virtudes de Rajoy es su ironía, esa capacidad de crítica mordaz. Cuando era ministro portavoz la utilizaba muy bien; sin embargo, en los tiempos en que fue candidato se mostró más encorsetado. Por suerte para él ahora la está recuperando. Me quedo con una frase del debate del Estatuto de Cataluña: Señor presidente del Gobierno de España... no sabemos por cuánto tiempo Fantástica. Una recomendación mía sería seguir explotando esa habilidad. Jorge Rábago: Pero cuidado, porque la ironía desde el punto de vista parlamentario está bien, pero para la televisión es un arma de doble filo. En este medio hay que saber medirse, porque lo potencia todo. La ironía puede convertirse en sarcasmo, y el sarcasmo no gusta. Zapatero hace debates más para la televisión que para el Parlamento. Luis Salvador: Insisto en que las intervenciones del presidente en los plenos siempre tienen contenido político. Pero los líderes del PP van todos con mensajes de comunicación. Jorge Rábago: Es en las réplicas donde se ve quién tiene más cuajo. Y en las últimas que le hemos oído a Zapatero empieza echándole en cara a Rajoy que no haya estado en el hemiciclo mientras hablaba el portavoz socialista. El presidente sabe de sobra que Rajoy escuchó a Rubalcaba en su despacho, mientras preparaba su intervención posterior, pero el hecho de ponerlo en manifiesto muestra su preocupacuión por la comunicación. Luis Salvador: En cualquier caso, es una deferencia escuchar al contrario in situ. Y criticar una ausencia es un recurso parlamentario que utilizaría cualquiera. ¿Qué destacarían del lenguaje gestual y del aspecto físico de ambos? Jorge Rábago: Zapatero es más mecánico Tiene tres o cuatro gestos que repite hasta la saciedad: sacude la cabeza para reafirmarse, mueve las manos con las palmas abiertas... Rajoy dispone de más registros, aunque también tiene un gesto característico con la mano, uniendo la punta de los dedos y moviéndola de arriba abajo. Zapatero tiene un rostro que transmite simpatía, es cierto, mientras que el de Rajoy es más complejo el hecho de llevar barba y gafas complica las cosas, porque son elementos de distorsión. Luis Salvador: El líder popular es más complejo en la dicción, en la barba, en la sonrisa irónica... aunque tie- Cómo dirigir una campaña electoral Del 28 de noviembre al 1 de marzo se desarrollará el Curso de Especialista en Dirección de Campañas Electorales, una propuesta pionera en España, auspiciada por MAS Consulting Group y la Universidad Europea de Madrid. Hacemos seminarios sobre comunicación política y electoral desde 2002 con la Universidad George Washington, y hemos detectado interés por parte de profesionales españoles explica Daniel Ureña, director del curso. La idea es mostrar la figura del consultor político, algo que en España es casi una entelequia, para ayudar a la gente que quiere entrar o ya está en política. El alumnado es variopinto- -periodistas, asesores parlamentarios, publicistas, politólogos- -y el formato, estilo USA muy práctico: se forman grupos que compiten con su plan de campaña, carteles, vallas, anuncios televisivos... Entre los profesores, César Martínez, director creativo de las campañas de Bush para el voto hispano, y José Luis Sanchís, que ha trabajado en 105 campañas para 32 partidos en 19 países. ne la ventaja de que no expresa dudas sobre su personalidad. A Zapatero le falta variedad de movimientos, pero su mirada cautiva y da credibilidad, y la sonrisa es natural; cuando deja el discurso y la pone en escena parece la persona más llana del mundo, y eso relaja y engancha a la gente. Daniel Ureña: Rajoy tiene más naturalidad, y Zapatero es demasiado artificioso: sus discursos son un poco grandilocuentes. A lo mejor cuando te habla en privado cambia el registro. ¿Los políticos hacen caso a los consejos de los asesores con respecto a su aspecto? Jorge Rábago: Unos más y otros menos. En general, en España se apuesta poco por esto. No creo que haya que vestir a los candidatos, como ocurre en Estados Unidos. Luis Salvador: No son diferentes a cualquier ciudadano. A todos nos gusta tener nuestro estilo. Cuando Zapatero asumió la presidencia del Gobierno hubo que hacer unos retoques por ejemplo en su peinado (que creó moda en el partido, y algunos, como Caldera, le imitaron) Tiene que estar convencido, y hace caso de lo que quiere, claro. Rara vez da una respuesta inmediata. Daniel Ureña: Pero ha pasado del prêt- à- porter a los trajes a medida. Hablando en serio, no somos asesores de imagen ni peluqueros, sino estrategas.