Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 26 11 2005 Los sábados de ABC 123 Televisión y radio Eurovisión Junior TVE- 1 20.30 Liga La 2 y Autonómicas 22. 00 Desde Hasselt (Bélgica) Beatriz Pécker y Lucho de Los Lunnis van a ser los encargados de presentar el Festival de Eurovisión Junior. En esta ocasión el representante español será Antonio José con el tema Te traigo flores Antes, Jorge Fernández conducirá, a las 18.30 horas, una gala desde Sevilla. Después de lo del sábado pasado se buscan aspirantes para romper la preponderancia del Barcelona. El Valencia recibe esta noche en Mestalla al Celta. El equipo ché que entrena Quique Sánchez Flores quiere apuntarse- -con el buen acierto como atacante de Villa- -al carro de los aspirantes a la Liga. Manuel Altolaguirre: la impresión del 27 recuerda mañana al malagueño en La 2 La vida y obra del poeta, recogida en un documental en letras de molde MANUEL DE LA FUENTE MADRID. Nuestras vidas son los ríos que van a dar al espejo sin porvenir de la muerte. La vejez irá delante hacia el mar sin detenerse. Mi vida está enamorada, su prometida es la muerte Su prometida, esa triste prometida que es la muerte, le llegó al poeta Manuel Altolaguirre en 1959, treinta años después de escribir estos versos de Roca maternal una de las partes que integran la gran obra lírica del malagueño, Las islas invitadas Sobre su vida, su obra y sus pasiones un equipo de La 2 ha realizado el documental Manuel Altolaguirre: la impresión del 27 La dirección ha sido obra de Marisa Ciriza, en tanto que la realización ha corrido a cargo de Fermín Peñafiel. El profesor James Valender, uno de los grandes expertos en la obra del poeta y mentor de la magnífica exposición Viaje a las islas invitadas. Manuel Altolaguirre que alberga la madrileña Residencia de Estudiantes, ha hecho las veces de supervisor y es también quien con sus atinados comentarios sitúa al espectador en la luminosa órbita del escritor. Pinceladas sin exceso de cultura El documental que mañana presenta La 2, en cuya realización ha colaborado la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales, ofrece prácticamente todos los aspectos de la vida y la obra del poeta, editor e impresor malagueño. Y lo hace con pinceladas sencillas, con decorados muy humanos y sin ningún tipo de aspaviento literario ni cinematográfico, sin exceso de cultura vaya. Es probable que el espacio pueda quedarse corto para los grandes especialistas, para otros poetas o para los ya conocedores de Altolaguirre. Pero, para el común de los mortales el filme ofrece en su casi sesenta minutos de duración numerosos atractivos. Un lenguaje sencillo, explicaciones y opiniones directas y sin retóricas, un guión ágil que intenta (y en buena manera consigue) condensar una vida en una hora, y un tratamiento siempre muy humano de las distintas situaciones. En suma, que la producción reúne todas las condiciones para ser un utilísimo instrumento de divulgación. Lo que es necesario es que apuestas como ésta no se queden en la excepción que confirme la regla. Por el momento, ya se anuncia otro trabajo de este tipo sobre Dionisio Ridruejo, una figura clave de la poesía española del siglo XX y uno de los más firmes opositores internos de Franco. Uno más de tantos nombres propios que los españoles necesitan conocer. Y, como en el caso de Manuel Altolaguirre, también disfrutar. la talla de Guillén, Salinas, Cernuda y Gil- Albert, los testimonios de su hija y de su nieta, Paloma Altolaguirre y Paloma Ulacia, fotografías, textos y hasta un segundo y medio de filmación, el único en el que aparece animado el poeta. Su exilio en México y Cuba, su convivencia con Concha Méndez (también poeta) rota por el propio escritor en uno de los trances más difíciles de su vida y, finalmente, su apasionado reencuentro con la fe de su infancia, son otros de los paisajes sobre los que se ha detenido la cámara. Manolito para los amigos Volviendo al principio o, lo que es casi lo mismo, al final del filme, Altolaguirre volvía a Madrid por la N- 1 de regreso de la séptima edición del Festival de Cine de San Sebastián, certamen en el que había presentado buena parte de su película El cantar de los cantares basada en las obra poética de San Juan de la Cruz sobre el gran libro bíblico atribuido a Salomón, e inspirada igualmente en la traducción del hebreo al castellano por Fray Luis de León y que le costó aquello de... como decíamos ayer. Ese filme y ese mortal viaje fueron los últimos mojones de la vida de Manuel Altolaguirre, el miembro más joven de toda la Generación del 27, esa segunda edad de oro de la poesía española. Altolaguirre para la historia humana y literaria, pero Manolito para los amigos y compañeros de escaramuzas poéticas. El malagueño, desconocido para muchos españoles, salvo los peertenecientes a círculos especializados, fue un hombre de la Cultura, así, con mayúsculas, un ingeniero del verso, pero también un estibador de la palabra, un arcángel de manos obreras como dijo Manuel Altolaguirre, cineasta, editor, impresor y poeta de él Pablo Neruda, el gran chileno. Antes de que su vida acabara en una carretera asfaltada de dos direcciones (en un accidente considerado demasiado extraño por algunos) y el cine se hubiera convertido en su última y gran pasión, Manuel Altolaguirre ya lo había hecho antes con la poesía y, por supuesto, con la edición y la impresión. De sus imprentas (como Sur, de Málaga) salieron los primeros libros de sus compañeros de generación. Y como editor lanzó revistas de indudable carga poética (como Litoral tam- ABC bién primera residencia tipográfica de los del 27, y Caballo Verde para la Poesía que fuera dirigida por el mencionado Neruda) pero también social y política, como Hora de España que dirigió durante la Guerra CIvil (en la que, crueldades del destino: el que era un ferviente y convencido republicano perdió a dos hermanos víctimas de los suyos Reencuentros y desencuentros Toda esta ingente labor es la que ha querido recoger el documental, a través de comentarios de otros poetas de