Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 La Entrevista DOMINGO 27 11 2005 ABC MOHAMED HOSNI MUBARAK Presidente de la República Árabe de Egipto Si no pacificamos Oriente Próximo, la lucha contra el terrorismo será en vano Es el líder árabe por excelencia. Nada se cuece en Oriente Próximo sin pasar por los fogones de El Cairo, hasta los que se acercan un día sí y otro también todos los actores de la política y la diplomacia occidentales. Se ha involucrado decisivamente en la resolución del conflicto entre palestinos e israelíes. No es ajeno a las crisis en Siria, el Líbano o Irán. Mira con lupa la evolución de Irak. Es Mohamed Hosni Mubarak, presidente de la República Árabe de Egipto. Tiene la palabra. ¿Qué importancia tiene la Conferencia de Barcelona para las relaciones árabes con Occidente? -La cumbre de Barcelona reúne a todos los miembros de la cooperación de las dos orillas del Mediterráneo. Se trata de un foro de diálogo y colaboración entre ocho países árabes y la Unión Europea que desempeña un papel fundamental en el orden mundial actual. De ahí que la Cumbre de Barcelona no se limite a la dimensión euromediterránea, sino que la traspasa para obtener una dimensión internacional. ¿Qué papel tiene Europa en Oriente Próximo, dado el peso de la diplomacia de EE. UU. en la región? -El proceso de paz en Oriente Próximo, junto con todos los acontecimientos que ocurren en la zona, requiere muchos esfuerzos sinceros por parte de todos, desde el punto de vista regional y desde el internacional. El papel que desempeña la UE es fundamental en el proceso de paz. Es cierto que el orden mundial actual es unipolar, pero ello no quiere decir que la necesidad de una acción activa y efectiva por parte de la UE y las demás partes retroceda. Tomemos como ejemplo el rol de la UE en respaldo de la Autoridad Palestina para rehabilitar sus cuadros y reconstruir su infraestructura. También, la UE ha realizado una tarea muy importante al llevar a cabo los preparativos para la apertura del paso de Rafah después de la retirada de Israel de Gaza, entre muchos otros ejemplos. ¿Cómo evalúa usted los cambios sufridos en el orden mundial durante los diez últimos años? -El orden mundial contó con cambios consecutivos y sin precedentes durante la última década. A nivel político, se consolidaron los rasgos del orden contemporáneo como sistema unipolar. Económicamente, la globalización planteó nuevos retos. En el terreno de la seguridad, el terrorismo se convirtió en un fenómeno internacional del cual nadie está a salvo tras el 11- S. Ahora, vivimos en un mundo distinto del que surgió de la Segunda Guerra Mundial, que plantea nuevos retos en las relaciones internacionales, que incluye nuevas amenazas para la paz, la se- El rais se ha situado en primera fila en el empeño contra el terror ejercido en nombre del islam, del que su país ha sido víctima en numerosas y sangrientas ocasiones TEXTO: JUAN CIERCO guridad y la estabilidad internacional y que registra cuestiones pendientes y diferentes focos de tensión, especialmente en Oriente Próximo y en África. Pero este mundo diferente ha logrado al mismo tiempo un salto tremendo en las ciencias, y tecnología avanzada, sobre todo en el campo de la informática y la comunicación. Lo que da innumerables oportunidades para el progreso y los avances en el mundo. ¿Puede la retirada israelí de Gaza cambiar la mano en el tapete de Oriente Próximo? -Es un paso importante en el camino de la conciliación y es una decisión valiente del primer ministro, Ariel Sharón. Es la primera vez que Israel retira sus tropas de territorios ocupados después de evacuar el Sinaí y el sur del Líbano. Ahora es importante conservar la fuerza de arranque actual, y que la retirada de Gaza sea un paso hacia la realización de la Hoja de Ruta. El último acuerdo sobre Rafah abre a Gaza al mundo e impide que se convierta en una gran cárcel. Tenemos que incentivar a israelíes y palestinos para que mantengan el diálogo para comunicar Gaza con Cisjordania, llevar a cabo los acuerdos de Sharm el- Sheij y la Hoja de Ruta. También hay que incentivar a los socios internacionales, incluyendo la UE, para que fortalezcan su apoyo a la Autoridad Palestina en los terrenos político y económico, con el fin de que el pueblo palestino perciba la mejora de su estado de vida y los beneficios de la paz y para que tenga confianza en que el momento de construir su Estado independiente ya está cerca. ¿Ha llegado ya el momento propicio para una conferencia internacional de paz en Oriente Próximo como la que hospedó Madrid? -La Conferencia de Madrid marcó profundamente el proceso de paz en Oriente Próximo. Fue fundamental para asentar el principio de tierra a cambio de paz Sin embargo, estas citas necesitan coincidencia en las opinio- ISRAEL Y PALESTINA Ariel Sharón es el único político israelí capaz de lograr la paz con los palestinos EL PAPEL DE HAMÁS No se le puede exigir ahora a Abbas que desarme a Hamás; complicaría la situación en Palestina ISLAM Y TERRORISMO No atribuyamos el terrorismo al islam. Es una grave equivocación que ha originado tras el 11- S prácticas inaceptables hacia los musulmanes No hay choque de civilizaciones, sino un verdadero choque de intereses ¿Cómo valora la iniciativa de España sobre la Alianza de Civilizaciones? -Se ha hablado mucho sobre el choque de civilizaciones. En mi opinión, el asunto es un verdadero choque de intereses. La prueba son las luchas que vemos entre los hijos de una misma civilización. Apreciamos y apoyamos la iniciativa del presidente del Gobierno Español para la Alianza de Civilizaciones porque se enfrenta a los propagadores de las teorías del choque de civilizaciones y refuerza el diálogo entre culturas. Lo nuevo en la iniciativa española es que plantea una postura práctica y un marco institucional viable, no se limita a los discursos. La esencia de este proceso radica en fomentar la cooperación entre las dos civilizaciones: la mediterránea y la europea, a través del diálogo, el respeto mutuo, la aceptación del otro y la construcción de un sistema de intereses comunes que refuerce el entendimiento recíproco. nes de muchas partes. Lo que se necesita ahora es incentivar los esfuerzos del Cuarteto para conservar el entusiasmo generado por la retirada de Gaza. ¿Cree que los países árabes que no reconocen a Israel deben hacerlo tras los últimos pasos de Sharón? -La iniciativa árabe de paz que surgió de la Cumbre de Beirut, que fue confirmada por las cumbres árabes posteriores, pone de manifiesto un reconocimiento completo por parte de los países árabes de Israel y de unas relaciones normales a cambio de una paz justa. La retirada de Gaza es un paso importante. Sin embargo, no cumple con todo lo planteado en la cumbre árabe. Aspiro a ver pasos similares y positivos hacia la paz, seguridad y estabilidad de todos sus países, incluidos palestinos e israelíes; lo que permitirá la existencia de relaciones normales y de cooperación fructíferas entre todos. ¿Confía usted en Sharón o cree que la retirada de Gaza es un atajo para mantener ocupadas Cisjordania y Jerusalén oriental? -He tenido trato con varios líderes de Israel desde que fui vicepresidente. Sharón, entre todos los políticos israelíes, es el único capaz de lograr la paz con los palestinos. Posee la capacidad de tomar decisiones difíciles, comprometerse con lo que dice y llevarlo a cabo. De ahí el éxito del plan de retirada de Gaza a pesar de todo lo que se armó no sólo con la oposición y los colonos, sino también dentro del Likud. Creo que Sharón es serio en sus esfuerzos para lograr la paz. Los últimos avances en Israel lo confirman. Se ha retirado de su propio partido para construir otro más de centro, empujado por su descontento de las posturas rígidas de su partido sobre el proceso de paz. Espero sinceramente que aprovechemos la presencia de Sharón y Abbas para realizar progresos tangibles. ¿Abbas debe proceder ya al desarme de Hamás y otros grupos radicales palestinos? -He afirmado en más de una ocasión que la retirada de Gaza debe reflejarse en la vida cotidiana del pueblo palestino. Egipto está preocupado por apoyar al pueblo y a la Autoridad Palestina en los terrenos político, económico y de seguridad y por mantener la conciliación y reforzar el diálogo entre los palestinos. Colaboramos con otros socios internacionales, entre ellos la UE, para preparar a las Fuerzas de Seguridad palestinas para que asuman sus responsabilidades y establezcan la ley en los territorios bajo su control. Abbas realiza ímprobos esfuerzos para controlar la situación y mantener el diálogo y el contacto con las facciones palestinas. Todos debemos apoyarle, inclui-