Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
112 Los sábados de ABC SÁBADO 26 11 2005 ABC PROPUESTAS Y LUGARES to somos, así somos. Eso es lo que proclaman las imágenes de la nueva producción cinematográfica para la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía; Andalucía es cultura, una tarjeta de presentación audiovisual creada por un equipo de artistas y técnicos convocados, por primera vez en nuestra comunidad, en condiciones profesionales óptimas. Esta credencial audiovisual de doce minutos de duración, es el resumen de veinte años de compromiso y esfuerzo, miles de imágenes captadas con tesón y paciencia y un despliegue de producción, enteramente privado, cuyo resultado es ahora susceptible de ser usado por todos los andaluces para proclamar algo aparentemente tan sencillo como así es mi tierra en el lenguaje más universal y accesible que la cultura y la tecnología han generado al cabo de siglos de civilización. La monumentalidad y el paisaje andaluz han sido convertidos en muchas ocasiones por parte de algunos escritores, pintores y cineastas en mentiras y clichés. Es cierto que Andalucía esconde una belleza y una leyenda que, a veces, tienden al exceso y al desbordamiento. Por eso, el cine, que es un arte ontológico, mecánico, en cierto modo frío, pero de una frialdad que nos conmueve, nos restituye la verdad perdida, crucial, cierta, de nuestra monumen- Es Una imagen blanca característica de muchos rincones andaluces El mundo en un bolsillo. O en un DVD. Lebrón ha resumido el patrimonio paisajístico y cultural andaluz en los escuetos límites de un disco Andalucía es cultura TEXTO: JUAN LEBRÓN DIRECTOR Y PRODUCTOR DE ANDALUCÍA ES CULTURA talidad y nuestro entorno. Esa esencia a la que hemos querido someternos en Andalucía es cultura, un resumen audiovisual de lo que encierra esta tierra pensado para ser usado como nuestra más internacional tarjeta de visita despojada de retórica y de adherencias. Es a la vez un método de redescubrir que lo más extraordinario es que gran parte de nuestra leyenda es cierta o está depositada sobre la belleza incontestable de una geografía asombrosa. Las imágenes que contiene la película son espectaculares y yo creo que le permiten a Andalucía contemplarse a sí misma en la cima de su apo- teosis visual. La cámara tan sólo actúa como una mirada notarial que levanta la cartografía de una región rotundamente bella, desparramada en opuestos. Desde los enigmas prehistóricos de Antequera, el esplendor romano Una mirada notarial sobre una región rotundamente bella, desparramada en opuestos de Itálica y el hechizo andalusí de Sevilla, Córdoba y Granada, a la elegancia renacentista de Jaén, la ensoñación colonial de Cádiz, los aires románticos de Ronda o la modernidad picassiana de Málaga. Este trabajo puede señalar, quizá, un nuevo despertar audiovisual que permita a Andalucía competir en el muy exigente, vertiginoso y globalizado reto digital al que, queramos o no, nos enfrentamos y en el que, de hecho, ya estamos inmersos. Andalucía, con nuevos productos dotados de esta ambición y calidad, debe regenerar las grandes aportaciones de sus artistas literarios, musicales o pictóricos que pudieron expresarse y conmover al mundo desde sus respectivos medios prácticamente pre- industriales. Estamos en la hora de enfrentarnos al reto de resituarnos en el imaginario universal con productos de última tecnología que exigen esfuerzos decididamente colectivos y punteros. Hoy sólo podemos estar visualmente en el mundo si trabajamos coordinadamente con ambición y medios. De no hacerlo, ¿qué andaluces reemplazarán a aquellos otros que resplandecieron en el siglo XX- -Picasso, Lorca, Falla, Alberti... -en el mucho más sofisticado, tecnológico y competitivo siglo XXI? Además de no conseguirlo, se plantea otra incógnita inquietante: ¿seremos los andaluces los dueños de nuestra propia identidad exterior? No se trata de superar las aportaciones artesanales de nuestros grandes genios. Sólo se trata de sumar a éstas las miradas rotundamente contemporáneas, y no por ello menos luminosas, con las que se construyen o desvanecen los imaginarios culturales de las grandes audiencias: el escenario digital para el que hemos diseñado este nuevo DNI visual que nace, dado su contenido, con vocación de perpetuo y ancestral, y que espero pueda contribuir a posicionar a Andalucía, una vez más, en el lugar destacado que, por cultura y belleza, merece. El Patio de los Leones, de la Alhambra granadina, bajo la nieve